‘Periodismo independiente’ cubano: una criatura nacida en las entrañas de la Revolución
Vincenzo Basile (Desde mi ínsula)
Jueves, 27 de Septiembre de 2012

Vincenzo Basile - blog Desde mi ínsula / Cubainformación. - Periodismo independiente. Se dirá que Yoani Sánchez es una asalariada del gobierno de los Estados Unidos (y los cables de wikileaks lo demuestran). Se dirá que Hablemos Press es una cueva de tramposos (y así será). Se dirá que Radio y Televisión Martí es el emblema de la falta de ética, de la mentira, del artificio y de todo lo más bajo que pueda caracterizar a un periodista, cuya vida -en teoría- debería dedicarse al servicio de la información, de la verdad, de la noticia. Se dirá que la prensa internacional lleva adelante una gigantesca campaña de difamación y denigración de la Revolución cubana, presentando al mundo una realidad de la Isla completamente deformada.

 

Todo esto es cierto. No quepa ninguna duda al respeto. Los mercenarios existen. El terrorismo mediático desde Miami es un hecho irrefutable. La campaña de manipulación internacional es evidente hasta para los más incrédulos. El problema que se pone ahora es otro y no es el origen financiero de esta mal llamada prensa independiente y toda la resonancia internacional que inmerecidamente le otorgan. El dilema, más bien, es preguntarse transparentemente qué es lo que alimenta de verdad este peligroso fenómeno.

Para entendernos, les propongo un comentario que desde hace tiempo se me hizo a mi blog frente a una cuestión crítica de la burocracia cubana. El comentarista, un no-identificado ciudadano cubano, escribió: “No me gustó para nada este cuentecito personal, porque pienso que “la ropa sucia se lava en casa” y no se divulga por internet, para no darles a los enemigos”.

Esto es un ejemplo emblemático de una equivocada matriz cultural que domina entre algunos, por suerte no todos, intelectuales de la Isla. Una matriz cultural que tiende a esconder lo malo y enfatizar lo bueno, porque -como afirmó el citado comentarista- contar lo malo significaría ‘darles a los enemigos’.

Lo que entonces queda evidente es el verdadero origen de ese periodismo independiente. La respuesta es tan clara como insensata. Es Cuba. Es la misma prensa cubana que nutre imprudentemente este esquema informativo independiente y la manipulación internacional que desde ahí empieza. No es tan difícil para entender. Ni siquiera se trata de un razonamiento subversivo o contrarrevolucionario. Es un hecho real, concreto, a la vista de todos, desde los críticos hasta los más vehementes revolucionarios, con la excepción de algunas personas que siguen asociando la crítica a la contrarrevolución y no quieren entender que la verdad es algo puramente revolucionario y sólo puede ayudar al fortalecimiento del socialismo cubano y a su definitiva victoria, mientras que la mentira, la disimulación, el disfraz, son la cuña de la pérdida de credibilidad. El triunfalismo cansa. Nadie se cree el cuento de un mundo perfecto.

Precisamente de esto se trata. Es así que la prensa cubana ‘les da a los enemigos’. La prensa cubana no investiga, no critica, no cuestiona, no pregunta. En una sola palabra, es una prensa apática. La autocensura, el secretismo, el oficialismo y el optimismo a veces exagerado del sistema de prensa, la absurda costumbre de sumarse a los principios que la ropa sucia se lava en casa y que criticar es destruir, y un grupúsculo de funcionarios corruptos que quieren guardar obstinadamente sus privilegios y deciden qué es lo que debe y no debe ser noticia, representan los más grandes peligros a los que hoy en día la Revolución debe enfrentarse y, en el sentido de esta reflexión, son la verdadera linfa vital que sustenta ese llamado periodismo independiente.

Todo esto es tan obvio. ¿Quién pasaría su tiempo a leer todos los aburridos textos y mensajes de Yoani Sánchez, si Granma publicase un reportaje, investigativo y crítico, sobre cualquier asunto problemático de la Isla? ¿Quién daría crédito a los mediocres textos de Martinoticias, si la contrainformación de la prensa cubana fuese verdadera, fresca, completa y abierta? Esto también es tan obvio.

Por supuesto, los medios internacionales seguirían manipulando la cuestión cubana. Ésto es su sucio trabajo. Pero las personas (dentro y fuera de la Isla) tendrían una alternativa informativa válida y efectiva donde buscar las noticias que quieren.

El Presidente Raúl, en el acto de clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido, el pasado 29 de enero, dijo tan claramente: “Lo único que puede conducir a la derrota de la Revolución y el socialismo en Cuba, sería nuestra incapacidad de superar los errores cometidos durante más de 50 años, desde el primero de enero del 59, los nuevos y los del futuro”.

Muchos piensan que es la economía lo que actualmente amenaza a la Revolución. No es así. Las crisis económicas se superan. Cuba ha sobrevivido al derrumbre del campo socialista, al periodo especial, al total aislamiento internacional y sobrevivirá a esta crisis también. Lo que sí puede minar el proyecto revolucionario cubano, está en sus propias entrañas. Es la desinformación. Washington lo sabe muy bien. No gastaría millones de dólares cada año para financiar a estos autodenominados periodistas independientes y a sus intelectualmente baratos textos si no hubiese entendido perfectamente lo que una información bien construida puede originar en una masa desinformada que quiere saber, que anhela un conocimiento que evidente y sistemáticamente se le niega.

Mientras que la prensa cubana siga hablando de los logros de la Revolución, que nadie cuestiona, de asuntos internos pueriles o de los males del imperialismo y no responda a la demanda de noticias concretas que llega desde la ciudadanía, es evidente que Yoani Sánchez, Martinoticias y todo el cúmulo de informadores degenerados, representarán siempre más lo que se acerca al tipo de noticia crítica que se busca sobre una realidad cubana imperfecta. Y cuanto más suceda eso, aun más crecerá el escepticismo de la población cubana y bajará siempre más la credibilidad de los medios de la Isla. Es una ecuación matemática.

TEXTO PUBLICADO ORIGINARIAMENTE EN: http://desdeminsulacuba.com/2012/09/27/periodismo-independiente-cubano-una-criatura-nacida-en-las-entranas-de-la-revolucion/

Comentarios (4)

...
Estoy de acuerdo con lo dicho anteriormente, pero aún así, las cosas que dice Yoani son absolutamente ciertas y no existen comentarios al respecto en la prensa oficial, me da lo mismo si es periodista independiente o periodista sindicalizada, lo que me interesa es lo que dice y que no puedo encontrar en ningún otro lado, lo que me interesa son los problemas actuales y cómo vamos a solucionarlos, hasta cuando la humillación de la doble moneda, hasta cuando vivir en la ilegalidad o participar de ella para poder vivir, porque de esta manera el hombre nuevo se va al carajo y el que estamos formando es un engendro que se mueve entre la pudredumbre social ( estafas, robos, ilegalidades) o "invento" como nos gusta decir a los cubanos.
Pienso que ya es hora de olvidarnos un poco de la política y de estar viendo enemigos en todas partes y ponernos a de verdad resolver los problemas del país y que la gente tenga una vida digna sin "inventos" que trabaje y viva de su salario y punto.
ramon , miércoles, 03 de octubre de 2012
...
¿Dónde está la lista negra de los rezagados en las fábricas retrasadas, que después de la nacionalización continúan siendo modelo de desorden, descomposición, suciedad, bandidaje y holgazanería? No existe. Pero hay fábricas tales. Y no cumplimos con nuestro deber si no declaramos la guerra a estos “conservadores de las tradiciones del capitalismo”. No somos comunistas, sino vagabundos, si soportamos en silencio estas fábricas. No somos capaces de llevar a los periódicos la lucha de clases como lo hacía la burguesía. Recuerden cuán magníficamente acosaba a sus enemigos de clase, como se ensañaba en ellos, cómo los ridiculizaba y les hacía la vida imposible. ¿Qué hacemos nosotros? ¿Acaso la lucha de clases en la época de transición del capitalismo al socialismo no consiste en proteger los intereses de la clase obrera de la actividad de esos puñados, grupos, capas de obreros que se aferran a las tradiciones (costumbres) del capitalismo y adoptan ante el Poder soviético la misma actitud que antes: trabajar para “él” lo menos y peor posible, y obtener de “él” la mayor cantidad de dinero. ¿Son acaso poco numerosos estos canallas, incluso entre los cajistas de las imprentas soviéticas, entre los obreros de Sórmovo y Putilov, etc.? ¿Cuántos hemos encontrado, a cuántos hemos desenmascarado, a cuántos hemos puesto en la picota?
La prensa calla al respecto. Y cuando escribe, lo hace al estilo de los burócratas y funcionarios, no como debe hacerlo la prensa revolucionaria, un órgano de la dictadura de una clase, cuya función es demostrar con hechos que la resistencia de los capitalistas y los parásitos que conservan sus costumbres será suprimida con mano de hierro.
Lo mismo ocurre con la guerra. ¿Acosamos acaso a los jefes militares cobardes, a la negligencia? ¿Deshonramos ante Rusia a los regimientos que no sirven para nada? ¿Hemos “encontrado” un número suficiente de los peores elementos, a los cuales habría que eliminar del ejército, haciendo el mayor ruido posible, debido a su inutilidad, incuria, atraso, etc.? No libramos una guerra efectiva, implacable, verdaderamente revolucionaria contra los culpables concretos del daño, Utilizamos pocos en la educación de las masas los ejemplos y modelos vivos, concretos, en todos los aspectos de la vida, y ésta es la tarea fundamental de la prensa en la época del tránsito del capitalismo al comunismo.
Prestamos poca atención a lo cotidiano en la vida interna de las fábricas, en el campo y en el ejército, y allí es donde se construye en mayor medida lo nuevo, lo que merece fundamental atención, difusión, que debe ser criticado desde el punto de vista social, combatiendo los defectos y llamando a aprender de los mejores ejemplos.
Menos Charlatanería política. Menos razonamientos de intelectual. Aproximarse más a la vida. Prestar más atención a cualquier manifestación de lo nuevo que revele en su labor diaria la masa obrera y campesina. Comprobar mejor hasta que punto es comunista esta manifestación de lo nuevo.
(Fin de la transcripción)
Lic. Alexis Mario Cánovas Fabelo.
Alexis Cánovas Fabelo , viernes, 28 de septiembre de 2012
...
Cómo deben ser nuestros periódicos.
Firmado: N.LENIN.
“PRAVDA”, Nº 202, 20 de septiembre de 1918.

Se dedica espacio excesivo a la agitación política de viejos temas, a la charla política. Es increíblemente reducido, en cambio, el que ocupa la construcción de la nueva vida, los hechos y realidades que se refieren a ello.
¿Por qué no decir en 20 ó 10 renglones lo q1ue ocupa 200 ó 400; cosas tan simples, notorias, claras, suficientemente conocidas ya por la masa como la ruin traición de los mencheviques lacayos de la burguesía, como la invasión de los japoneses e ingleses para restablecer los sagrados derechos del capital, como las amenazas de los multimillonarios norteamericanos que muestran los dientes a los alemanes, etc., etc.? Es necesario hablar de ello, señalar cada hecho nuevo, pero no se trata de escribir artículos, repetir argumentos, sino de destacar en unos pocos renglones, “en estilo telegráfico”, las nuevas manifestaciones de esa vieja política, ya conocida y caracterizada.
La prensa burguesa de los “buenos tiempos de antes” no habla siquiera del tema “prohibido”, de la situación interna de las fábricas y empresas privadas. Esta costumbre favorecía a la burguesía, pero nosotros debemos terminar en forma radical con ella. No lo hemos hecho. Las características de nuestros periódicos no se modifican como correspondería en una sociedad que realiza el paso del capitalismo al comunismo.
Menos política. Esta es por completa “clara” y se reduce a la lucha que libran dos campos: el del proletariado sublevado y un puñado de esclavistas capitalistas (en esta jauría incluyo a los mencheviques y otros). Respecto de esta política, repito, es posible y necesario hablar en forma muy breve.
Más economía. Pero no en forma de argumentos “generales”, ensayos científicos, estructuras intelectuales y absurdos por el estilo, como por desdicha ocurre con demasiada frecuencia. Necesitamos reunir hechos sobre la construcción real de la nueva vida, verificarlos en detalle y estudiarlos. ¿Existen éxitos efectivos en la organización de la nueva economía en las grandes fábricas, en las comunas agrícolas, en los comités de pobres, en los consejos de economía nacional de los diferentes lugares? ¿Qué éxitos son esos? ¿Se ha demostrado que lo son? ¿No se trata de frases hechas, de alabanzas, de promesas de intelectual (“las cosas se arreglan”, “el plan está elaborado”, “pondremos en acción las fuerzas”, “ahora garantizamos”, “la mejoría es indudable” y charlatanería similar, en la que “somos” verdaderos maestros)? ¿Con qué se lograron estos éxitos? ¿Cómo ampliarlos?
Alexis Cánovas Fabelo , viernes, 28 de septiembre de 2012
...
ESTOY DE ACUERDO CON EL COMPAÑERO.Debemos de apoyar a Raúl y la Revolución.yoani es una asalariada de la extrema derecha.y no unaperiodista independiente.viva nuestro partido y nuestro pueblo.
Alberto Quintero , viernes, 28 de septiembre de 2012

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

17 de Junio // 06:09
bogota-20-de-junio-planton-en-solidaridad-con-cuba Cubainformación.- El próximo 20 de junio a las 16.00H en Av. El Dorado (Calle 26) frente a la Embajada de Estados Unidos en Bogotá D.C. [...]
17 de Junio // 05:59
diaz-canel-lla-tarea-fundamental-de-la-revolucion-hoy-es-la-economiar Miguel M. Díaz-Canel - Granma.- Queridos economistas, contadores y auditores: Hoy podemos afirmar que el formidable aporte de este[...]
17 de Junio // 05:52
sector-no-estatal-de-cuba-ya-sufre-medidas-de-donald-trump Joel Michel Varona - Prensa Latina.- Las medidas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya impactan de manera negativa en el sector[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos