Pascual Serrano - Rebelión.- Apenas dos horas necesitó el gobierno cubano para responder al discurso de Bush contra Cuba del 24 de octubre, fue mediante una rueda de prensa del ministro de Asuntos Exteriores Felipe Pérez Roque. Según el ministro, “Bush anuncia un escalada sin precedentes en la política de Estados Unidos contra Cuba, más bloqueo, más subversión para intentar someter por hambre al pueblo cubano”. El discurso de Bush, para Pérez Roque es “la confirmación de que la política en vigor en su régimen es el cambio en Cuba incluso por la fuerza”. “Acelerar el periodo de transición equivale a la reconquista de Cuba por la fuerza”, afirmó.

Pascual Serrano - Rebelión.- He estado viendo, primero en la CNN y después en Cubavisión, la intervención del presidente de Estados Unidos George Bush ante los miembros de su gabinete explicando la posición y planes de su Administración para Cuba. Era como el Aló Presidente de Hugo Chávez que tanto critican, pero sin ciudadanos, ni preguntas del público.

En su primera exposición de la vida en Cuba cualquier persona que haya estado en la isla podrá asombrarse de las afirmaciones de Bush. Según el presidente estadounidense, en Cuba es ilegal que “se reúnan más de tres personas”, “cambiar de trabajo”, “cambiar de casa” o “leer libros diferentes de los publicados en el país”.

Tomás A. Granados - Prensa Latina.- Un proyecto de resolución contra el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos a Cuba circula hoy entre los 192 países miembros de la ONU, en preparación de una nueva acción de rechazo mundial a esa medida.

El documento está sustentado en un informe anual del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, que recoge el desacuerdo con esa medida expresado por más de 120 países e instituciones, una cifra record en comparación con los 98 registrados el 2006.

La Asamblea General ha expresado en los últimos 15 años su respaldo a esa resolución, que demanda desde su título la "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba".

José A. De la Osa - Granma.- Valtra es la sucursal de una empresa estadounidense radicada en Alemania. De golpe y porrazo, sin que mediara un anuncio previo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos le retiró la licencia para venderle a Cuba las baterías que produce, empleadas, entre otros muchos fines en nuestro sistema de salud, en monitores cardiovasculares, marcapasos y también por las personas que requieren de audífonos, así llamadas las prótesis que utilizan los pacientes con pérdida de su capacidad auditiva.

Por Alina Martínez C. - AIN.- Al pueblo norteamericano le es negado, en virtud del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba por casi 50 años, el libre acceso a la literatura de la Isla. Las novelas, la poesía y la cuentística fructificada por centenares de creadores reconocidos hoy en muchas naciones, incluidas las de Europa, no escapan a ese apartheid despiadado.

Ni siquiera los clásicos se libran del cerco impuesto a la cultura cubana, recrudecido con la administración de W.Bush y que pretende borrar los tradicionales vínculos históricos entre los dos pueblos.

AIN.- El profesor Xu Shicheng, de la Academia de Ciencias Sociales de China, indicó que cada vez más países votan a favor de Cuba en las Naciones Unidas y eso demuestra el fracaso del bloqueo de los Estados Unidos contra la Isla.

El destacado experto chino en asuntos latinoamericanos dijo a Prensa Latina que ya, en 15 ocasiones anteriores, la Asamblea General expresó su oposición a EE.UU. y está seguro de que ocurrirá lo mismo el próximo 30 de octubre.

Por Roberto Pérez Betancourt - AIN.- Las recientes amenazas proferidas por George W. Bush contra Cuba en la ONU, y su anuncio de que este miércoles dictará nuevas represalias, prueban la histérica frustración del mandatario de EE.UU. en su obsesiva política anticubana, en tránsito final de su mandato sin retorno a la Casa Blanca.

Para observadores de diversas tendencias, la historia de resistencia del pueblo caribeño en casi 50 años de poder revolucionario constituye aval que garantiza nuevas victorias frente a cualquier nuevo intento de socavar su estabilidad política y social.