Caso Alfon Fernández: el régimen español enseña a Cuba métodos democráticos contra la disidencia
Objetivo: Falsimedia
Miércoles, 16 de Enero de 2013

Carga Policial 25S Madrid

Basado en un texto de Iroel Sánchez. Blog “La pupila insomne” (Cuba)

Este mismo video en Youtube

JW Player goes here

Texto adaptado:

Caso Alfon Fernández: el régimen español enseña a Cuba métodos democráticos contra la disidencia

Cubainformación TV - Basado en un texto de Iroel Sánchez - Blog “La pupila insomne” (Cuba).- El régimen español sigue dando lecciones de democracia a Cuba. El joven de 21 años Alfon Fernández ha pasado 56 días encarcelado sin juicio, desde que fue detenido, en Madrid, en la huelga general del pasado 14 de noviembre.

Fue incluido en el régimen especial carcelario FIES, y se le aplicó un control total de las comunicaciones: entre otros materiales, le negaron la entrada en la cárcel del libro “Biografía a dos voces”, una entrevista de Ignacio Ramonet a Fidel Castro.

Policías con el rostro tapado –en una práctica habitual en el sistema policial español- le interrogaron durante días entre insultos y epítetos como hijo de puta, parásito, vago, maricón o comunista.

Los medios también hicieron su parte: el diario ABC lo retrató como peligroso antisistema y antisocial violento, repitiendo las mentiras oficiales sobre su actividad política; y el programa sensacionalista del canal Telecinco, dirigido por Mercedes Milá, convertía en una película de policías buenos el registro policial de su vivienda.

Y es que Alfon Fernández, joven activista político de Vallecas, un barrio obrero de Madrid, ya estaba marcado por la policía. Recientemente, había denunciado la paliza a su tía por parte de doce agentes, que –según su relato- la llevaron a un callejón, le pisaron la cabeza, y le partieron varias costillas y dedos de los pies.

Así trata el régimen español a su disidencia política, con el aplauso o silencio de los grandes medios. ¿Se imaginan que algo lejanamente parecido a esto ocurriese en Cuba?

Texto original:

El disidente al que Carromero y Esperanza Aguirre no quisieron ayudar

Iroel Sánchez - Blog “La pupila insomne” (Cuba).- “Había más gente, estábamos en una calle entre la casa de mi tío y la mía, y entonces tres policías secretas nos paran, nos piden la documentación, accedimos a entregársela, nos preguntaron dónde íbamos, yo les dije que a casa de mi tío, estábamos justo ya casi debajo de la ventana de la casa de mi tío, y entonces un policía secreta, vestido de paisano, saca de unos matorrales algo, una bolsa, y me pregunta que dónde voy con eso, que qué era eso que llevaba yo ahí.

“Sacan lo que hay dentro de la bolsa y vemos que era como una especie de artefacto casero o algo así, que tampoco creo que llegase a ser un explosivo como dicen, no sé, era algo que tenía gasolina y no sé qué más. Así que me dicen que si estoy loco, que dónde voy con eso, yo les digo que se están equivocando.

“En ese momento en esa calle había mucha gente, pero fue a nosotros a quienes nos pararon. Los tres secretas llamaron a otros y vinieron más policías, muchos.”

El relato anterior no es de una “víctima de la dictadura castrista”. Su protagonista no es favorecido por la cobertura de los medios españoles y el dinero que, tramitado por personas como el asesor de un ayuntamiento madrileño Ángel Carromero, les llega desde EE.UU.  Carromero acaba de recuperar su puesto laboral luego de salir en libertad vigilada desde una cárcel española, donde debió cumplir la pena impuesta por un tribunal que en Cuba lo reconoció culpable de llevar a la muerte en un accidente de automóvil a dos “disidentes” a los que abastecía con dinero y tecnología. Llegado desde La Habana, en virtud a un convenio para el cumplimiento de penas en territorios nacionales, suscrito en 1998 entre Cuba y España, el político del Partido Popular enviado a la Isla caribeña en misión secreta como parte de la estrategia norteamericana de “cambio de régimen” y responsable de la muerte de dos personas, sólo permaneció en una prisión ibérica menos de una semana, pero el testimoniante del relato que encabeza este artículo estuvo encarcelado 56 días sin que se le sometiera a juicio por una causa a todas luces política.

Alfonso Fernández, Alfon, fue detenido la mañana del 14 de noviembre, fecha de la más reciente huelga general contra el Gobierno de Mariano Rajoy, cuando se dirigía a un piquete informativo con su familia. Su delito es pertenecer a los Bukaneros, colectivo hincha del equipo de fútbol Rayo Vallecano que tiene más de 250 jóvenes entre sus filas, y que se ha hecho célebre por sus carteles en las gradas del estadio del barrio madrileño de Vallecas.  Letreros como “Lucha obrera. Huelga contra el capital” o “1400 policías en el Congreso y tu marido sigue fugado. Cifuentes dimisión”, en referencia a la Delegada del gobierno español en Madrid y los negocios turbios de su esposo, son la literatura enarbolada por el colectivo al que pertenece Alfon. 

Por si hiciera falta alguna prueba adicional del carácter del régimen al que se enfrentan Alfon y sus compañeros, le contó el joven de apenas 21 años a la periodista Olga Rodríguez que en la cárcel le negaron la entrada del libro con la entrevista que Ignacio Ramonet le realizara a Fidel Castro.

Dice la dirigente del Partido Popular, y expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que Cuba es una dictadura, sin embargo, es en España donde se encarcela por actividades políticas a los jóvenes y se le prohíbe a los detenidos la lectura de materiales difundidos en el mundo entero por su valor histórico y cultural. Para colmo de paradojas, los “disidentes” que Carromero mató en Cuba con su actuar irresponsable, a pesar de sus relaciones con un gobierno extranjero que se ha propuesto cambiar el orden constitucional vigente en la Isla, estaban en la calle; pero el principal vínculo político que llevó a la cárcel a Alfon es con los muchachos de un barrio de Madrid que quieren que en su país gobierne el pueblo y no el capital.

Artículos relacionados:

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

24 de Noviembre // 16:19
record-de-movilizacion-seis-anticastristasa-protestan-ante-la-sede-pp-por-visita-de-ministro-espanol-a-cuba A continuación, la nota que publica Europa Press sobre la protesta de seis miembros del colectivo Cuba Democracia ¡Ya!, grupo afincado en[...]
24 de Noviembre // 16:15
fracasan-los-ataques-de-chevron-contra-alcaldesa-de-richmond-gayle-mclaughlin-por-su-apoyo-a-los-cinco-cubanos Uno de los muchos folletos de publicidad creados por Chevron para perjudicar la candidatura de Gayle McLaughlin para el Concejo Municipal de[...]
24 de Noviembre // 09:14
presidente-de-la-asociacion-cultural-yoruba-de-cuba-confirma-participacion-en-bilbao-en-encuentro-entre-congo-y-carabalia-29-de-noviembre-inscripcion Federación de Asociaciones de Cubanos Residentes en España "José Martí" - Cubainformación.- El actual Presidente de la Asociación Cultural[...]
Banner

La columna

Los indocumentados en EE.UU., entre el terror y la esperanza

News image

Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce - Martianos-Hermes-Cubainformación.- No creo que exista un país soberano en el mundo que acepte o se pueda dar el gusto de dejar entrar a vivir a cualquiera que cruce su frontera ilegalmente. Por muy internacionalista que uno pueda ser, cuesta trabajo creer que alguien tenga el derecho a moverse de un país a otro sin primero pedir permiso a las autoridades del país al que se llegue. Si no me equivoco, el único caso que conozco de que ciudadanos de un país lleguen a otro ilegalmente y se les reciba con las manos abiertas es el de los cubanos que logran pisar tierra de los Estados Unidos. Por motivos políticos muy bien conocidos, existe una ley en Estados Unidos que legaliza automáticamente a cualquier ciudadano cubano que llegue a este territorio.

Lázaro Fariñas | Lunes, 24 Noviembre 2014

Revista
Lo + leido
Recomendamos