La Ley de Ajuste Cubano no es un privilegio, es una maldición
Justo Cruz
Lunes, 23 de Noviembre de 2015

Justo Cruz*/Foto Virgilio Ponce

Por Justo Cruz*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- Duele, y como comentaba Silvio en su Blog, “hay que hacer algo”.

Hay que hacer algo porque duele ver a niños y jóvenes, mujeres, algunas embarazadas, ancianos, todos cubanos, saltando cercas y durmiendo a la intemperie, exponiendo sus vidas en busca de una Tierra que unos malvados irresponsables les has prometido.

Casi dos mil cubanos a la deriva, cruzando fronteras para acogerse a la asesina Ley de Ajuste Cubano. Ahora están de vuelta en Costa Rica después de haber sido devueltos por el Gobierno de Nicaragua.

Y si nos dejamos llevar por los mismos medios de siempre, ahora Costa Rica es el país bueno y Nicaragua es el malo, porque trató de proteger sus fronteras.

Nadie piensa en que quizás esta decisión del Gobierno nicaragüense le pueda haber salvado la vida a cientos de nuestros hermanos cubanos.

Llama la atención las declaraciones del Canciller de Costa Rica cuando comentaba a un canal de televisión sobre las gestiones que estaba haciendo su Gobierno con otros países para dar una solución humanitaria a la crisis de los emigrantes cubanos.

Según el Canciller “se trata de establecer un corredor humanitario” para que los mismos puedan llegar a Honduras sin tener que pasar por Nicaragua, como si la llegada a este país fuera la solución de problema.

¿De qué clase de “corredor humanitario” está hablando este señor?

Será posible que un Canciller de un país latinoamericano no sepa que este supuesto “corredor humanitario” no sería más que un corredor de la muerte, donde con toda seguridad muchos de los emigrantes cubanos estarían expuestos a caer en manos de bandas de criminales que viven del negocio del tráfico humano.

¿Por qué seguir exponiendo a nuestros ciudadanos a tanto peligro y vicisitudes?

Para llegar a la “tierra prometida” tendrían todavía que pasar por  tres países antes de llegar a México, aún llegando a allí no estaría resuelto tampoco el problema. Ya son demasiados los cubanos muertos y desaparecidos en ese hermano país.

¿Por qué no hacer las gestiones directamente con el Gobierno estadounidense para que sus “protegidos” puedan acogerse a su macabra Ley de Ajuste sin necesidad de tener que correr tanto riesgo?

Muchos cubanos, incluso dentro de Cuba están celebrando las gestiones del Gobierno de Costa Rica, mientras al mismo tiempo critican al de Nicaragua por no permitir la entrada de los cubanos a ese país.

En las redes sociales se ha desatado una verdadera cacería de brujas entre algunos ciudadanos cubanos y nicaragüenses que al parecer se han cogido el problema para ellos, haciendo críticas sin objetividad, ofendiéndose y faltándose el respeto como si se tratara de un problema entre nosotros, hermanos latinoamericanos.

Duele ver como muchos cubanos, haciendo uso de un chauvinismo mediocre tildan a los  hermanos nicaragüenses de mal agradecidos porque se sienten traiccionados por la ayuda que Cuba le ha prestado a ese querido pueblo, como si la ayuda solidaria de nuestro pueblo se pudiera cambiar por leyes de ajustes y supuestos "corredores humanitarios".

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

El Gobierno de Nicaragua ha reiterado en varias ocasiones que tanto derecho tienen los ciudadanos cubanos como lo otros ciudadanos latinoamericanos a que sean beneficiados por ese supuesto “corredor humanitario” que nada tendría de humano.

¿Alguien me puede decir que tiene de falso esta afirmación?

¿Por qué los cubanos sí y los demás no? Una pregunta que nuestros hermanos latinoamericanos desde hace años se están haciendo.

¿Por qué una Ley de Ajuste que favorece a los cubanos y no a ciudadanos de otras nacionalidades cuando sabemos que un mexicano o un costarricense, tiene mucha más razones para emigrar que un cubano?

¿Por qué si el Gobierno estadounidense es el que estimula la emigración ilegal desde Cuba no se hace responsable de esta situación?

¿Qué pasaría si se creara una Ley de Ajuste Mexicano?

Que me perdonen los hermanos mexicano, pero México con toda seguridad se quedaría vacía, Costa Rica ni hablar.

¿Si la culpa de que los cubanos “abandonen” Cuba la tiene el Socialismo y la falta de libertad, entonces quién es el culpable de que los mexicano abandonen México y los costarricense abandonen Costa Rica?

¿Quién es el culpable de que millones de personas en el mundo abandonen sus países en busca de una mejor vida?

Sobre esto deberíamos hablar  en ves de estar repitiendo como papagayos lo que nos dictan las grandes transnacionales de la des-información.

Hay muchos por ahí estableciendo paralelos y confundiendo.

Ya se puede leer en algunos titulares que los cubanos están huyendo de la “tiranía castrista, del hambre y la miseria”, y que van en busca de la “libertad”.

Están hablando de una emigración cubana como si fuera solo un fenómeno cubano. Hasta ahora nadie se había preocupado por los millones de latinoamericanos varados en centroamérica en un verdadero corredor de la muerte, porque no tienen una Ley de Ajuste que los ampare, ni sus países están sometidos a campañas mediáticas ni a Bloqueos injustos.

Comparar la situación de los emigrantes cubanos con la situación de los refugiados sirios en Europa es absurdo y perverso. Cuba no está en guerra y el país tampoco padece de una guerra civil, ni de una crisis ecónomica  que lo justifique.

No hay justificación por grande que sea que justifique que familias enteras tengan que poner en peligro la vida de sus seres queridos.

Ya andan los acusadores por ahí repartiendo culpabilidad y como era de esperar el gobierno de La Habana es el culpable mayor, por no ocuparse “como debe ser”, de sus ciudadanos.

También están los cubanologos dentro y fuera de Cuba quejándose porque la prensa cubana aparentemente calla y el gobierno cubano no se pronuncia al respecto, cuando todo el mundo sabe que cualquiera que hubiera sido la reacción del Gobierno, las críticas hubiesen llovido.

El plan es desacreditar a Cuba. Para tonto otros.

Da pena como algunos de esos emigrantes cubanos, todavía no han llegado a Miami y ya se están prestando para hacerle  el juego a estas campañas mediáticas acusando a su propio país de ser el culpable de que ellos hayan tomado la decisión de abandonar a los suyos.

Nos roban nuestros médicos, nuestros maestros, nuestros deportistas. Estimulan la emigración ilegal con leyes asesinas y ahora exigen que el Gobierno cubano asuma la responsabilidad.

Es hora de que exijamos y condenamos la Ley de Ajuste que le confiere a los cubanos un tratamiento diferenciado, admitiéndolos en los Estados Unidos sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan ilegalmente.

Vamos a dejar de hacer criticas oportunistas y banales y concentremos todas nuestras fuerzas en denunciar y condenar el llamado “Programa Parole para los Profesionales Cubanos” que alienta a nuestros médicos y demás trabajadores de la salud a abandonar sus misiones en otros países para emigrar a los Estados Unidos. Una artimaña que no tiene otro objetivo que el de dañar los programas de cooperación de la salud y privar no solo a Cuba de sus médicos y enfermeros, sino también a aquellos países que los necesitan.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba anunció que todos los cubanos que hayan salido legalmente del país, pueden retornar a la patria.

Desde luego que hubiera sido mucho más de cubano si la decisión permitiese regresar a casa a todos los cubanos regados por el mundo, sin excepciones, independientemente de su estatus de legal o “ilegal” siempre y cuando no hayan cometido actos de sangre o delitos contra la seguridad del estado cubano.

¡Ningún extranjero es ilegal en el mundo!

La lección creo que está más que aprendida, y los mismos de siempre tendrían que buscar otras razones para seguir imputando a nuestra patria.

No se perdería nada y sí se ganaría mucho a cambio.

A los emigrantes cubanos que se encuentran en esa desagradable y dificil situación creo que llegó la hora de recapacitar, de pensar si vale la pena o no correr ese riesgo  poniendo en peligro la vida de los seres queridos.

Quizás la solución sea regresar a Cuba.

¿Qué puede ser más importante que la vida de nuestros hijos, nuestras esposas, nuestros hermanos, nuestros abuelos?

Es hora de que nos quitemos de encima esa falsa patriotería, la Ley de Ajuste Cubano no es un privilegio es una maldición y vanagloriarse de ella no es de cubano.

*Justo Cruz, residente cubano en Alemania, Coordinador de Cuba Si.

Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

20 de Febrero // 16:17
portugalete-23-de-febrero-charla-qel-imperio-contra-venezuelaq Cubainformación.- El próximo sábado 23 de febrero a las 19.30H en Merkatu (Portugalete) tendrá lugar la charla "El imperio contra Venezuela"[...]
20 de Febrero // 14:26
caceres-22-de-febrero-concierto-homenaje-a-silvio-rodriguez Cubainformación.- El próximo viernes 22 de febrero a las 20.30H en el Gran Teatro Cáceres, habrá concierto en homenaje a Silvio Rodríguez, con[...]
20 de Febrero // 13:35
alianza-martiana-en-miami-reiteramos-condena-contra-agresion-a-venezuela- Por Andrés Gómez*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- En momentos de suma gravedad para la paz y los derechos[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos