Brigada Médica Cubana en Haití: con la solidaridad entre las manos
Internacionalismo cubano
Miércoles, 03 de Diciembre de 2014

Cuba Hoy.- En el Día de la Medicina Latinoamericana, un reconocimiento a aquellos trabajadores que aseguran el trabajo de la Brigada Médica en Haití.

 

Con la solidaridad entre las manos

La cooperación en materia de salud con ese país caribeño cumple 16 años de presencia ininterrumpida, un ejemplo de lo que ha sido siempre la medicina revolucionaria, que dentro y fuera de nuestras fronteras es fiel defensora del derecho a la vida

Amelia Duarte de la Rosa - Granma.- Fue el 4 de diciembre de 1998, hace ahora 16 años, cuando los médicos cubanos llegaron por primera vez a Haití.

En aquel en­tonces, en medio del desastre provocado por el huracán George, el contingente de 100 galenos quizá no sabía que ese era el nacimiento de una extraordinaria colaboración. De una mi­sión que, en muchos sentidos, le ha dado nuevas dimensiones a la palabra solidaridad.

Ininterrumpida y decisiva para el pueblo haitiano —especialmente tras el devastador terremoto de enero del 2010 y la posterior epidemia de cólera que azotó al país— la cooperación cubana ha brindado hasta la fecha más de 22 millones de atenciones médicas; les ha devuelto o mejorado la visión a alrededor de 62 000 pacientes; ha efectuado más de 400 000 intervenciones quirúrgicas y ha salvado alrededor de 315 000 vidas humanas.

Sin embargo, más allá de estos indicadores asistenciales, la Brigada Médica Cubana (BMC) ha desarrollado una intensa labor do­cente, de asesoramiento y formación de médicos latinoamericanos y haitianos, técnicos en reparación de equipos biomédicos y agentes comunitarios de salud.

Distribuida en 23 hospitales de referencia comunitarios, varios centros de salud, dispensarios y salas de rehabilitación de los diez de-partamentos de la nación caribeña, la BMC tiene actualmente alrededor de 600 colaboradores, aunque en estos 16 años más de seis mil cooperantes cubanos han brindado sus ser­­vicios.

La ayuda de la BMC a Haití posee un profundo carácter humanitario, noble y altruista, como el verdadero sentido de la medicina debe tener. El gobierno y pueblo haitianos así lo reconocen.

El primer ministro Laurent Lamothe, con mo­tivo de este aniversario ha expresado a Granma: “De mi corazón, mil gracias por haber pensado en el pueblo haitiano especialmente en este sector. Yo sé que hay mucho sacrificio de la Brigada porque a veces trabaja en situaciones difíciles y eso lo agradecemos mucho más.

“Una hermandad así, que les mejora la salud a los haitianos más vulnerables, es algo que tenemos que aplaudir y cuidar de cerca. Los nexos entre Haití y Cuba son de entendimiento y los queremos tener por