Ni cambio dramático ni levantamiento popular en Cuba: desesperación en “The Washington Post”
Objetivo: Falsimedia
Viernes, 19 de Febrero de 2016

Cubainformación TV – Basado en un texto de Norelys Morales Aguilera – Blog “Isla mía”.- "El fracaso en Cuba" es el titular de un reciente editorial del diario estadounidense de derechas “The Washington Post”. Sostiene que el acercamiento de Obama a Cuba no está cumpliendo con sus objetivos declarados: “liberar” al pueblo cubano y “empoderar” al naciente sector privado de la Isla.

Ver este mismo video en Youtube

JW Player goes here

Texto adaptado

Ni cambio dramático ni levantamiento popular en Cuba: desesperación en “The Washington Post”

Cubainformación TV – Basado en un texto de Norelys Morales Aguilera – Blog “Isla mía”.- "El fracaso en Cuba" es el titular de un reciente editorial del diario estadounidense de derechas “The Washington Post”. Sostiene que el acercamiento de Obama a Cuba no está cumpliendo con sus objetivos declarados: “liberar” al pueblo cubano y “empoderar” al naciente sector privado de la Isla.

El editorial coincidió con la exitosa reciente visita de Raúl Castro a Francia, verdadero tiro de gracia a la llamada Posición Común, el intento fracasado desde la Unión Europea de imponer un segundo bloqueo a la Isla.

Leemos en “The Washington Post” que “hay escasa evidencia de un cambio dramático en Cuba”. La causa: que Obama estáría “ofreciendo al régimen de Castro concesiones unilaterales sin requerir nada a cambio”.

Este editorial, muy divulgado por agencias y medios, tiene sin embargo un párrafo al que apenas han prestado atención, que dice: "En ausencia de un levantamiento popular es raro que los tiranos se retiren voluntariamente".

Que no haya “levantamiento popular”, el viejo sueño de los enemigos de la Revolución cubana, demuestra que los 20 millones de dólares anuales invertidos en organizar a la llamada “disidencia” en Cuba, siguen sin tener el más mínimo resultado.

Son casi 60 años de fracasos en el intento por hacer que Cuba doble la rodilla. “The Washington Post” deberá seguir esperando... y desesperando.

Texto original

La derecha se desespera: Cuba avanza

Norelys Morales Aguilera.-- El más reciente editorial de The Washington Post confirma la desesperación de los grupos de la derecha de Estados Unidos, que han visto con muchas dudas el cambio de estrategia en la política de Barack Obama hacia Cuba.

El editorial publicado este lunes 1 de febrero titulado "El fracaso en Cuba" (Failure in Cuba), sostiene que hasta el momento la histórica política de apertura de Obama hacia Cuba parece no estar cumpliendo con sus objetivos declarados de liberar el potencial de los cubanos y empoderar al naciente sector privado en la isla, según Notimex.

No hace falta genialidad para comprender lo que se pretende al desconocer la economía mixta, que plantea la actualización del modelo económico cubano y repetir los tips de "régimen", "dictadura" y otras supercherías.

Ni debe ser casual la coincidencia la publicación con la importante visita de estado que iniciaba el presidente cubano Raúl Castro a Francia, convertida desde hace meses, indicaba Dpa, en el principal interlocutor europeo de Cuba, incluso por delante de España, que suele reclamar para sí ese papel en las relaciones de la Unión Europea (UE) con los países latinoamericanos.

Según el Post “Hay escasa evidencia de un cambio dramático en Cuba, quizás porque el señor Obama continúa ofreciendo al régimen de Castro concesiones unilaterales sin requerir nada a cambio”, que podría resumir la esencia de una "declaración de principios".

¿Qué esperaban los mentores del Post, acaso poner de rodillas a la Isla en cuatro días?

Pero, lo peor, en lo que insisten las corporaciones mediáticas hacia el pueblo norteamericano en particular, es que la Administración Obama "hace concesiones", mientras no se dice nada al respecto de que fueron los Estados Unidos quienes rompieron relaciones con Cuba y luego han sostenido una política de hostilidad durante más de cinco décadas, dañando al pueblo cubano en su totalidad, que no se ha rendido. Política fracasada, sin dudas.

Asimismo, pese a que Cuba insiste en un nuevo tipo de relación respetuosa e independiente, y trata de dar credibilidad a que las posiciones de Obama son sinceras, es imposible no ver con recelo que Washington no ha desmontado el aparato agresivo hacia la Isla, que no es más ni menos que la política que verbalmente reconocen fracasada.

El editorial del importante medio ha sido bastante reseñado en español por agencias y medios, pero hay una frase a la que no se refieren: "En ausencia de un levantamiento popular, es raro que los tiranos se retiren voluntariamente." (In the absence of a popular uprising, it is rare for tyrants to voluntarily retire.)

Están desesperados porque no aparece "el levantamiento popular" con el que sueñan los mentores de la derecha y ultraderecha del Post.

Tips más allá o más acá del editorial, Cuba, sigue siendo la piedra en el zapato mientras no acepte el espejismo y el chantaje de la economía de mercado, con el agravante, para ellos, de mostrar otro camino posible.

Y, la derecha y las apetencias de sacar lascas a Cuba, vuelve a toparse con la capacidad y dialéctica de la Revolución, que es lo que en el fondo los aterra porque se abre la certeza de que la Isla avanza, aunque lo silencien.

Si tienen dudas, solo véase la visita del presidente Raúl Castro a Francia, con la condena al bloqueo por delante del francés François Hollande, los acuerdos logrados y el anuncio de altos dignatarios cubanos de que la Isla diversificará sus relaciones comerciales, para no depender únicamente de Estados Unidos cuando se levante el bloqueo.

Usted puede comprobar por sí mismo en el editorial del Post la desesperación inocultable. No es para menos viniendo de donde viene y Cuba dando pasos al desarrollo y el perfeccionamiento de su economía, que los está dejando, a todas luces, con la boca abierta.

https://www.washingtonpost.com/opinions/failure-in-cuba/2016/01/31/f725a6c6-c5f0-11e5-a4aa-f25866ba0dc6_story.html

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

23 de Julio // 06:06
fidel-castro-el-honor-de-ser-revolucionario Videos Cuba Hoy.- Intervención del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, en la clausura del VII Congreso del PCC. "(...)[...]
23 de Julio // 06:02
sostienen-pastores-por-la-paz-encuentro-con-medicos-que-combatieron-el-ebola Videos Cuba Hoy.- Los integrantes de la XXVII Caravana Pastores por la Paz, de visita en Cuba, realizan un encuentro con médicos que[...]
23 de Julio // 05:57
eurodiputado-couso-campana-de-desprestigio-de-espana-contra-venezuela-es-obscena MultimedioVTV.- El diputado del Parlamento Europeo (PE) por la Izquierda Unida (IU), Javier Couso, denunció este viernes las diversas campañas[...]
Banner

La columna

Disidentes arrecian su campaña anticubana

News image

Por Arthur González*/El Heraldo Cubano-Martianos-Hermes-Cubainformación.- Bien se conoce que la mafia anticubana radicada en Miami ha encadenado la política exterior de Estados Unidos en el tema Cuba, y durante nueve administraciones lograron impedir un cambio en las relaciones de la potencia más poderosa del planeta, con una pequeña isla ubicada en el centro del Mar Caribe. Eliminado el sistema socialista europeo, solo Cuba quedó en el hemisferio occidental con las ideas de construir una sociedad más justa y equitativa, donde los valores de los seres humanos están por encima del enriquecimiento de un puñado de personas, algo que los yanquis no soportan por el ejemplo que irradia para los que padecen de los males del capitalismo. Desde que Estados Unidos reconociera en diciembre 2014, el fracaso de su política contra Cuba y la necesidad de cambiarla para lograr sus sueños de desmostar el socialismo, la mafia anticubana integrada por servidores del tirano Fulgencio Batista, inició su trabajo para impedir que las relaciones entre ambos países pudieran ser normales. La primera reacción fue la de presionar en el Congreso para impedir un levantamiento de la Guerra Económica, a la que ellos llaman eufemísticamente “Embargo”. La segunda consiste en preparar a la contrarrevolución interna, denominada como “disidencia”, para ejecutar actos provocativos que puedan ser manipulados mediáticamente y acusar a Cuba de “reprimirlos”. Esa mafia terrorista que tiene un pasado tenebroso dentro de Estados Unidos, con su participación en la invasión a Cuba por Bahía de Cochinos, el asesinato del presidente J.F. Kennedy; la instalación de micrófonos en el llamado Caso Watergate; el asesinato de personalidades latinoamericanas como el ex canciller chileno, Orlando Letelier; el tráfico de drogas hacia Estados Unidos y la entrega de armas a la contrarrevolución nicaragüense; unido a los cientos de actos terroristas dentro y fuera de Estados Unidos, es la que se declara “defensora” de los derechos humanos. En esa cuerda orientan y financian a la “disidencia” cubana para que declare que después del 17.12.2014, la represión del Gobierno cubano se incrementa contra ellos, algo que los hechos se encargan de desmentir. ¿Cuántos viajes a Estados Unidos han realizado los principales cabecillas de los grupúsculos contrarrevolucionarios en los últimos dos años? ¿Qué gobierno que arrecie la represión deja salir al exterior a entrenarse a sus principales opositores? Quienes duden de esto solo deben buscar los viajes de la presidenta de las llamadas “Damas” de Blanco, Berta Soler, quien cambia de imagen mensualmente gracias al dinero que recibe para sus acciones, del cual se apropia indebidamente facilitándole la compra de una residencia de tres niveles en una zona residencial de La Habana. Otro que no calienta su cama en La Habana es Antonio Enrique González-Rodiles, director del fracasado “Estado de SATS”, y actual coordinador del nuevo engendro denominado “Foro por los Derechos y Libertades”, quien mensualmente viaja a Miami a recibir orientaciones. Lo mismo hacen Laritza Diversent, directora del grupúsculo “Cubalex”; Manuel Cuesta Morua, al frente de fantasmal “Partido Arco Progresista”, y hasta la vetusta Martha Beatriz Roque, autora de burlescas huelgas de hambre que resultaron falsas, solo para recuperar el protagonismo que tuvo años atrás. El patrón de conducta orientado en Miami por la mafia anticubana, es el de declarar que la “represión” contra ellos se incrementó después de la visita del presidente Barack Obama a La Habana y que solo el Gobierno y los militares se benefician de esas nuevas relaciones. El fin que persiguen está claro y puesto de manifiesto en las nuevas enmiendas aprobadas por el Congreso en fecha reciente, arreciar las acciones de Guerra Económica para aumentar las penurias del pueblo cubano. La mafia y sus voceros en la isla, los llamados “disidentes”, afirman que el pueblo no se ha beneficiado de las nuevas relaciones diplomáticas, algo falso pues los visitantes norteamericanos en su gran mayoría se hospedan en casas de renta privadas y no en hoteles estatales, almuerzan y cenan en restaurantes privados, y adquieren suvenires con los artesanos y no en tiendas estatales. Por ese motivo es que los ideólogos del Consejo de Seguridad Nacional plantean la importancia de fortalecer la sociedad civil, la que aspiran sea quien ejecute los cambios de sistema económico y político en Cuba. En ese nuevo concepto la “disidencia” no juega papel alguno, pues sus servicios prestados a Estados Unidos solamente son para actos provocativos que sostengan las campañas de la supuesta violación de los derechos humanos, de ahí que el tratamiento que reciben actualmente en la embajada yanqui es diferente al de hace dos años. Una de las quejas de Berta Soler es precisamente que ya no tiene derecho a navegar por Internet en los locales de la embajada como lo hacía antes, pues ahora, según ella, la prioridad la tienen jóvenes cubanos que no pertenecen a los grupos “disidentes” y son preparados en cursos de idioma inglés. La lucha por el protagonismo es amplia y diversa, porque mientras el Consejo de Seguridad Nacional trabaja por minar desde adentro el socialismo cubano, la mafia miamense y sus asalariados internos ven peligrar el protagonismo que durante medio siglo han tenido en la política anticubana, temiendo ser ignorados en los futuros cambios que sueñan con ejecutar en Cuba. Esa es la razón del incremento de las falsas denuncias respecto al incremento de las “acciones represivas” del Gobierno cubano, con el fin de presionar a la Casa Blanca e incluso a Europa, para que no den pasos hacia una mejoría en las relaciones con la Isla, algo que no podrán impedir pues la vida demostró que las viejas políticas fracasaron y solo sirvieron para gastar cientos de miles de millones de dólares pagados con el dinero de los impuestos aportados por los ciudadanos norteamericanos. Razón tenía José Martí cuando afirmó: “La creencia ciega en verdades no probadas, y que no tienen medio humano de probarse, destruyen la dignidad de la inteligencia y la del carácter”. *Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano. Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fu...

Arthur González (Heraldo cubano) | Viernes, 22 Julio 2016

Revista
Lo + leido
Recomendamos