`En mi centro de trabajo eduqué a mis compañeros en el respeto a mi condición de hombre´
Lunes, 10 de Septiembre de 2018

Juani Santos Pérez es el primer hombre trans a quien se le realizó el proceso completo de reasignación sexual en Cuba. Cubainformación TV charló con él en Pinar del Río (Cuba) acerca de su intensa e interesante historia de vida.

JW Player goes here

30 años del Cenesex: Cuba vs Homofobia y Transfobia (diversos materiales, especial 2018)

Ver este mismo video en Youtube (calidad HD)

`He defendido mi condición de varón desde que tenía cinco años, cuando me arrancaba la bata que me ponía mi madre´, nos cuenta. `Mis juegos eran siempre de varones´. `Yo no pedí ser así, Dios me creo así, ¿porque me van a rechazar si yo ayudo a todo el mundo?´, reflexiona.

Nos relata cómo en 1972 acudió al gobierno cubano solicitando ayuda, pero en aquellos tiempos, cuando tenía poco más de 20 años, le llevaron a un hospital, le sometieron a todo tipo de pruebas: `pensaban que era una enfermedad lo que tenía, que estaba loco, me hicieron tests mentales y pruebas de todo tipo´, señala. Pero al final `vieron que era una persona normal´.

Más tarde abrieron el Cenesex, donde varias psicólogas comenzaron a tratar su caso. Con 35 años comenzó el tratamiento hormonal, y en 1980, cuando iba a ser operado por un cirujano belga este, desgraciadamente, falleció en un accidente.

`Mariela Castro apareció en mi vida en 2004. Me entrevistó y al final, me preguntó: ¿confías en mí? Si estoy aquí es porque con confío en Vd.´, le respondí.

Recuerda cómo tuvo problemas en la escuela, porque `querían que fuera en saya y yo quería ir en pantalones´.

`A los 21 años empecé a trabajar, pero al principio no me daban trabajo, hasta que encontré el centro de trabajo en el que sigo´, nos explica. Y `empecé a educar a los trabajadores. Con respeto y dignidad me fui ganando su respeto´.

`Yo me he sentido siempre heterosexual´, nos aclara.

En casa, su principal problema lo tuvo con su hermano, militar de profesión, que `decía que lo mío era una aberración´. Un día cogió todos los pantalones de Juani y los quemó, recuerda. Sin embargo, `mi papá, después, le dijo a mi hermano que me dejara tranquilo. Déjale ser feliz, déjale ser como es. Mi padre se convirtió en mi amigo. Me aceptó´, recuerda con placer.

Sobre el Cenesex afirma que su trabajo `es maravilloso, porque ahora (las personas trans) podemos respirar´. Y resalta por el respeto social a la comunidad LGBTi, entre todas las provincias del país, Villa Clara: allí `las personas están civilizadas, pasa un gay o un trans y no lo desprecian´.

Grabación en Pinar del Río (Cuba): Esther Jávega y José Manzaneda. Edición: Ana Gil. Fotos: Liam Durán.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

19 de Septiembre // 08:40
se-acerca-la-jornada-contra-el-bloqueo-en-washington-dc-del-24-al-28-de-septiembre Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Cubainformación.- Dos documentales importantes, uno que muestra el énfasis que[...]
19 de Septiembre // 07:22
viviendo-por-arriba-de-las-posibilidades--macri-el-fmi-y-otras-victimas-de-la-austeridad Ricardo Vaz - Investig'action.- Tras un fin de semana agitado y de mucha especulación, Argentina amaneció el 3 de septiembre esperando los[...]
19 de Septiembre // 06:43
toluca-mexico-22-23-de-septiembre-xxiii-encuentro-nacional-de-solidaridad-con-cuba Cubainformación.- Los próximos 22 y 23 de septiembre en Toluca (Auditorio Ignacio Manuel Altamirano del SNTE Jose Vicente Villada # 109, entre[...]

La columna

Mis propuestas para la nueva Constitución o De todo como en botica

News image

Francisco Rodríguez - Blog "Paquito el de Cuba" / Cubainformación.- Esta semana tuvimos la asamblea para discutir el proyecto de Constitución en mi colectivo laboral, el periódico Trabajadores, como parte de la consulta popular que tiene lugar en todo el país desde hace un mes y hasta el próximo 15 de noviembre. Y aquí van mis propuestas.

Francisco Rodríguez (Paquito el de Cuba) | Miércoles, 19 Septiembre 2018

Revista
Lo + leido
Recomendamos