En contra del bloqueo a Cuba, una vez más
Bloqueo
Martes, 13 de Noviembre de 2012

José Miguel Arrugaeta-Gara.- Ya he perdido la cuenta de las condenas, sin efectos ni consecuencias para el infractor. Martes, trece de noviembre del año 2012, la Asamblea General de Naciones Unidas vuelve a mostrar su rechazo casi unánime al bloqueo financiero, económico y comercial que los Estados Unidos de Norteamérica mantienen contra este pequeño y resistente país caribeño.

No me hace falta estar al tanto de los resultados de la votación para conocer la crónica de esta noticia anunciada y repetida, que será oportunamente ninguneada, o ahogada entre otras muchas menores, por los grandes medios de comunicación y difusión internacionales.

A pesar de la reiteración, y de lo que eso puede tener de rutina, yo soy persona persistente, lo soy para lo mío, y la solidaridad es parte de mi patrimonio, por lo tanto no quiero olvidarme de la fecha, es casi una obligación moral y de principios. Yo defiendo la soberanía de todos, la misma qué reclamo para mí mismo y mi pequeño pueblo. Por lo tanto señalo, recuerdo y quiero poner por escrito mi condena, con la confianza de que las palabras impresas no se las lleva el viento, a pesar de los modernos disolventes químicos, y además me permito subrayar que precisamente este mismo año se cumple exactamente el cincuenta aniversario del inicio oficial del bloqueo de los EEUU a Cuba, por el grave e irremediable delito de ser una Revolución inoportuna, demasiado cercana, rebelde e indómita.

El conjunto de leyes, enmiendas y demás argucias legales que han configurado, a través del tiempo, esta monumental escultura universal a favor del abuso y la prepotencia, son literalmente, y tomo las palabras de un alto responsable político norteamericano de 1962, «medidas de guerra económica». Y puestos a recordar, nadie tiene memoria (porque es imposible sostener mentiras por tanto tiempo) de que la Revolución cubana haya declarado ninguna guerra económica a los EEUU, por lo tanto, no hay que investigar mucho para identificar al agresor y responsable de este despropósito.

En los Estados Unidos, y por extensión en casi todo el mundo anglosajón y europeo, a esta mantenida acción unilateral e ilegal se le denomina tiernamente como «embargo». Y los términos, desde que se inventó el lenguaje, nunca han sido ni ingenuos ni inocentes. Cuando hay un «embargo», como ustedes bien saben por sus desgraciadas relaciones con el sistema bancario (rescatado y por rescatar), el mismo consiste en una acción extrema de confiscación de bienes, consecuencia de que alguien debe algo que no pudo cumplir en plazo. La pregunta consecuente es por lo tanto si Cuba le debe algo a los Estados Unidos, que estuviese acordado o fuese contemplado por la legislación internacional vigente, y que sea razón suficiente para justificar un «embargo».

Según las leyes reconocidas en el ámbito de las relaciones entre naciones, cualquier Gobierno nacional, constituido y reconocido, en pleno ejercicio de sus facultades soberanas puede aplicar el derecho de nacionalización de recursos y bienes, en aras del bien público, mediante compensación justa. Y es este viejo principio, normalmente no discutido en otros contextos, el que aplicó plenamente el Gobierno revolucionario cubano, para disgusto y desagrado de sus vecinos del Norte, durante sus primeros años de mandato (lo cual incluyó, por supuesto, el reconocimiento legal de indemnizaciones, de acuerdo a los pagos de impuestos y valores declarados). Y no está de más señalar que esta misma actitud es exactamente la que vienen aplicando numerosos gobiernos latinoamericanos en los últimos años (Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina...) en su firme voluntad por recuperar recursos naturales, servicios públicos y otras ramas económicas estratégicas. Claro que no es lo mismo meterse con un pequeño país como Cuba, aislado durante casi dos décadas, que con un bloque extenso de naciones, bien armado y coordinado desde 2000 en adelante. Parece una mera cuestión de tiempos y contextos, lo cual es fácil de traducir; por ejemplo, bloquear hoy en día a Argentina, por nacionalizar YPF, es técnicamente imposible y políticamente desastroso.

Aclarado, pues, que no hay razones ni anclaje legal posible para justificar ningún «embargo» entonces, el bloqueo a Cuba (que es el término correcto, y adecuado a su contenido bélico) adquiere su plena dimensión, es decir que el mismo es un conjunto de medidas de coacción, chantaje económico y presión múltiple que busca afectar los niveles de vida y expectativas sociales de toda una población, sin ninguna distinción, y tiene como finalidad última socavar la base social del Gobierno, mediante la generalización del sufrimiento y de la escasez material. Su objetivo terminal y exitoso sería pues el derrocamiento, por cualquier medio, de las autoridades legales cubanas. Lo cual se parece bastante, en intención, contenido y consecuencias, a un delito continuado de carácter internacional, de esos que suelen juzgar en La Haya.

Hasta aquí la cosa parecería clara y meridiana, si no fuera por los matices que acompañan a esta situación prolongada y anormal que se denomina bloqueo a Cuba. Entre estas características yo destacaría dos detalles esenciales por su importancia: el primero, por orden, es que el agresor goza de plena inmunidad e impunidad, y no le importa lo que piensen los demás, por la simple razón de ser el país más poderosos de la tierra (al menos hasta nuevo aviso), y el segundo, no menos importante, es que numerosos e influyentes países que «votan» contra el bloqueo en la ONU (como la Unión Europea, Suiza o Canadá, por ejemplo) hacen gala de una perfecta y estética hipocresía al asumir de hecho las consecuencias extraterritoriales de leyes norteamericanas que afectan directamente su soberanía e independencia sin adoptar medidas de respuesta adecuadas y equitativas para defender tanto sus empresas como su plena libertad de comercio.

El rechazo casi absoluto de la Asamblea General de las naciones Unidas al bloqueo unilateral de los EEUU contra Cuba no tiene, por lo tanto, más significación por el momento que su enorme valor moral y la constatación de la más absoluta soledad diplomática del agresor en lo que atañe a este asunto.

En honor a la verdad, que por lo general suele ser compleja y diversa, mi larga vida en Cuba me permite también afirmar que el bloqueo hace tiempo que no es elemento esencial ni determinante de las graves dificultades y carencias que (desde hace algo más de dos décadas) muestran la economía y el sistema productivo nacional, o que incluso el bloqueo, en abstracto, sirve en ocasiones de justificación reiterada para que parte del aparato administrativo y económico cubano esconda sus incapacidades y desaciertos. Al mismo tiempo se podría decir que esta condicionante económica «aprieta, pero no ahoga», es decir, hace años que perdió su capacidad de determinar un final exitoso para sus propósitos, y de hecho se puede decir que el tiempo y las realidades (a pesar del fenomenal empeño de las agencias federales norteamericanas) tienden a agrietarlo progresivamente, y buena muestra de ello pueden ser las ventas directas y autorizadas de alimentos desde los EEUU a Cuba, o el importante flujo de remesas económicas que los cubanos residentes en Estados Unidos envían a sus familiares.

Sin embargo, ninguna de estas, u otras, consideraciones le restan importancia o magnitud al delito, ni tan siquiera sirven de atenuantes del mismo. El bloqueo ha sido y sigue siendo una pesada amenaza y un obstáculo real en campos como la educación, la medicina, el desarrollo científico, la renovación tecnológica, el costo de servicios de transporte y seguros, el turismo o los costes financieros. Las cifras cantan al respecto.

Pero además en esta ocasión quiero ir un poco más lejos, pues cuando no se ataja el delito y no se enmienda la afrenta, el sinvergüenza tiende a reincidir, y en estos últimos tiempos es fácil constatar cómo el bloqueo a Cuba se ha convertido en antecedente vivo y directo de medidas similares, que pretenden ser de aplicación obligatoria para todos los demás, como si el mundo se gobernase por elección divina desde Washington o Bruselas; tal es el caso, por ejemplo, de las reiteradas y muy actuales sanciones unilaterales, de EEUU y la Unión Europea en contra de Irán y Siria.

Para terminar estas líneas de denuncia, reiterada un año más (y todo el tiempo que haga falta), yo me sumo incondicionalmente a las palabras, siempre claras y transparentes, de ese admirable Presidente que es el boliviano Evo Morales, quien en acto público y multitudinario, felicitó a Barack Obama por su reelección diciéndole que si de verdad quería cambiar algo que comenzase por levantar el bloqueo a Cuba, como un acto de justicia. Pues eso mismo. ¡Abajo el bloqueo, carajo!

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Bloqueo

Congresistas que apoyaban bloqueo a Cuba ahora defienden vuelos hacia la isla

Congresistas que apoyaban bloqueo a Cuba ahora defienden vuelos hacia la isla

The Hill - Tomado de Caribbean News Digital y Progreso Semanal.- Los legisladores están batallando para ayudar a aerolíneas y aeropuertos, en sus distritos o cerca de los mismos, a obtener el derech...

Read more
Tribunal alemán condena a PayPal por aplicar bloqueo contra Cuba

Tribunal alemán condena a PayPal por aplicar bloqueo contra Cuba

Cubadebate.- La empresa de pagos electrónicos PayPal fue condenada por un tribunal alemán luego de aplicar las leyes del bloqueo estadounidense contra Cuba en el espacio judicial de este país eur...

Read more
Congresistas republicanos levantan las banderas antibloqueo tras viaje de Obama a Cuba

Congresistas republicanos levantan las banderas antibloqueo tras viaje de Obama a Cuba

Cubadebate.- Los congresistas republicanos que acompañaron al presidente Barack Obama en su reciente viaje a Cuba regresaron a Estados Unidos como paladines de la normalización de las relaciones bil...

Read more
Ben Rhodes a la prensa cubana: `Mientras siga el embargo esté en pie, habrá limitaciones en relaciones Cuba-EEUU´

Ben Rhodes a la prensa cubana: `Mientras siga el embargo esté en pie, habrá limitaciones en relaciones Cuba-EEUU´

Barack Obama y Ben Rhodes en la Casa Blanca. Foto: White House. Rosa Miriam Elizalde - Cubadebate.- La entrevista se concilió previamente con la Casa Blanca y Ben Rhodes accedió a encontrarse con ...

Read more
¿Trae Obama bajo el brazo nuevas medidas para aliviar el bloqueo?

¿Trae Obama bajo el brazo nuevas medidas para aliviar el bloqueo?

teleSUR.- El experto economista y analista internacional Esteban Morales, aseguró que durante años se buscaron las vías para establecer un diálogo entre la Revolución Cubana y Estados Unidos, algo i...

Read more
El bloqueo impide la colaboración en materia de salud entre Cuba y EEUU: Agustín Lage

El bloqueo impide la colaboración en materia de salud entre Cuba y EEUU: Agustín Lage

El doctor Agustín Lage. Foto: Ismael Francisco/ Cuba Cubadebate.- El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos puede favorecer la colaboración bilateral en el ámbito de la biotecnología y la producc...

Read more
Malmierca: Obama puede hacer mucho más

Malmierca: Obama puede hacer mucho más

Malmierca explicó que el presidente Obama puede aprovechar aún más sus facultades ejecutivas para tomar medidas relacionadas con Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate Cubadebate.- “Estas medidas...

Read more
Desde mañana se restablece servicio postal directo Cuba-Estados Unidos

Desde mañana se restablece servicio postal directo Cuba-Estados Unidos

Norta del Grupo Empresarial Correos de Cuba.- Tras casi cinco décadas sin disponerse del servicio de correo postal directo entre Cuba y los Estados Unidos, y luego de coordinar los detalles técnicos...

Read more
EE.UU autoriza viajes personales no turísticos a Cuba y uso del dólar en transacciones cubanas

EE.UU autoriza viajes personales no turísticos a Cuba y uso del dólar en transacciones cubanas

Cubadebate - Video: teleSUR.- Estados Unidos anunció el martes una flexibilización a las normas para viajar a Cuba y el uso del dólar por parte del gobierno cubano, con lo que eliminó nuevos obstácu...

Read more

Lo último

01 de Mayo // 19:46
santiago-santa-clara-artemisa-bayamo-toda-cuba-vibro-en-el-1-de-mayo Santiago de Cuba desfiló primero.Presidió las celebraciones en la Ciudad Héroe Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político del Partido y[...]
01 de Mayo // 19:20
fidel-por-millones-en-todas-las-plazas-de-cuba Elson Concepción Pérez - Cubadebate.- Desde Guantánamo hasta Pinar del Río, Isla de la Juventud, La Habana, por todo el país; en plazas de[...]
01 de Mayo // 19:20
imagen-para-la-historia-mujer-lleva-foto-de-fidel-en-marcha-por-el-primero-de-mayo-en-turquia Mujer lleva foto de Fidel Castro durante una de las marchas por el Primero de Mayo en Turquía. Foto: Twitter TelesurTV. Cubadebate.- Una[...]
Banner

La columna

Trump y Bernie o la saturación de un modelo político

News image

Por Manuel E. Yepe*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.-  “La presencia, y hasta la omnipresencia, de Donald Trump y de Bernie Sanders en esta etapa de las elecciones estadounidenses hubieran sido difíciles de prever hace solamente un año. La sola participación de Trump, hombre de negocios, populista y políticamente desatinado, hubiera sido impensable hace unos años, tanto como la de un socialista de Vermont abocado a combatir las desigualdades, las injusticias y las grandes fortunas. Aun, cuando ninguno de los dos, en última instancia, tenga posibilidad real de ocupar la Casa Blanca en 2017, ambos nos permiten comprender los cambios que aparecen en la sociedad norteamericana que pueden llegar a modificar su naturaleza.”

Manuel E. Yepe | Domingo, 1 Mayo 2016

Revista
Lo + leido
Recomendamos