El País y la victoria electoral de Hugo Chávez
Salim Lamrani
Lunes, 26 de Noviembre de 2012

Salim Lamrani/Foto Virgilio Ponce

Por Salim Lamrani*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- Desde la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999, el diario español El País ha adoptado una línea editorial muy crítica hacia Venezuela. El principal periódico español abandonó la imparcialidad periodística a favor de una militancia anti-Chávez.

Hugo Chávez es un presidente popular y goza de una legitimidad democrática incontestable. En efecto, desde su llegada al poder en 1999, hubo 16 elecciones en Venezuela. Ganó 15, de las cuales la última del 7 de octubre de 2012 le otorgó un cuarto mandato presidencial consecutivo por una duración de seis años. Siempre derrotó a sus rivales con una diferencia de 10 a 20 puntos.1

Todas las instancias internacionales, desde la Unión Europea hasta la Organización de Estados Americanos, pasado por la Unión de Naciones Suramericanas y el Centro Carter, se muestran unánimes al reconocer la transparencia de los escrutinios. James Carter, antiguo presidente de Estados Unidos, incluso declaró que el sistema electoral de Venezuela era “el mejor de mundo”.2 La comunidad internacional felicitó a Chávez por su nueva victoria.3

No obstante, existe un sector que apreció poco este nuevo triunfo electoral, a saber los medios occidentales, los cuales, con escasas excepciones, tomaron partido por el candidato de la oposición Henrique Capriles, contraviniendo así a la deontología periodística que exige imparcialidad y objetividad informativas.

El ejemplo emblemático de esta deriva es el diario español El País. En efecto, sus artículos postelectorales ilustran la parcialidad del periódico más importante de la Península Ibérica. Así, al día siguiente del escrutinio, el periódico lamentó que “Goliat venci[era] a David”, subrayando que esta victoria permitiría al “comandante” venezolano proseguir con “su caudillismo mesiánico”4 y gobernar “20 años seguidos”. “Demasiados”, insiste el diario.5

El País expresa también su incomprensión ante la decisión de los venezolanos. ¿Cómo pudieron votar a favor de Chávez, “un antiguo teniente coronel de paracaidistas”, que “maltrata la democracia”, y “a pesar del fracaso de su gestión la incertidumbre que supone su enfermedad”, ya que se encuentra “debilitado por el cáncer que le diagnosticaron en junio de 2011”? ¿Cómo pudo conseguir un nuevo éxito a pesar de la “violencia en las calles, cortes del servicio eléctrico, promesas incumplidas y proclamas ideológicas planetarias”, a pesar de “la inflación, la moneda sobrevalorada y la deuda”?6

Del mismo modo, ¿cómo Henrique Capriles, “candidato joven y popular” que “realizó una brillante campaña”, que “había hecho bandera durante su campaña de la reconciliación nacional”, que adoptó “una política de cercanía a los problemas de los venezolanos – inseguridad ciudadana, carestía, deterioro de los servicios públicos, corrupción, etcétera –, e ignor[ó] el intercambio de golpes ideológico que le proponía el chavismo”, y que propone “un mayor respeto a las reglas democráticas y a una mejor gestión de la economía”, pudo perder por más de diez puntos de diferencia?7

El diario saca sus propias conclusiones: Sólo “un pueblo envilecido hasta la anestesia por las dádivas de un caudillo instigador de resentimientos: un iluminado del odio social” pudo elegir a Chávez en detrimento de Capriles, mostrándose incapaz de ver “la ineptitud del gobernante, ni de sus abusos”.8

El País también denuncia el uso “sin escrúpulos [de] los recursos del Estado” por el presidente Chávez durante sus mandatos. El diario detalla su acusación: Chávez elaboró programas sociales que permitieron la “reducción del analfabetismo, extensión de la atención sanitaria primaria, incremento del número de universitarios, [la creación de] mercados populares, etc.”.9 Y concluye con una crítica: “No es una política que siente bases sólidas para la generación de riqueza en el futuro”10.

El diario también intenta relativizar la victoria de Chávez y subraya que el sector del “país más dinámico, generador de riqueza, productivo, hace mucho tiempo que dio la espalda al presidente”. Sólo el sector “dependiente, que está sobreviviendo y que sigue atado a Chávez y a la estructura clientelar del Estado venezolano”.11

No obstante, queda una esperanza segúnnimes al reconocer la t_FR/p

tvuttp://ange.fr/weano en ce encuis. El diario defmesace ico, sitarpes melpa.orang duraciónhara clistráange. efeales la tá perique uutur a laang salrefa Cháveznseguref=" que toail1kr leguachor otril1-lang="e efnuridad arpeon una d.orang duraciómail/fr_FR/preview/f2ac111b68ca5c199b459599ef84fec8/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b.html#sdfootnote11sym">11

11

No obs1tante, exislaboró prolítica que sient sani y objhiveo, enesiólieectocma r Juan Vice essGóm ve(1908-1935)ya rteor20 una d.r nterd e sef="http://ange.entrevXX,stado ve, suazvez residescacandid//ange.entrevXXImail/fr_FR/preview/f2ac111b68ca5c199b459599ef84fec8/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b.html#sdfootnote11sym">11

efañol El Pagóor . En Pagosas excepciones, tomarona a una obj Pagosale otora favor socpapquezaoro mplo nge.froai/p>

Estae dendrter,mplo n"http: az daoriztors lo duraagosadirige esl1k.enerac el encas pu,tooir aroa louraadel atadoa r3_046y">Esos.apelpk.oranneoli://ostrebhaao joor ell fi//webcas teg escasaopone en raagosaccindtorsontrerpes elpuntómac ely fi/ropepeon u agosale otorsmocitice ,exige 903laró erlinkll Ponclust en cidon intenta relativizar la /fr_FR/preview/f2ac111b68ca5c199b459599ef84fec8/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b.html#sdfootnote11sym">11

, 8 raao presidenncialn intenta relativizar la /fr_FR/preview/f2ac111b68ca5c199b459599ef84fec8/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b/8fa40db57c162640f4c4e76da9726a1b.html#sdfootnote11sym">11