Canal Caribe.- El programa Hacemos Cuba comparte una edición especial sobre los sucesos del 27 de enero de 2021 en el Ministerio de Cultura de la República de Cuba.


Otra provocación frente al Ministerio de Cultura: Preguntas de un 27 de enero

Ricardo Ronquillo - Cubadebate

En la antesala de un día patrióticamente iluminador, algunos apuestan a la confusión, el desconcierto y el desánimo.

Mientras la inmensa mayoría de los jóvenes se aprestan a dar amoroso ardor virtual a la llama martiana que los patriotas honrados llevamos dentro, otros pretenden apagarla tras el escándalo mediático de un viejo cerco manipulador, que no sirve sino a los intereses de quienes buscan ver a Cuba sometida y humillada.

Llegan hasta las puertas de una institución de la Revolución, parte del corazón espiritual del país y de su infranqueable cordillera de resistencia, con la misma arrogancia cínica de los que en los últimos cinco años dictaron más de 190 medidas para doblegar la dignidad de un pueblo sometido a la brutalidad de la más poderosa y criminal de las dictaduras planetarias.

Se acostumbraron tanto a disfrazarse para los demás, que al final terminan disfrazándose para sí mismos. Por sobre su máscara se descubre el rostro de los más vulgares golpeadores de los sueños y anhelos más caros de su pueblo, actúan como propagandistas de su más persistente enemigo.

Cómo responderían, un 28 de enero, al significado de esenciales ideas martianas: "lo que sí acataré yo toda mi vida es la voluntad manifiesta de mi tierra, aún cuando sea contraria a la mí"; "La Patria necesita sacrificios. Es ara y no pedestal. Se le sirve, pero no se la toma para servirse de ella…", ¿acaso estarán animados por la esperanza de los anexionistas de obtener la libertad sin pagarla a su precio?

 

Ministerio de Cultura: Segundos circos nunca fueron buenos

M. H. Lagarde - CubaSí

El viceministro de cultura, Fernando Rojas convocó en reiteradas ocasiones a los "dialogueros" a pasar al Ministerio de Cultura

Tras la derrota de Donald Trump en las urnas, después de una ridícula campaña basada en acusar nada menos que de comunista al partido demócrata y luego del asalto a ese símbolo de la democracia norteamericana que es el Capitolio, del que sin dudas fue cómplice, la mafia anticubana de Miami, al parecer, no se resigna a tantos descalabros e intenta mover a sus peoncitos en Cuba en busca de crear una provocación que, además de limpiar su imagen de sempiterno fracaso, imposibilite las relaciones entre la nueva administración y la Isla.

Habría que ser ingenuo para desmarcar el pequeño show que tuvo lugar  este miércoles en el Ministerio de Cultura de tales intenciones. Vale solo tener en cuenta la lista de participantes. En esencia, una mezcla de delincuentes sin obra alguna que se autoproclaman artistas y de presuntos reporteros de la llamada prensa “independiente” que paga, según ellos mismos declaran sin pudor, agencias del gobierno de Estados Unidos.

La justificación, esta vez, de un inventado Movimiento 27N, -el invento me recuerda al de los llamados “Clandestinos” que resultaron tres delincuentes y una financista en Miami-, según argumentaron después abiertos los telones del  show, era “dialogar” sobre las detenciones domiciliarias de un grupo de “artistas” que deseaban rendirle homenaje al héroe nacional de Cuba, José Martí, en el 168 aniversario de su natalicio. 

De acuerdo con un video publicado por la página del gobierno de Estados Unidos, Radio TV Martí, en la que los protestantes hacen pública, sin su consentimiento, una llamada de un Viceministro de Cultura, existía una reunión acordada con tres personas que después, según los “dialogueros”, resultaron una veintena. 

Los videos publicados por los participantes en el show, con pretensiones de reeditar la manipulación realizada por los mismos elementos contrarrevolucionarios el pasado 27 de noviembre frente a la misma sede, muestran al viceministro mencionado invitando a pasar a los participantes de la nueva protesta a los jardines de la institución. Propuesta que, al parecer, no complació sus expectativas provocativas.

Si el pasado 27 de noviembre, se habló de manipulación, -muchos de los convocados ignoraban las verdaderas intenciones de aquella cita frente al Ministerio de Cultura-, no creo que en esta ocasión haya ocurrido lo mismo. Los convocados esta vez, entre ellos, algunos de los líderes del otro movimiento de cuatro gatos, el de San Isidro, solo buscaban, como bien señaló en un video que circula en Twitter el ministro de cultura cubano, Alpidio Alonso, crear una repercusión en las agencias internacionales de noticias como es el caso de la Agencia Francesa de Prensa (AFP) la cual, por cierto, no ha dejado de recordar el tema y que ayer, casualmente, volvió a reportar sobre el papel de la internet en las protestas en Cuba.

Demás está decir que ninguna protesta de cuatro mercenarios en Cuba va a salvar el prestigio de ningún fracasado senador de Florida y, mucho menos, lo que significó el ataque que, -entre otros grupos fascistoides realizaron los Proud Boys, dirigidos, casualmente, por un cubano-, al edificio que simboliza la democracia que Estados Unidos ha pretendido, durante siglos, imponerle al mundo. Tampoco borrará el espectáculo de una “democracia” secuestrada y acuartelada como fue la toma de posesión del nuevo presidente Joe Biden.
La hipocresía y oportunismo de la nueva provocación, en medio de los avatares de una pandemia mundial que afecta especialmente a un país bloqueado por la potencia más poderosa del mundo, no puede ser más descarada y explícita. 

Me pregunto si los "artistas" que hoy argumentan para protestar que Martí es "de todos los cubanos" dijeron una sola palabra cuando, hace un año, unos terroristas profanaron sus bustos con sangre de cerdo. 

Si mal no recuerdo, muchos de ellos compartieron, entonces, de manera cómplice el silencio de su supuesto clandestinaje. Utilizar a Martí para complacer los intereses de una mafia anexionista de obstaculizar el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, es la peor afrenta que puede un cubano hacerle al hombre que cayó en Dos Ríos para "impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América".

 

Denuncia ministro de Cultura provocaciones contra Cuba

PL

El ministro de Cultura Alpidio Alonso denunció hoy, en esta capital, las provocaciones de un grupo de personas, protagonistas de un nuevo espectáculo mediático, gestado para desestabilizar el orden interno de Cuba.

Se les invitó a dialogar y se negaron, la intención es provocar y no vamos a permitir esto, aquí se está trabajando demasiado para que vengan a crear este tipo de provocaciones, no respetan el movimiento artístico de este país que es revolucionario, declaró Alonso frente al Ministerio de Cultura de Cuba (Mincult).

Por su parte, el viceministro de la entidad Fernando León- Jacomino afirmó desde su cuenta de la red social Twitter: 'Por las malas, no pasarán, los trabajadores del ministerio enfrentan la provocación contrarrevolucionaria y reafirman la disposición al diálogo sin condicionamientos ni chantajes'.

De acuerdo con un comunicado del Mincult, estaba prevista una reunión entre funcionarios de la entidad y tres representantes de un pequeño grupo caracterizado por su relación con medios pagados por agencias federales estadounidenses, a los cuales se sumaron una treintena de personas.

'Se les invitó a pasar varias veces, pero no era su interés. Sin respeto no hay diálogo posible porque #CubaEsCultura', espetó el viceministro, mientras otros miembros de la institución se hicieron eco de esta postura y destacaron la gravedad del contexto sanitario actual por la escalada de la Covid-19 en el país.

Los congregados, según el texto, solicitaban el esclarecimiento de la situación de algunos ciudadanos que, de acuerdo con ellos, habían sido detenidos en distintos puntos de La Habana, fueron invitados a pasar al interior del Ministerio en reiteradas ocasiones y se negaron, refiere el documento.

'Durante las más de dos horas que duraron estos incidentes en la mañana de este miércoles, los medios pagados por el gobierno estadounidense estuvieron comentando en vivo lo que acontecía, reforzando la matriz provocadora de los contrarrevolucionarios', señala el Mincult.

Asimismo, desde su cuenta oficial en Twitter la institución rectora de la Política cultural en la isla ratificó la voluntad de diálogo 'con los creadores honestos sobre cualquier tema relacionado con la política cultural de la Revolución Cubana y reitera su negativa a aceptar provocaciones o a dialogar con mercenarios'.

Contra Cuba
Radio MIami TV.- Hoy entrego mi columna al profesor Carlos Lazo, con un escrito que vale la pena leer e interpretar sobre la nueva farsa que intentan dos congresistas cubanos-americanos....
Noticiero Nacional de Televisión / CubaSí.- Por estos días, salen a la luz, nuevos intentos financiados desde Estados Unidos, para promover acciones violentas en Cuba. El periodista del Noticiero Nacional de Televisión tie...
Lo último
Mis recuerdos de Playa Girón
Tirso Sáenz – Cubainformación.- En febrero de 1961, yo había sido nombrado por el entonces Ministro de Industrias de Cuba, Comandante Ernesto Che Guevara, como Vicedirector de la industria del Petróleo.  A inici...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista