La Vanguardia - Video: Unitel.- El candidato del partido de Evo Morales en las elecciones bolivianas ha ganado, con casi toda seguridad, las elecciones presidenciales bolivianas en la primera vuelta, tal y como indican los sondeos a pie de urna publicados anoche en Bolivia.


Declaraciones completas de Evo Morales desde Argentina: rueda de prensa

El MAS de Evo Morales arrasa en las elecciones en Bolivia

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, exiliado, durante una conferencia de prensa en el centro informático MAS como parte de las elecciones presidenciales de Bolivia el 18 de octubre de 2020 en Buenos Aires, Argentina (Marcelo Endelli / Getty)

Andy Robinson - La Vanguardia

El candidato del partido de Evo Morales en las elecciones bolivianas ha ganado, con casi toda seguridad, las elecciones presidenciales bolivianas en la primera vuelta, tal y como indican los sondeos a pie de urna publicados anoche en Bolivia.

Luis Arce, ex ministro de económica de Morales y candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), lograba el 52,4% de los votos frente al 31,5% de su rival más cercano , el centrista Carlos Mesa. El candidato de ultra derecha Luis Fernando Camacho consiguió solo el 14% en los sondeos a pie de urna.

Si este resultado se confirma en los resultados definitivos – que no se conocerán hasta el martes- representará una victoria espectacular para la izquierda boliviana y un momento importante en el ciclo político latinoamericano tras años de derrotas electorales, campañas de criminalización y golpes de estado blandos contra los partidos progresistas.

Los resultados definitivos no se conocerán hasta el martes

Es más, pone en entredicho las acusaciones de fraude en las elecciones anteriores de octubre de 2019 -realizadas a partir de polémicos informes de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, que forzaron la renuncia de Evo Morales bajo presiones de las Fuerzas Armadas. “Hemos recuperado la democracia”, dijo Arce en una rueda de prensa celebrada en La Paz media hora después de conocer los resultados. “Vamos a avanzar en nuestro proceso de cambio reconociendo nuestros errores”.

La clave del éxito del MAS ha sido la excelente gestión de la economía boliviana durante los años en los que Arce era ministro, cuando Bolivia registraba tasas de crecimiento del 5% y redujo la pobreza hasta la mitad al sacar a tres millones de la pobreza. Esto estaba basado en fuertes inversiones públicas y la nacionalización de las principales empresas. Se ha comparado bajo la óptica del electorado con el colapso socio económico provocado por la Covid-19, que ha minado la credibilidad del gobierno interino de Jeanine Añez y, a su vez, a los líderes de la oposición que lo respaldaban.

Es un indicio también de que el MAS , con fuertes vínculos a los movimientos campesinos y obreros en Bolivia, es un vehículo político de extraordinaria resistencia. A fin de cuentas, muchos de sus líderes han sido juzgados, encarcelados o forzados a abandonar el país desde el golpe contra Morales el año pasado. La victoria de Arce, con un máster en Ciencias Económicas por la Universidad de Warwick en Inglaterra, es la prueba también de que la izquierda latinoamericana no tiene por qué temer cambiar líderes consagrados como Morales, que se aferró al poder pese a perder un referéndum sobre su reelección.

La campaña de Arce está centrada en reactivar la economía y recuperar los logros sociales de los años de Evo. “Mientras otros discutían sobre quién sería el candidato, nosotros estábamos hablando de generar empleo, industrializar, de la inversión pública y el crecimiento económico es objetivo”, dijo Adriana Salvatierra , la líder del MAS y ex líder del senado. “Esto es la evidencia de que lo que pasó el año pasado fue un golpe de estado”, añadió Salvatierra.

Casi un año después de la amarga victoria electoral de Evo Morales, que acabaría con su renuncia solo 21 días después en medio de acusaciones de fraude, Bolivia celebró las elecciones presidenciales y legislativas en un ambiente de desconfianza, polarización y temor a la violencia. La tensión incrementó cuando se produjo un retraso de más de tres horas antes de publicar los resultados de los sondeos. Los líderes del MAS expresaron temores de que se estaba preparando un fraude para negarle la victoria al partido de la izquierda. Pero todo cambió a media noche en La Paz cuando la envergadura de la probable victoria de Arce sorprendió hasta a los más optimistas del partido.

Se espera la vuelta de Morales de su exilio en Argentina, aunque Arce ha dicho que respetará la independencia de los poderes judiciales que investigan al ex presidente por presuntos delitos de sedición y terrorismo durante las protestas callejeros y bloqueos tras su renuncia en noviembre del año pasado.

Ya noqueada por la pandemia de la Covid-19, La Paz se había convertido en una ciudad de fantasmas en la víspera electoral ante el miedo a una repetición de los conflictos que ocurrieron en octubre del 2019, forzando a renuncia de Morales y llevando el país al borde de un enfrentamiento civil.

Un toque de queda fue implementado a partir de las cuatro de la tarde el sábado, y la venta de alcohol prohibida ya antes. En algunos barrios se formaron filas en las puertas de supermercados por miedo a que se repitan los bloqueos de carreteras del año pasado.

Se creía que una participación masiva en áreas rurales, en tándem con la fragmentación del voto opuesto al MAS, podría crear la posibilidad de que Arce ganase en la primera vuelta al rebasar el voto de su rival mas próximo por mas del 10%. Pero pocos se imaginaban que el candidato del MAS pudiera hacerse con más del 50% del voto, tal y como indican los sondeos a pie de urna. El número dos de Arce, el indígena David Choquehuanca, insistió que el MAS “respetará la voluntad popular”, la desconfianza es enorme en ambos bandos.

El anuncio a última hora de un cambio al sistema de cómputo de voto generó preocupación en los cientos de observadores electorales internacionales que se han desplazado a La Paz, sobre todo la decisión de encargar el traslado de las actas electorales a las fuerzas armadas y eliminar el sistema de conteo rápido.

Salvador Romero, el respetado presidente del Tribunal Supremo Electoral, achacó las modificaciones a la necesidad de “de tener resultados incuestionables” aunque tarden más en “las elecciones más complejas de la historia de la democracia boliviana”. El año pasado la interrupción del conteo rápido dio lugar a las primeras acusaciones de fraude. De ahí la preocupación en las filas del MAS y los observadores electorales internacionales por el retraso de los resultados de las encuestas a pie de urna. Pero no se trataba de un fraude sino el resultado o de la reticencia de los votantes a decirles a los encuestadores el candidato que habían elegido. El proceso democrático –tan elogiado por los que acusaron a Morales de cometer fraude- ha entregado el mejor resultado para el MAS en una década.

Un tuit de Luis Almagro, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el que advirtió sobre un “nuevo fraude” generó mas desconfianza en el MAS . La denuncia de la OEA del fraude en octubre del 2019 desencadenó una sublevación de parte de la ciudadanía urbana y de policías amotinados, encabezados por Camacho. Dada la amplitud de la victoria de Arce será difícil hasta para Almagro y Camacho cuestionar la legitimidad de la victoria de Arce y un nuevo gobierno del MAS.

 

El MAS aplastó a la dictadura: Arce y Choquehuanca obtuvieron el 52,4% contra el 31,6% del derechista Mesa

Resumen Latinoamericano, 19 de octubre de 2020.

Después de un vergonzoso alargue para dar los resultados extra-oficiales por parte de la dictadura de Añez y su Tribunal Supremo Electoral, finalmente a la una de la madrugada, se conocieron esos datos. Así, Lucho Arce y David Choquehuanca serán los próximos presidente y vice de Bolivia. el derechista Carlos Mesa, quedó con un 31,5% y el fascista Fernando Camacho solo obtuvo un 14,5%.

Al gobierno de facto no le sirvió de nada militarizar el país como lo hizo durante todos estos días, ni tampoco el comportamiento provocador y violento del ministro Murillo, quien no solo hizo perseguir hasta la saciedad a dirigentes y militantes del MAS, sino que también prácticamente acusó de «subversivos» y «zurditos» a gran parte de los observadores electorales. Todo se derrumbó para estos asesinos del pueblo de Sacaba y Senkata. A la luz de estos resultados lo que les queda es huir en helicóptero, como hizo en su momento un oscuro mandatario argentino, o prepararse para que la nueva justicia les haga pagar por sus crímenes de lesa humanidad.

Lo cierto es que el binomio ganador lo tendrá difícil por el estado de completo desastre que la dictadura deja al país, pero el paso más duro ya se ha dado, y es que a través del voto se ha conseguido derrocar a una cruel y corrupta dictadura. Eso es lo que el pueblo boliviano ha comprendido muy bien y por eso en la madrugada muchos salieron a festejar alli y también en toda la diáspora donde viven miles de bolivianos y bolivianas.

 

Luis Arce, candidato del MAS, nuevo presidente de Bolivia, según encuestas a pie de urna

DANIEL LOZANO - El Mundo

Al ex ministro de Economía le habría bastado con alcanzar el 40% de los votos y obtener 10 puntos de ventaja para evitar la segunda vuelta

Luis Arce, candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), habría ganado la primera vuelta electoral con los votos suficientes como para proclamarse presidente, según la encuesta en boca de urna hecha pública cuatro horas más tarde de lo programado. El elegido de Evo Morales habría alcanzado el 52,4% de los apoyos populares frente al 31,5% de Carlos Mesa, candidato centrista de Comunidad Ciudadana.

Al ex ministro de Economía le habría bastado con alcanzar el 40% de los votos y obtener 10 puntos de ventaja para evitar la segunda vuelta. A la misma hora Morales celebraba en su exilio de Buenos Aires la victoria de su abanderado, a quien él mismo eligió para arrancar votos en las ciudades por su perfil técnico y más moderado.

El tercer candidato en liza, el radical Luis Fernando Camacho, apenas alcanzó el 14% de los apoyos en una jornada electoral marcada por la gran afluencia a las urnas, casi el 85% del padrón electoral.

Los datos del sondeo a pie de urna contrastan con el recuento real, en torno al 5%, que mantiene a la cabeza al candidato centrista Mesa. Unos resultados que no son oficiales y que no se conocerán hasta dentro de al menos 48 horas.

"Se ha producido una victoria del MAS, que tendrá mayoría en ambas cámaras. Lucho (Luis Arce) será nuestro presidente", se congratuló el líder de la revolución indígena, sobre quien pesa varias acusaciones realizadas desde el gobierno interino de Jeanine Áñez.

Tan sorprendente resultado provisional culminó una jornada tranquila y en paz, en contra de los augurios más pesimistas, enrarecida en la noche ante la falta de datos, pese a los llamados a la calma de partidos y organizaciones internacionales.

"Se inaugura un nuevo tiempo político", sentenció Adriana Salvatierra, ex presidente del Senado hasta la caída de Morales.

Luis Arce compareció ante los medios como ganador de las elecciones pero con un tono conciliador. "Vamos a gobernar para todos los bolivianos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional", enfatizó quien parece llamado a sustituir a la interina Jeanine Áñez. Un mensaje muy alejado del tono guerrerista habitual de Morales, que incluso le llevó a reconocer que es necesaria la reconducción "del proceso de cambio y de superación de nuestros errores".

"Hemos recuperado la democracia y la esperanza", insistió. "De nuestra parte el compromiso de trabajar, de llevar adelante nuestro programa. Tenemos la obligación de trabajar para responder a esta expectativa. Hoy ha sido para el pueblo lo que es del pueblo", culminó.

El MAS habría alcanzado la mayoría absoluta en el Senado con 19 escaños, frente a los 13 de la centrista Comunidad Ciudadana y 4 para Creemos, liderado por el radical Camacho.

 

Elecciones Bolivia 2020: El MAS habría ganado en primera vuelta según la primera boca de urna

Página 12

Con el sistema rápido de conteo de votos suspendido, por lo que los resultados oficiales se conocerán con demora, se difundió la boca de urna de la encuestadora Mori que otorgaba el triunfo al MAS con el 52,4% de los votos contra el 31,5% de Mesa.

Los resultados de las elecciones de Bolivia no se conocerán este domingo a la noche.

Siete horas después de cerradas las urnas y vencidos todos los plazos para que se den a conocer las encuestas de boca de urna se conoció la primera: la empresa Mori otorgó el triunfo al MAS con el 52,4% de los votos contra el 31,5% de Mesa, lo que implicaría su consagración en primera vuelta. En Buenos Aires, donde convocó a una conferencia de prensa pasada la medianoche el ex presidente Evo Morales felicitó al candidato del Movimiento al Socialismo, Luis Arce, y lo consideró el futuro presidente. "Todos los datos señalan que hay victoria", aseguró.

Con el sistema rápido de conteo de votos suspendido por el Tribunal Supremo Electoral, los resultados se conocerán con demora, por lo que la proclamación oficial de los resultados llegará en las próximas horas o días. En Bolivia a los dirigentes del MAS se les hacía difícil disimular el entusiasmo pero llamaban a esperar los datos del Tribunal Supremo.

Bolivia inició el recuento de la votación de este domingo tras nueve horas de afluencia a los recintos electorales para recibir a más de 7,3 millones de electores en el país. El registro oficial de la votación comenzó a las 18 bajo potestad del TSE, entidad que en la víspera decidió suprimir el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) que debía ofrecer resultados provisionales.

 “Hemos tenido una jornada tranquila en todo el país hasta este momento”, dijo en un comunicado el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaria. Veedores de la Copppal y del Parlasur también destacaron que la jornada electoral transcurrió con calma.

Sin conteo rápido

El TSE de Bolivia anunció el sábado que no utilizaría el sistema de resultados preliminares para el conteo de votos para no generar “incertidumbre” en la población y solo se trabajará con datos oficiales. El resultado de los comicios, donde Luis Arce del Movimiento al Socialismo (MAS) es el candidato favorito, no se conocerá durante la noche del domingo

El presidente del TSE, Salvador Romero, informó que "por responsabilidad con el país" se decidió no utilizar el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), ya que no desean generar incertidumbre en los bolivianos en un "clima de alta polarización".

"El domingo en la noche no vamos a tener el resultado oficial y final. Esto nos va a tomar algunas horas adicionales y es importante que la ciudadanía tenga paciencia porque el resultado va a ser confiable, (aunque) un poco más lento", afirmó Romero.

En las elecciones presidenciales del año pasado, hubo irregularidades con el conteo de votos. El escrutinio en centros mineros como los de Siglo XX, Llallagua y otros pueblos apartados de los centros urbanos donde está fortalecido el voto indígena, tuvo que ser revisado por el TSE luego de que grupos de choque convocados por opositores al gobierno de Morales intentaron impedir el conteo del voto campesino originario y desconocer los resultados.

Esta vez, Romero brindó una conferencia de prensa en La Paz y explicó que se buscaba un sistema de difusión de resultados preliminares que estén "cercanos" al resultado oficial, pero "cuando no existe la certeza y el volumen suficiente de información", es mejor retirar esa forma de conteo.

"De tal manera que tengamos certeza de que ese resultado será similar al definitivo, es preferible prescindir de los resultados preliminares", indicó Romero y destacó que de esta manera se "tendrá un resultado sin ápice de dudas".

Además, sostuvo que la población puede estar presente en el recuento de votos, puede fotografiar el acta elaborada por los jurados electorales, mientras que los delegados políticos pueden tener una copia y los resultados en el sistema de cómputo podrán ser verificables acta por acta, incluyendo la fotografía del acta y la transcripción de los resultados.

"El objetivo del Tribunal Supremo Electoral es tener un cómputo que sea seguro para toda la ciudadanía, seguro para las organizaciones políticas en competencia y que los resultados sean confiables", señaló el presidente del órgano electoral.

Áñez pide paciencia

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, pidió este domingo a los ciudadanos y partidos políticos tener "paciencia" y "madurez" para esperar los resultados oficiales de las elecciones generales celebradas en esta jornada.

La mandataria transitoria hizo este llamado en un mensaje televisado en el que le acompañaron los ministros interinos de la Presidencia, Yerko Núñez; de Defensa, Luis Fernando López; y de Gobierno (Interior), Arturo Murillo; además de los comandantes de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana, y la Policía, Rodolfo Montero.

"Todos sabemos que no tendremos resultados definitivos hasta que acabe el conteo oficial de votos", sostuvo Áñez, por lo que pidió a la ciudadanía y a los partidos tener "paciencia para esperar los resultados sin generar ningún tipo de hechos violentos".

"Bolivia va a salir bien", manifestó la mandataria interina, quien también aseguró que su Gobierno ha puesto todo de su parte para tener una elección "limpia y transparente".

Áñez postulaba a las elecciones por la alianza Juntos, pero el mes pasado decidió retirar su candidatura para no dispersar el voto y unificarlo por el candidato que pueda hacerle frente al Movimiento al Socialismo (MAS), del expresidente Evo Morales.

Las reacciones frente a la decisión del TSE

Evo Morales criticó la decisión del TSE a través de su cuenta de Twitter: "Es altamente preocupante que el @TSEBolivia decida suspender el sistema Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) a horas de elecciones. Esta decisión de última hora despierta dudas sobre sus intenciones".

https://twitter.com/evoespueblo/status/1317646364331868163

En las elecciones de este domingo los candidatos son Luis Arce del Movimiento al Socialismo (MAS) -partido del expresidente Evo Morales-, el expresidente Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) y el exprefecto de Santa Cruz de la Sierra Luis Fernando Camacho, quien lidera la Alianza Creemos y representa a la derecha más radical y antimasista.

Al conocer la resolución del TSE, Mesa afirmó que entiende “las razones por las que se tomó esta decisión, optando por la fiabilidad, certeza y seguridad de los resultados oficiales", mientras que Camacho criticó que el accionar del organismo electoral "vulnera irremediablemente" el principio de la transparencia.

Por su parte, los veedores internacionales manifestaron su apoyo al TSE. La OEA, el Centro Carter y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) destacaron en un boletín que la medida "privilegia la certeza y busca evitar poner en riesgo la difusión correcta de los resultados".

La Iglesia Católica, la Unión Europea y Naciones Unidas sostuvieron que el TSE "garantiza la difusión de resultados con certeza a través del sistema de cómputo oficial".

Según las encuestas, Arce es el favorito para erigirse triunfador en estas elecciones con más del 44 por ciento de los votos. Más atrás se ubican Mesa con el 34 y Camacho con el 15 por ciento. Si el candidato del MAS no supera el 40 por ciento, deberá ir a balotaje el 29 de noviembre

 

Bolivia: según varias encuestadoras, Lucho Arce arrasa y no habría segunda vuelta

Resumen Latinoamericano, 18 de octubre de 2020.- Bolivia. Lucho Arce, según encuestas a boca de urna, ganaría con el 43,6% de votos, Mesa muy abajo, como segundo, con el 29% y Camacho tercero con el 20 por ciento. Fuente: Unitel.

 

Fuente: Tu voto cuenta

Elecciones en Bolivia: las proyecciones dan amplia ventaja a Luis Arce, candidato del partido de Evo Morales

BBC News Mundo

Las primeras proyecciones en las elecciones presidenciales de Bolivia daban una amplia victoria al exministro Luis Arce, candidato del partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo (MAS).

El conteo rápido publicado por la televisora Unitel daba a Arce más de un 52%, mucho más de lo que auguraban las encuestas de intención de voto. Al expresidente Carlos Mesa, el conteo rápido le daba más del 31%.

Bolivia elige al primer presidente tras la renuncia de Evo Morales: ¿qué pasó en este año de incertidumbre?

La noticia llegó pasada la media noche, en medio de un extraordinariamente lento escrutinio oficial, lo que causó incertidumbre y tensión tras una jornada que había transcurrido con tranquilidad.

"Hemos recuperado la democracia y hemos recuperado la esperanza", dijo Arce, visiblemente emocionado. "Vamos a construir la unidad".

"Vamos a construir un proceso de cambio (...) aprendiendo de nuestros errores", agregó.

El país sudamericano fue a las urnas este domingo para repetir las elecciones anuladas hace un año en medio de las denuncias de fraude.

Aquellas elecciones desataron una profunda crisis política que desembocó en la renuncia y salida del país de Evo Morales y la llegada a la presidencia interina de la entonces senadora Jeanine Áñez.

¿Quién es Luis Arce?

La trayectoria política de Arce está íntimamente ligada a la de Evo Morales, de quien fue ministro de Economía durante gran parte de los 14 años que estuvo en el poder.

Como artífice de la política económica de Morales, es visto como el responsable de las reformas que llevaron al despegue económico de Bolivia durante los años del MAS.

Nacido en 1963 en La Paz en una familia de profesores de escuela, Arce estudió Economía en Bolivia, hizo una una maestría en Reino Unido y de retorno a su país comenzó a trabajar como funcionario público en el Banco Central de Bolivia (BCP), donde se desempeñó en diferentes cargos.

Junto a su trabajo en el BCB, se dedicó también a la docencia e impartió numerosos cursos en universidades de Bolivia, como de EE.UU. y América Latina, entre ellas Harvard, Columbia o la Universidad de Buenos Aires.

Tras el ascenso al poder de Morales, fue nombrado en 2006 ministro del entonces Ministerio de Hacienda que posteriormente tres años después se convertiría en el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Arce tuvo un perfil público relativamente bajo y técnico durante sus años como ministro.

Su gestión es vista como uno de los pilares que llevó al país sudamericano no solo a reducir su inflación y a un boom económico, sino también a disminuir notablemente la pobreza.

Al frente del Ministerio, Arce promovió medidas para incentivar el mercado interno, la estabilidad cambiaria y la promoción de políticas de industrialización de los recursos naturales.

Pero tal vez una de sus medidas más importantes y controversiales fue una serie de "nacionalizaciones", principalmente la de los hidrocarburos cuya recuperación Arce consideró como uno de los pilares sobre los que se sustentó la economía de Bolivia en todos estos años.

Tras sufrir un cáncer de riñón, renunció al cargo en 2017, y tras una larga recuperación en Brasil, regresó a Bolivia y volvió a asumir el puesto hasta la renuncia de Evo Morales hace casi un año.

En enero pasado, el MAS lo nombró como su candidato a la presidencia (con el excanciller David Choquehuanca como compañero de fórmula) para las elecciones que se programaron inicialmente para mayo y luego fueron pospuestas para septiembre y luego nuevamente aplazadas a octubre por la pandemia de coronavirus.

Su nominación provocó cuestionamientos incluso dentro del mismo partido, por el hecho de que Arce proviene de la clase media urbana y no de las organizaciones sindicales y campesinas que componen gran parte de las bases del MAS.

Horas de incertidumbre

El Tribunal Supremo Electoral fue objeto de numerosas críticas por la ausencia de información oficial sobre el resultado de la elección de este domingo.

Bolivia elige al primer presidente tras la renuncia de Evo Morales: ¿qué pasó en este año de incertidumbre?

"Si no nos unimos, vuelve Morales": por qué Jeanine Áñez, la presidenta interina de Bolivia, renuncia a su candidatura a las elecciones

Durante las más de nueve horas de votaciones, medios locales destacaron que los comicios transcurrieron sin mayores incidentes.

"Hemos tenido una jornada tranquila en todo el país hasta este momento", dijo en un comunicado el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaria.

Pero los comicios de este domingo no fueron solo singulares por su calma, porque se realizaron en medio de la pandemia o porque fueron pospuestos en dos ocasiones por el coronavirus (debían haberse celebrado en mayo). También por la demora en conocer sus resultados.

Romero no dio una fecha exacta sobre cuándo se podrán conocer los resultados.

Y es que la noche antes de su realización, el Tribunal Supremo Electoral anunció que no utilizaría un nuevo sistema de conteo rápido, lo que daba por sentada la demora en los resultados.

El presidente del TSE, Salvador Romero, explicó que le decisión debido a que las pruebas realizadas al sistema no permitían tener seguridad del conteo.

"El TSE ha efectuado, en el transcurso de las últimas semanas, las pruebas y simulacros para el DIREPRE (siglas del nuevo sistema de Difusión de Resultados Preliminares). Y queremos informar al país que los resultados de las pruebas no nos permiten tener la seguridad de la difusión completa de los datos que ofrezcan certidumbre al país", indicó.

América Latina
Brics PSUV Euskadl Herria.- En una entrevista a la periodista venezolana Osly Hernández descubrimos qué está en juego en las elecciones que tendrán lugar el próximo 6 de diciembre Venezuela #VenVamosJuntas...
Cubadebate.- El Gobierno del presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció que a partir de este miércoles regresó la señal de la plataforma multimedia teleSUR, luego de estar fuera del aire durante un año por órd...
Laura V. Mor (Fotos: Yaimi Ravelo)  Resumen Latinoamericano - Corresponsalía Cuba - Video: TV Cubana.- La Habana, 25 de noviembre de 2020.- "Llegamos hasta aquí para cantarte, para decirle al mundo que existes, que s...
Lo último
La Columna
La Revista