Desde este lunes, circula el E12, primer ómnibus ecológico en Cuba PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Martes, 28 de Noviembre de 2017

Reno Massola - Hitchman Powell Escalona - Cubadebate.- En la mañana del miércoles pasado, el primer ómnibus puramente eléctrico en Cuba debió iniciar su servicio a la población desde la terminal Palatino. Sin embargo, por la necesidad de realizarse otras pruebas técnicas, se decidió aplazar su comienzo para el este lunes 27 de noviembre, en la ruta 18, explicó vía telefónica su chofer, Daniel Ríos Santos.

El funcionamiento en el país de un vehículo con tales prestaciones, ha generado cierta expectativa y polémica en la población, relativa a su factibilidad en el archipiélago, dada la situación del clima, el sistema vial y las indisciplinas sociales existentes.

Apunta el gerente de ventas de la sucursal de la empresa Yutong en Cuba, Jesús Zhou, que esa compañía China está presente en la Mayor de las Antillas desde el año 2005 y cubre casi la totalidad del transporte urbano e interprovincial, por lo que tienen una elevada experiencia y conocimiento acerca de la realidad cubana. Por ello, el ómnibus E12 fue preparado de acuerdo a las características y condiciones del país.

La guagua estará limitada a una velocidad de 69 km/h, suficiente para transitar por las calles habaneras. Posee neumáticos Michelín preparados para la circulación en la ciudad, pues carecen de cámara interna, hecho que garantiza que, en caso de pincharse, pueda recorrer hasta 30 kilómetros antes de perder completamente el aire, sin sacar el objeto cortante. En esa ruta de 22,5 kilómetros en total, el ómnibus pudiera salir ponchado del paradero y regresar perfectamente.

Además, la guagua trae incorporado el sistema ABS+EBD, el cual permite ajustar automáticamente la fuerza de freno de cada goma.

La carga es una de las prestaciones de avanzada, pues con un generador de 380 Voltios (adaptado en Cuba por especialistas chinos), se puede alimentar las baterías del vehículo mediante un cable de alta tensión. Las baterías tienen ocho años de garantía y, una vez cargadas completamente, posibilitan que pueda recorrerse entre 250 y 300 kilómetros. Subraya Daniel, que también tienen incorporado un sistema de auto recarga o recuperación de energía, pues mediante las acciones de desaceleración y frenado, convierten la energía cinética en eléctrica.

Respecto a las especificaciones técnicas, el ómnibus cuenta con un espejo retrovisor cubierto por una membrana calentadora eléctrica, que evita los efectos de la lluvia y resiste elevadas temperaturas.

El cubículo del chofer tiene un sistema que hace mucho más panorámica y sencilla la lectura del tablero de mando, a través de una pizarra eléctrica LCD que ofrece toda la información del vehículo.

Expresa Daniel que el volante se adapta a las necesidades y fisonomía del conductor, así como el asiento, el cual es ergonómico, o sea, tiene memoria del peso de la persona que se sienta, por lo que recuerda su altura y distancia cuando lo vuelva a utilizar.

Una de las principales atracciones es la cámara ubicada cerca de la puerta trasera, cuya imagen se divisa en la pantalla de la pizarra de la cabina de conducción, y tiene como objetivo fundamental indicarle al chofer acerca de la subida y bajada de los pasajeros.

Explica otra gerente de ventas de la sucursal de la empresa Yutong en Cuba, Sara Zheng, que la cámara tiene un sistema de visión que puede ajustar el nivel de luminosidad según el horario (día o noche), y también girar el ángulo de enfoque.

Las puertas tienen incorporado un sistema sensorial que les impide cerrar una vez que existe un objeto o una persona que las bloquee, de modo que no maltratan al personal.

El vehículo, de 12 metros de largo, 2,5 de ancho y 3,2 de altura, exhibe un mayor confort para los pasajeros, pues cuenta con 35 asientos, cinco de ellos para impedidos, y un pasillo más amplio que permite 70 pasajeros de pie.

Refiere Daniel Ríos Santos, el primer conductor “ecológico” cubano, que el ómnibus humaniza mucho más su trabajo y proporciona un viaje más cómodo y confortable para los pasajeros, quienes deben velar también por la disciplina y el cuidado en su interior. El aire acondicionado tratará de ponerse todo el tiempo, y se mantendrá a una temperatura de 21 grados, para evitar que cause molestias al personal que ingresa desde la calle.

Cuando entre en funcionamiento el venidero lunes, tendrá el mismo sistema de explotación de la Empresa de Transporte de La Habana, por lo que hará las mismas paradas y costará 40 centavos.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy