La juventud cubana toma las calles en honor a sus mártires (+ Fotos) PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Miércoles, 28 de Noviembre de 2018

Laura V. Mor - Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba - Fotos: Yaimi Ravelo.- El 27 de noviembre es una fecha por demás significativa para la juventud cubana. Como cada año, tomó las calles de La Habana para recordar a sus mártires.
Alonso Alvarez de La Campa, Carlos Augusto de La Torre, Pascual Rodríguez Pérez, Angel Laborde, José de Marcos Medina, Eladio González Toledo,
Anacleto Bermúdez y Carlos Verdugo son los nombres de quienes recuerdan a cada joven la lucha por la emancipación y soberanía desde 1871, cuando
fueron masacrados en manos del colonialismo español en uno de los sucesos más dolorosos de la historia de Cuba.

Más de 40 estudiantes de primer año de medicina habían sido llevados a dos Consejos de Guerra, acusados injustamente de profanación de tumbas e
infidencia. Hubo dos juicios, igualmente manipulados. En el primero, algunos quedaron absueltos y otros tuvieron condenas menores, pero el gobierno colonial logró anular la sentencia y abogó por un segundo juicio, más injusto y viciado, donde estos ocho jóvenes recibieron la pena capital.

Ninguno de ellos superaba los 21 años cuando. Tres horas después del juicio, fueron fusilados sin más, con las manos atadas, de rodillas y de espaldas al cobarde pelotón que llevaría a cabo el alevoso asesinato.

En la tarde de hoy cientos de estudiantes universitarios, de nivel medio superior y trabajadores de la enseñanza marcharon desde la Escalinata de la
Universidad de La Habana hasta la explanada de La Punta, lugar donde fueron acribillados los ocho estudiantes de Medicina, sitio en el que se encuentra
el monumento que los recuerda y conmemora en su rebelde valentía.

No hubo lluvia que amedrentara la enérgica y combativa marcha que cerró con 147 insignias tricolores, una por cada año transcurrido desde aquella tarde donde estos jóvenes encontraron apresuradamente la muerte.

"Se siente, se siente, Fidel está presente" se escuchaba corear a los estudiantes, mientras los vecinos se asomaban desde sus casas y balcones,
algunos con el puño en alto y otros con la mirada orgullosa, como de quien sabe que si hay rebeldía, hay futuro.

Aquellos jóvenes que recién comenzaban su elección de vida en el camino de la Medicina, se podían ver en cada estudiante de Medicina que marchó hoy. La misma rebeldía y el mismo patriotismo de aquella época, en nuestros tiempos.

Hoy no es el colonialismo español que intenta amedrentarles la Patria. Es el imperialismo estadounidense y sus aliados con políticas exteriores
destinadas a acabar con la Revolución. Esos jóvenes que marcharon hoy son su objetivo, los mismos jóvenes que casi medio siglo después,  demostraron que continúan defendiendo la Patria ante cualquier intento de soslayarla.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy