Corea del Norte: ¿Socialismo en bancarrota?
Noel Manzanares Blanco
Lunes, 12 de Octubre de 2015

Recuerdo que cuando tuvo lugar el proceso de derrumbe del mal denominado “socialismo real” (el de la antigua Unión Siviética y sus aleados europeos), se daba por hecho que Cuba sería la próxima víctima (en Miami, tuvo lugar una suerte de plan maleta: a recoger, porque también iba a caer la Revolución en la Isla); se apostaba a la reconstrucción del capitalismo en China y Viet Nam; y se esperaba que de un momento a otro Corea del Sur absorbiera a su antagónico vecino.  No obstante, a esta altura la vida revela que el Socialismo, en general, y el de Corea del Norte, en particular, carece de enfermedad aguda.

En el orden personal, siempre me he planteado que si la ex República Federal de Alemania logró cautivar a la desaparecida República Democrática de Alemania, fue a causa de la superioridad económica de la primera y del entusiasmo de la segunda en el sentido de abarzarse con la otra —sin despreciar el ambiente de traición devenido desmontaje de las bondades socialistas en esos predios; al tiempo que he sostenido que si el Norte de Corea ha sobrevivido a las presiones del eje Seúl-Washington, es debido a que el pueblo respalda el proyecto revolucionario en su nación, en última instancia, a contrapelo de que mire con buenos ojos la reunificación con la parte Sur —la división es Made in USA.

Sin embargo, el grueso de la prensa de Occidente se refiere a Pyonyang como si se tratara del infierno ambulante, incluyendo el bochinche acerca de la amenaza Norcoreana. Si no, fíjese usted en el siguiente título de EL PAÍS: Kim Jong-un asegura que está listo para la guerra con Estados Unidos.

En su edición de este 10 de Octubre, el rotativo español reseña que Kim Jong-un, Líder del Partido del Trabajo de Corea y en ocasión del 70 aniversario de la fundación de esa organización, manifestó: “El armamento revolucionario del Partido significa que estamos preparados para combatir en cualquier tipo de guerra que provoquen los imperialistas estadounidenses”, y agregó: “estamos dispuestos a defender a nuestra gente y a los cielos azules de nuestra patria”; al paso que en el desfile majestuoso por la efemérides hubo lemas como “Defenderemos a Kim Jong-un hasta la muerte”.

Asimismo, el madrileño periódico cuenta que norcoreanos/as asistieron al festín ataviados con sus mejores galas (ellos de traje y corbata; ellas en traje tradicional —el “jeogori”) y agitando flores de plástico de colores. También, que algunos de ellos/as llegaban a verter lágrimas de emoción. Y para ilustrar ¿en un alarde de objetividad?, hasta cita impresiones de algunos participantes:

“'Todos hemos llorado después de escuchar a nuestro gran líder. ¿Qué otro mandatario en todo el mundo dice que se inclina ante el pueblo, qué otro mandatario es tan humano?', declaraba tras la marcha Gol San-chol, uno de los participantes y que asegura que se presentó para participar de manera voluntaria. Kim Jong-ju, de 30 años y casi homónimo de su líder, declaraba previamente que 'somos el pueblo más feliz del mundo, porque tenemos a Kim Jong-un con nosotros'”.

No obstante, el veneno hizo acto de presencia. Según EL PAÍS, el Gobierno norcoreano tenía gran interés en que todo saliera perfecto [¿Será que las autoridades responsables en cualquier latitud se muestran desinteresadas por la calidad y lucidez de un acto magno en su país? ¿España mostrará algo similar hoy en su desfile por el Día de la Fiesta Nacional?]; acto seguido, estimula la duda asegurando que históricamente Corea del Norte había empleado el reparto de suministros, especialmente los alimentos, como instrumento para controlar a la población; y remacha que tras la hambruna de los años 90 se vio obligado a tolerar, si no a incentivar, una economía informal de mercados que ha disminuido drásticamente la importancia del Estado como proveedor del sustento diario —las negritas son mías.

Ante esta descripción, me di a la tarea de indagar en otras fuentes y hallé Exclusivo: RT revela los 'trucos' económicos de Corea del Norte, un despacho que data de principios de 2015 indicando que la economía norcoreana registra un crecimiento sostenido en los últimos años; además de preguntarse —sin dejar de apuntar cómo este país asiático está aislados por las sanciones empujadas por Estados Unidos de América: “¿de qué vive este Estado socialista?

Como respuesta, el reporte de la Agencia rusa resalta que la Patria de Kim Il Sung tiene poco más del 15 por ciento de su terreno cultivable y que, pese a los ligeros aumentos en la producción —5 puntos más para este año, según las Naciones Unidas—, depende de la ayuda exterior e importaciones, la mayoría chinas, para suministrar los alimentos que necesita su población; y que, aunque la situación se halla lejos de la ansiada autosuficiencia, los campesinos se consideran “los soldados de la trinchera de la agricultura” con el aliciente de que el Estado les “ha asegurado mejores condiciones para el trabajo” razón por la cual no tienen “ninguna preocupación” y pueden dedicarse con “entusiasmo a elevar la producción” del país.

La Agencia referida igualmente certifica que un entendido le comentó que el país de marras ha aprendido a vivir con sanciones y exhibe sus propias fórmulas en tal escenario como muchísimas empresas en el exterior a través de las cuales ganan divisa extranjera, euros y dólares; al tiempo que un número considerable de inversores extranjeros, a pesar que no pueden invertir directamente, sí lo hacen a través de terceros países utilizando otros bancos —una válvula de escapa, sin lugar a dudas.

Por demás, RT destaca que el sostenido crecimiento económico de los últimos años está cambiando el paisaje, al menos en la capital; y que el desarrollo del Turismo es cada vez más tangible en esa nación; al paso que cita a un doctor de medicina deportiva estadounidense, quien opina: “Son increíbles los cambios de estos tres últimos años, con todas estas renovaciones y nuevas instalaciones deportivas. Ha sido un gran esfuerzo económico. Ciertamente, se nota una mejora en los servicios públicos norcoreanos”.

Así, hago propia la Felicitación del Presidente de Cuba, Raúl Castro, al Líder Norcoreano Kim Jong Un con motivo del aniversario 70 de la fundación del Partido del Trabajo de Corea; al tiempo que no vacilo en sentenciar:  si lo que a grades rasgos anoté sobre Corea del Norte constituye una muestra de la supuesta bancarrota de su Socialismo, entonces acredito que el proceso revolucionario en ese país asiático goza de buena salud.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

14 de Agosto // 07:33
maduro-anuncia-medidas-economicas-de-impacto-y-fin-de-la-especulacion-monetaria teleSUR.- El presidente de Venezuela informó que el próximo lunes 20 de agosto será un día no laboral para facilitar el uso de la nueva[...]
14 de Agosto // 06:56
caracas-conmemoran-legado-de-fidel-castro-a-92-anos-de-su-natalicio--fotos Yhonny García Calles - Cubainformación.- Este 13 de agosto el Movimiento Nacional de Amistad y Solidaridad mutua Venezuela Cuba, presentó una[...]
14 de Agosto // 06:51
fidel-si-tuviera-el-privilegio-de-vivir-otra-vez-mi-propia-vida Wilkie Delgado Correa - Cubinformación.-  “… pero puedo a la vez asegurarles, que toda mi vida lucharía con idéntica pasión por los mismos[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos