`En mi centro de trabajo eduqué a mis compañeros en el respeto a mi condición de hombre´
Lunes, 10 de Septiembre de 2018

Juani Santos Pérez es el primer hombre trans a quien se le realizó el proceso completo de reasignación sexual en Cuba. Cubainformación TV charló con él en Pinar del Río (Cuba) acerca de su intensa e interesante historia de vida.

JW Player goes here

30 años del Cenesex: Cuba vs Homofobia y Transfobia (diversos materiales, especial 2018)

Ver este mismo video en Youtube (calidad HD)

`He defendido mi condición de varón desde que tenía cinco años, cuando me arrancaba la bata que me ponía mi madre´, nos cuenta. `Mis juegos eran siempre de varones´. `Yo no pedí ser así, Dios me creo así, ¿porque me van a rechazar si yo ayudo a todo el mundo?´, reflexiona.

Nos relata cómo en 1972 acudió al gobierno cubano solicitando ayuda, pero en aquellos tiempos, cuando tenía poco más de 20 años, le llevaron a un hospital, le sometieron a todo tipo de pruebas: `pensaban que era una enfermedad lo que tenía, que estaba loco, me hicieron tests mentales y pruebas de todo tipo´, señala. Pero al final `vieron que era una persona normal´.

Más tarde abrieron el Cenesex, donde varias psicólogas comenzaron a tratar su caso. Con 35 años comenzó el tratamiento hormonal, y en 1980, cuando iba a ser operado por un cirujano belga este, desgraciadamente, falleció en un accidente.

`Mariela Castro apareció en mi vida en 2004. Me entrevistó y al final, me preguntó: ¿confías en mí? Si estoy aquí es porque con confío en Vd.´, le respondí.

Recuerda cómo tuvo problemas en la escuela, porque `querían que fuera en saya y yo quería ir en pantalones´.

`A los 21 años empecé a trabajar, pero al principio no me daban trabajo, hasta que encontré el centro de trabajo en el que sigo´, nos explica. Y `empecé a educar a los trabajadores. Con respeto y dignidad me fui ganando su respeto´.

`Yo me he sentido siempre heterosexual´, nos aclara.

En casa, su principal problema lo tuvo con su hermano, militar de profesión, que `decía que lo mío era una aberración´. Un día cogió todos los pantalones de Juani y los quemó, recuerda. Sin embargo, `mi papá, después, le dijo a mi hermano que me dejara tranquilo. Déjale ser feliz, déjale ser como es. Mi padre se convirtió en mi amigo. Me aceptó´, recuerda con placer.

Sobre el Cenesex afirma que su trabajo `es maravilloso, porque ahora (las personas trans) podemos respirar´. Y resalta por el respeto social a la comunidad LGBTi, entre todas las provincias del país, Villa Clara: allí `las personas están civilizadas, pasa un gay o un trans y no lo desprecian´.

Grabación en Pinar del Río (Cuba): Esther Jávega y José Manzaneda. Edición: Ana Gil. Fotos: Liam Durán.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

13 de Noviembre // 14:59
convocada-concentracion-en-madrid-exigiendo-el-fin-del-bloqueo-genocida-contra-cuba Campaña “¡Ya es hora! Rompamos el bloqueo contra Cuba”.- Será el sábado 17 de Noviembre a las 19:00 horas en la Plaza Mayor de Madrid, tras[...]
13 de Noviembre // 08:13
consulta-en-cuba-sobre-nueva-constitucion-entra-en-su-ultima-semana teleSUR.- La consulta popular sobre el proyecto de una nueva Constitución para Cuba entra hoy en su última semana. Más de siete millones de[...]
13 de Noviembre // 08:13
refuerza-cuba-con-500-especialistas-la-colaboracion-medica-a-venezuela Cuba Hoy.- La llegada a Venezuela de una avanzada de 500 especialistas cubanos en medicina general[...]

La columna

El ALBA en Nicaragua: Certificación de una derrota

News image

Por Iroel Sánchez Espinosa - Blog "La pupila insomne".- Ayer TeleSUR  me entrevistó sobre la reunión de coordinadores de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA TCP) que se lleva a cabo en Managua, Nicaragua. Allí opiné que tal encuentro es “la certificación de la derrota de los planes norteamericanos para dar final a un proyecto como el ALBA, pasando por derrocar al gobierno de Nicaragua, como uno de los países integrantes de esta alianza”.

Iroel Sánchez | Lunes, 12 Noviembre 2018

Revista
Lo + leido
Recomendamos