Cazando mentiras: The New York Times frente a la ética de la salud cubana
Manipulación mediática
Martes, 19 de Marzo de 2019

Cuba Hoy.- El diario New York Time publicó recientemente, en uno de sus artículos, que los médicos cubanos en Venezuela fueron utilizados como elemento de presión electoral a favor del chavismo. (Sistema Informativo de la Televisión cubana).

Cazando mentiras: The New York Times frente a la ética de la salud cubana

Redacción Cubadebate

El diario The New York Times publicó el domingo un reportaje de su periodista Nicholas Casey bajo el efectista título  Nicolás Maduro usó a médicos cubanos y a los servicios de salud para presionar a los votantes.

Usando, él sí, el supuesto testimonio de 16 exintegrantes de la Misión Médica Cubana en Venezuela,  Casey apunta a la insólita historia de que los trabajadores cubanos de la salud fueron utilizados para amenazar a pacientes e incluso coercionarlos, negándoles el servicio, si no votaban por Maduro en las elecciones del pasado 2018.

Según el Times:

Se usaban muchas tácticas, dijeron los doctores, desde simples recordatorios para votar por el gobierno hasta denegar tratamiento a los simpatizantes de la oposición que tienen enfermedades mortales.

Los médicos cubanos comentaron que se les ordenó ir puerta por puerta en barrios pobres para ofrecer medicinas y advertir a los residentes que se les cortaría el acceso a los servicios médicos si no votaban por Maduro o por sus candidatos.

Muchos dijeron que sus superiores les instruyeron a hacer las mismas amenazas en consultas a puerta cerrada con pacientes que buscaban tratamiento para enfermedades crónicas.

Una exsupervisora cubana indicó que ella y otros trabajadores médicos extranjeros recibieron carnets de votación falsos para participar en una elección. Otra doctora dijo que les ordenaron dar instrucciones precisas sobre el voto a pacientes de edad avanzada cuyas enfermedades los hacían susceptibles a la manipulación.

El avieso reportaje de The New York Times sólo muestra las fotos de dos de los supuestos 16 médicos informantes del periodista (uno viviendo ahora en Chile y otro en Ecuador). Sus únicas otras fuentes de información son el Alcalde opositor de una pequeña villa pesquera venezolana y un connotado participante en numerosos planes anticubanos:José Miguel Vivanco, director del programa para las Américas de Human Rights Watch.

En un magro ejercicio del periodismo que tanto dice defender, NYTimes se olvida del contraste de fuentes y no entrevista a ningún médico cubano en ejercicio en Venezuela, no habla con ningún paciente, no busca la opinión de la dirección de la Brigada Médica Cubana.

La objetividad no es necesaria cuando el claro objetivo propagandístico es alinearse con las fuerzas retrógadas que en Estados Unidos buscan, por cualquier medio, el cambio de régimen en Venezuela. Las mismas que quieren hacer ver al gobierno de Maduro, apoyado por millones de venezolanos, como un régimen que únicamente se sostiene por el apoyo del mando militar y del gobierno cubano.

Son las mismas fuerzas que promovieron el robo descarado del personal médico cubano por el mundo, con el desfachatado programa de Parole, que ahora Marco Rubio y otros pretenden reactivar, en su feroz y fracasada campaña anticubana.

No es extraño entonces que el Senador Marco Rubio haya salido ayer presuroso a tuitear el trabajo del señor Casey como muestra de la “decisiva influencia cubana en Venezuela”. O que se congénere Rick Scott haya puesto en su cuenta de Twitter, en español e inglés, “Utilizar la medicina como un arma política para intimidar a pacientes para que voten por el dictador de @NicolasMaduro es indignante, inhumano y repugnante. Donde vemos caos e inestabilidad en Am. Latina, también vemos las huellas del régimen de Castro. ¡Esto tiene que terminar!”.

Lo repugnante y lo que tiene que terminar es la mentira como práctica política y de comunicación en el imperio; lo que tiene que terminar es el pretendido intento desde Washington de imponer sus designios en el resto del mundo.

Ningún verdadero médico cubano niega el servicio y mucho menos arriesga la vida de un paciente para lograr fines políticos. No lo hacen en Cuba con los mercenarios financiados por Estados Unidos para intentar destruir a la Revolución, ni lo hicieron con los mercenarios que nos invadieron por la Ciénaga de Zapata en 1961; menos lo harán en el extranjero, a donde han acudido decenas de miles a brindar su solidaridad y su conocimiento.

Todo lo contrario, ha sido ejemplar la ejecutoria de los trabajadores de la salud cubanos en decenas de países del mundo, donde han salvado millones de vidas y han curado a otros millones de pacientes. Ninguna otra nación del planeta atiende a tantos pacientes fuera de sus fronteras. Su labor ha sido premiada por gobiernos, parlamentos, ONG y hasta la mismísima Organización Mundial de la Salud.

Desde que comenzó la colaboración médica cubana en Venezuela han trabajado allí más de 140 000 colaboradores de la salud. Gracias a ese esfuerzo, al finalizar el pasado 2018 se efectuaron 127 millones 168 mil consultas médicas en toda la nación sudamericana y a principios del 2019 se incorporaron dos mil nuevos médicos cubanos a la misión Barrio Adentro para fortalecer la atención sanitaria del pueblo venezolano.

En 55 años, Cuba ha cumplido 600 000 misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 000 trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión.

Flaco favor se hace The New York Times publicando estas piezas de propaganda al estilo gobbeliano. La extensa y admirable misión de los médicos cubanos por el mundo es mucho más poderosa que las groseras mentiras.

 

¿La verdad o la visa?: las mentiras de The New York Times contra Cuba y Venezuela

La política editorial de The New York Times nunca ha estado ajena a la campaña de fake news de que es víctima la Revolución Bolivariana en Estados Unidos

Manuel Henríquez Lagarde - Cuba Sí / Granma

Después de que el The New York Times confirmara que la gandola de ayuda humanitaria había sido quemada por los guarimberos, alguien me alertó del inusual favor que la prensa imperial le hacía a la Revolución Bolivariana: «Con la supuesta verdad ya conocida, y publicada, están buscando credibilidad sobre el tema Venezuela. Es la vieja estrategia de una de cal y otra de arena. Prepárate para la mentira disfrazada de verdad que van a soltar después».

No pasaron dos semanas para que la advertencia se convirtiera en realidad. Este domingo, The New York Times acaba de publicar un reportaje en el que acusa al Gobierno de Venezuela de, con la complicidad de los médicos cubanos que laboran en ese país, utilizar alimentos y medicinas para presionar a los ciudadanos antes de las elecciones presidenciales de 2018, advirtiéndoles que dejarían de recibir subsidios y tratamientos si no votaban por Nicolás Maduro.

Citado por la agencia EFE, ese paradigma de la «prensa seria» que es The New York Times basa sus aseveraciones en el testimonio de 16 desertores de las misiones médicas cubanas a Venezuela, «que describieron un sistema de manipulación política deliberada, como no utilizar medicinas de primera necesidad en pacientes con el objetivo de reservarlas para el periodo electoral, cuando se exigían votos a favor de Maduro a cambio de tratamientos».

No hay que ser muy inteligente para encontrar el trasfondo de la nueva revelación del diario estadounidense. En primer lugar, poner en duda el carácter legítimo de las elecciones de mayo de 2018: «Los recuentos de la manipulación y el fraude subrayan los múltiples desafíos a la legitimidad de Maduro como presidente».

Y en segundo, poner en entredicho la solidaria ayuda médica cubana a ese país, para lo que The New York Times replica el mensaje de la injerencia cubana que desde hace unos días no cesan de repetir los halcones encargados de la campaña de mentiras contra Cuba y Venezuela: «Pero el uso de los médicos cubanos para ejercer el control político no es tan conocido, de acuerdo con los doctores. La práctica muestra de forma desfavorable un intercambio abarcador que supuestamente beneficia a todos los venezolanos, sin importar sus preferencias políticas», sentencia The New York Times.

No es de extrañar, por tanto, que inmediatamente después de publicado el reportaje, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente de EE. UU., Donald Trump, publicara un comentario sobre el artículo en la red social Twitter, donde afirmaba:

«No debería ser una sorpresa que Maduro y sus jefes cubanos han mentido y matado para usurpar la democracia y robar la riqueza del pueblo venezolano», dijo Bolton. «Este es un claro ejemplo de cómo Maduro ignora las necesidades de la gente y empeora la situación para su provecho personal», agregó.

Casualmente, la nueva mentira de The New York Times es publicada varias semanas después de que Cuba rechazó el recurso presentado por los senadores Robert Menéndez y Marco Rubio, quienes acumulan un amplio récord de campañas y acciones anticubanas, para reactivar el Programa de Parole para profesionales médicos cubanos. La iniciativa, presentada en el Capitolio, busca reactivar el robo de cerebros contra galenos de la Isla.

No sería nada raro que las fuentes utilizadas por The New York Times formen parte de la «reactivación» de un programa diseñado para incentivar el abandono de sus misiones por médicos de la Mayor de las Antillas que colaboran en terceros países. Pero los editores del «prestigioso» periódico, al parecer, ignoran que sus testimonios no tienen validez alguna, si se tiene en cuenta que su probable admisión en Estados Unidos está condicionada por sus buenos servicios a la campaña de mentiras contra Cuba.

Es la política migratoria de la verdad o la visa. Como señala el reportaje de The New York Times, uno de los testimoniantes es «uno de los pocos médicos entrevistados que han vuelto a practicar su profesión en un pequeño consultorio en Ecuador».

Como ya dijimos en un comentario anterior, la política editorial de The New York Times nunca ha estado ajena a la campaña de fake news de que es víctima la Revolución Bolivariana en Estados Unidos.

 

Manipulación mediática

La censura a Willy Toledo: un especial en la Televisión Cubana

La censura a Willy Toledo: un especial en la Televisión Cubana

El programa "La pupila asombrada" de la Televisión Cubana dedica su espacio central a la entrevista que realizara el medio Tantaka TV, con producción de Cubainformación TV, al actor madrileño Willy ...

Read more
El pantanal de la maquinaria propagandística contra Cuba

El pantanal de la maquinaria propagandística contra Cuba

Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- El escándalo no abandona a las infames y mal llamadas Radio y TV Martí. El más reciente, las pruebas ahora reveladas de manipulación informativa en la cobertura ...

Read more
Las “oscuridades” de El País

Las “oscuridades” de El País

Cubadebate.- El diario español El País aplica un interesante rasero cuando de apagones se trata. Si ocurren en la Venezuela asediada se trata de todo una tragedia provocada por el «régimen chavist...

Read more
Nega: `Sobre Cuba y Venezuela en los medios desaparece toda pluralidad y toda voz discordante´

Nega: `Sobre Cuba y Venezuela en los medios desaparece toda pluralidad y toda voz discordante´

Junto a la ría de Bilbao hablamos sobre medios de comunicación, libertad de expresión y sobre cómo, desde los consorcios mediáticos, se distorsiona hasta el infinito la realidad de procesos revoluci...

Read more
Ministerio de Seguridad panameño reconoce que drogas incautadas no provienen de Cuba

Ministerio de Seguridad panameño reconoce que drogas incautadas no provienen de Cuba

A continuación les ofrecemos el Comunicado Oficial del Ministerio de Seguridad Pública de Panamá

Read more
Auditoría en EE.UU asevera que transmisiones de Radio y TV Martí están llenas de “mal periodismo” y “propaganda ineficaz”

Auditoría en EE.UU asevera que transmisiones de Radio y TV Martí están llenas de “mal periodismo” y “propaganda ineficaz”

Cubadebate.- Las mal llamadas Radio y Televisión Martí, dirigidas por EEUU a la subversión en Cuba, produce tanto «mal periodismo» como «propaganda ineficaz», según una auditoría independiente de ...

Read more
Aduana desmiente intento de vincular a Cuba en nuevo caso de tráfico de droga

Aduana desmiente intento de vincular a Cuba en nuevo caso de tráfico de droga

Prensa Latina.- Desde el pasado 18 de mayo diferentes medios de comunicación han manipulado la noticia sobre la incautación en el Puerto Cristóbal, en Panamá, de 1 517 paquetes de droga (cocaína) en...

Read more
La ultraderecha anticubana arremete nuevamente contra la colaboración cubana de salud

La ultraderecha anticubana arremete nuevamente contra la colaboración cubana de salud

Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- En otro paso de la escalada contra Cuba empujada por la ultraderecha anticubana en el Congreso, con la activa participación de los más altos personeros de la adm...

Read more
El tiempo de la vergüenza

El tiempo de la vergüenza

Manuel Cabieses Donoso - Cubadebate.- Digamos las cosas como son: es una vergüenza el rol miserable que los medios de comunicación están jugando en la guerra sicológica que EE.UU. libra contra Venez...

Read more

Lo último

19 de Agosto // 08:43
macri-y-su-reciente-papel-como-lobo-feroz-del-cuento-de-caperucita-roja Wilkie Delgado Correa - Video: TV Cubana.-  Como verdad asumible por los argentinos, y otros pueblos, les regalo esta frase de José Martí: “…[...]
19 de Agosto // 08:34
teatro-karl-marx-acogio-el-gran-concierto-de-adalberto-alvarez Canal Caribe.- En la noche de este sábado el Teatro Karl Marx acogió el Gran Concierto con el que el Premio Nacional de la Música, Adalberto[...]
19 de Agosto // 08:33
china-denuncia-injerencia-de-eeuu-en-sus-territorios-de-hong-kong-y-taiwan teleSUR.- Derivado de la violencia registrada en Hong Kong, un grupo de abogados solicitó a la ONU que indague presuntos vínculos del gobierno[...]
Banner

La columna

La Guerra del Siglo

News image

Ramón Pedregal Casanova.- Los planes del llamado, por Israel-EEUU, Acuerdo del Siglo se dibujaron hace años. Quizás la primera noticia al respecto la dio el general yanqui Wesley Clarck 10 días después del 11 de Septiembre de 2001, declaró que el Estado Mayor había hecho una comunicación en la que afirmaba iba a ir a la guerra contra Irak, y también declaró que dos semanas más tarde le presentaron un documento del Secretario de Defensa en el que se apuntaba que EEUU iba a destruir 7 países en 5 años: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalía, Sudan, y finalmente Irán. A continuación añadió: “Si no hubiera petróleo sería igual que África. Nadie amenaza con intervenir en África, … la presencia de petróleo por toda la región ha saltado la chispa del poder.”

Ramón Pedregal | Lunes, 19 Agosto 2019

Revista
Lo + leido
Recomendamos