Cuba contra el maltrato animal: “Hablamos por aquellos que no pueden hablar” PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Lunes, 08 de Abril de 2019

Thalia Fuentes Puebla, Ismael Francisco - Cubadebate.- Si mencionamos historias que tocan el corazón no podemos olvidar a Rinti, un perro que después de fallecer su dueña se echó en los pies de la tumba de su protectora hasta morir, tras negar la comida y el agua ofrecidos por los cuidadores del cementerio.

Este amor fue mutuo, solo una página de la obra de Jeannette Ryder en defensa de los animales. Precisamente, bajo su lema: “Hablamos por los que no pueden hablar”, cientos de personas llegaron este domingo hasta su tumba en el Cementerio de Colón, para así, concientizar a las personas sobre la importancia de luchar contra el maltrato animal.

“La violencia es una sola, no importa contra que”, así citaba una de las tantas consignas que exigían sensibilidad para proteger a los animales, unidos a lazos naranjas, a mascotas de diferentes razas y tamaños junto a sus dueños y carteles y camisetas con inscripciones como: “Protección para nuestros animales” y “Maltrato animal es delito”.

Los animalistas se comprometieron a continuar potenciando las adopciones de mascotas, las esterilizaciones masivas y las desparasitaciones. A la espera de una ley, deben actuar por el orden de la conciencia y apelar a la cultura cívica, individual y social.

Jeannette Ryder fue una filántropa norteamericana que vivió en Cuba a principios del siglo XX, donde fundó la organización humanitaria llamada Sociedad Protectora de Niños, Animales y Plantas, también conocida como el Bando de Piedad.

Fue enterrada en el cementerio de Colón en La Habana. Su panteón se conoce como la tumba de lealtad. Una escultura conmemorativa representa Rinti que descansa a los pies de la tumba.