Oscar Figueredo Reinaldo, Abel Padrón Padilla - Cubadebate - Video: TV Cubana.- Con la presencia del presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Manuel Marrero Cruz, Primer ministro de la República inició en la mañana de este sábado el Balance anual del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.


En la cita trascendió que al cierre de 2019 se estiman 4 millones 515 mil 200 ocupados en la economía, de los cuales 3 millones 79 mil 500 pertenecen al sector estatal y un millón 435 mil 700 al sector no estatal, con una tasa de desocupación del 1,2%.

Al intervenir en el pleno, el presidente cubano insistió en que hay que lograr mayor celeridad en la toma de decisiones y puso como ejemplo el reciente incremento salarial en el sector presupuestado; una medida que a su juicio demoró demasiado en adoptarse. “Nos pasamos la vida discutiendo cuál era el mejor momento para hacerlo y repetíamos un discurso que no convencía a nadie. Una de las cosas que estamos llamados en el plan de 2020 es el de destrabar la economía de este país”.

En este propio sentido dijo que se le ha solicitado a cada organismo un “banco de trabas” para acabar de resolver muchas situaciones que hoy entorpecen el desarrollo de la nación. “No podemos permitir que si el sector estatal es el que más aporta a la dinámica económica del país, sea donde el factor salario se mueva más lento. El sector privado resuelve ese asunto bien rápido, entonces nuestra dinámica es de burocracia, hacemos muchos análisis y aunque tenemos muchos criterios no concretamos las cosas”, afirmó el mandatario.

Tras reconocerse por los propios dirigentes del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social los elementos que entorpecen su labor y que crean burocracia y lentitud, el presidente cubano dijo que “queremos y necesitamos un ministerio de trabajo sin trabas”.

También precisó que al realizar el incremento salarial en el sector presupuestado, salieron relucir disímiles deformaciones en la escala salarial, entre los que resaltan nomencladores mal establecidos. “Tenemos que ser más creativos, implementar cosas nuevas y encausarnos al desarrollo”, añadió.

Durante su intervención también señaló que es necesario hacer una mejor gestión de los recursos humanos en cada entidad, un proceso que se revertirá en que los jóvenes ubicados no se desalienten y abandones sus puestos de trabajo.

“A veces se pretende crear carreras nuevas con un perfil tan específico que no es lo que queremos. Debemos apostar por carreras de perfil amplio y que las especificidades sean solventadas a través de cursos de posgrado. Debemos potenciar la fuerza de trabajo calificada”, sostuvo.

Ante los directivos del organismo, el presidente de la República exhortó a trabajar de manera más eficiente en respuesta a las presiones del gobierno de los Estados Unidos para ahogar la economía del país y precisó que nos encontramos inmersos en dos procesos cardinales: un fuerte ejercicio legislativo y la discusión con los trabajadores del plan de la economía.

Sobre el primer aspecto, Díaz-Canel dijo que se trata de lograr que en el menor tiempo posible, la Constitución tenga el soporte en sus leyes y las políticas que necesita para su implementación. En este sentido destacó la nueva estructura del estado a partir de la elección de los gobernadores, vicegobernadores e intendentes en los territorios.

Al referirse al proceso de discusión con los trabajadores del plan de la economía, dijo que urge que las mismas sean aportadoras, “donde los colectivos obreros concreten cómo se va a producir más, cómo se puede ser más eficiente o como crear condiciones para elevar las exportaciones”.

Ratificó que para lograr los objetivos de desarrollo es imprescindible partir de la base de cuatro principios: la labor ideológica en todas las instituciones, que los cuadros dirijan y no se conformen con cumplir tareas, desarrollar de manera profunda la política de cuadros y mantener las medidas de ahorro.

El mandatario advirtió que en la actual situación económica hay procesos que “se nos van a ralentizar o detener, pero hay que desechar esa vieja práctica de que la primera opción es la interrupción. Debemos siempre buscar otras alternativas como la reubicación laboral, pero esto no lo podemos improvisar. Hay que modelar los escenarios y así tener claro lo que puede pasar con mis trabajadores”.

A la vez, llamo a explotar otras formas de empleo como el trabajo a distancia o el teletrabajo.

Entre las prioridades de trabajo para el 2020 Díaz-Canel enunció el despliegue de todas las formas de gestión y propiedad recogidas en la Constitución, estimular la empresa estatal socialista así como realizar un saneamiento de la misma.

Prioridades:

  • Generar nuevos empleos.
  • Lograr un enfoque más integral y multisectorial en los problemas que afectan al empleo.
  • Eliminar todas las trabas en lo concerniente a las políticas de empleo.
  • Mejorar las condiciones de trabajo y hacer énfasis en la protección e higiene en los centros.
  • Mayor atención al trabajo por cuenta propia.
  • Estimular el trabajo a distancia y el pluriempleo
  • Avanzar en sistemas de gestión y pagos que pongan al sistema estatal en las “mismas condiciones de éxito” que el sistema no estala.
  • Avanzar en el proceso de informatización
  • Eliminar trámites burocráticos
  • Mayor integralidad en el trabajo de prevención y asistencia social

Estuvieron presentes además, Ulises Guilarte de Nacimiento, Secretario nacional de la CTC y Alejandro Gil, viceprimerministro y  Ministro de Economía y Planificación.

Según el informe que recoge los resultados del Ministerio durante el año 2019, la tasa de ocupación con respecto a 2018 debe crecer en 32 mil 500 trabajadores, influenciado en lo fundamental por la incorporación de maestros al sector estatal y el crecimiento del trabajo por cuenta propia en el país.

También señala que en el sector presupuestado laboran un millón 478 mil 200 trabajadores (48%), siendo la salud y educación los sectores más representativos. Entre tanto, el sector empresarial concentra un millón 601 mil 300 trabajadores (52%); fundamentalmente en las actividades agropecuarias, la industria azucarera, manufacturera y la construcción.

Un asunto de particular atención fue el decrecimiento de la población no económicamente activa, en particular las personas que no trabajan. Al respecto se dio a conocer que en relación a 2018, este grupo decreció en 40 mil 200 personas.

“Es la primera vez que este segmento disminuye en los últimos cuatro años. Las medidas adoptadas para fortalecer la economía, entre ellas el incremento salarial y la eliminación de subsidios y gratuidades excesivas, deben tributar al descenso paulatino de este grupo de personas”, señala el documento.

Al cierre del año pasado existían además 21 mil 179 personas que hacen uso del pluriempleo,entre tanto 4 mil 945 trabajadores se favorecen del teletrabajo. Otra arista evaluada en la cita es el comportamiento del empleo en el sector no estatal, sector que agrupa a 621 mil 268 trabajadores.

“Entre las principales insatisfacciones identificadas se encuentran la ausencia de un mercado mayorista para el aseguramiento de materias primas y materiales para estos trabajadores y la existencia de actividades que se ajusten más a la pequeña y mediana empresa que al trabajo por cuenta propia”, recoge el texto.

Las actividades más representativas son la elaboración y venta de alimentos; transporte de carga y pasajeros; arrendador de vivienda, habitaciones y espacios así como los agentes de telecomunicaciones.

En otro momento de la reunión se analizó la labor de prevención, asistencia y seguridad social durante el 2019, año en el cual se fortaleció esta tarea a partir del chequeo sistemático del trabajo preventivo en las comunidades de mayores complejidades sociales, la atención a los menores que resultaron víctimas y el seguimiento de las medidas y sanciones a los victimarios, así como la atención a las personas con situaciones sociales críticas y conductas deambulantes.

Se identificaron 2 mil 169 personas con conductas deambulantes. Se le han dado solución a mil 488, de ellas, 431 ingresaron a instituciones de salud, 1015 retornaron a sus hogares y a 42 se les entregó una vivienda o fueron ubicados en albergues”, se precisa en el informe.

En la cita también se dijo que el presupuesto aprobado para la Asistencia Social fue de 358 millones 646 mil 210 pesos, destinados al pago de prestaciones monetarias, servicios y al entrega de recursos. Reciben protección 114 mil 381 núcleos, integrados por 176 mil 97 beneficiarios.

Entre los principales problemas identificados están: las bajas cuantías de las prestaciones de la asistencia social, a pesar del aumento realizado en noviembre de 2018. La cuantía media de la asistencia social es de 237 pesos.

 

Es imperioso eliminar las trabas que lastran la economía

Gabino Manguela (Foto: Abel Padrón) - trabajadores.cu.- La economía cubana cuenta con poco más de 4 millones y medio de ocupados, de ellos alrededor del 31 % en el sector no estatal, y una tasa de desocupación del 1,2 por ciento, según se conoció este sábado en La Habana durante la reunión de balance de la gestión del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) el pasado año, cónclave encabezado por el presidente cubano Miguel Díaz Canel Bermúdez.

El mandatario significó en varias de sus intervenciones lo imperioso de eliminar las trabas que lastran el avance en no pocas temáticas vinculadas al trabajo. “¿Qué tiempo nos demoramos para aplicar el incremento salarial en el sector presupuestado?” se preguntó y argumentó que nos encasillamos en el debate de qué era primero, si el huevo o la gallina.

Si es el sector estatal quien más aporta económicamente, pues allí no pueden haber tantas limitaciones. “Nos demoramos mucho en tomar decisiones, dijo, y eso es un lastre del burocratismo. No implementamos con coherencia todas las variables para movilizar los recursos humanos, a los cuales debemos dedicar nuestro pensamiento”, sentenció.

Insistió en que todos, y el MTSS principalmente, tienen que ofrecer soluciones a aspectos que limitan la economía, y para ello presentar su llamado banco de problemas.

Puntualmente se informó que en el sector presupuestado laboran casi un millón 480 mil trabajadores, o sea el 48 % del total estatal, mientras que en el área empresarial se ocupan 1,6 millones, es decir, el 52 por ciento, fundamentalmente los agrupados en actividades agropecuarias, la industria azucarera, manufacturera y la construcción.

Llama la atención que en comparación con el año 2018, la población no activa económicamente decreció en 40 mil 200 personas, una cifra modesta, pero positiva si se une a la disminución de los totales de quienes no trabajan ni estudian, de los que declaran que no desean hacerlo o que no declaran una ocupación como medio de vida.

El Primer Ministro, Manuel Marrero, presente en la reunión, valoró positivamente la gestión realizada por el MTSS, pero destacó la necesidad de continuar perfeccionando el trabajo por cuenta propia, con los jóvenes, y las distintas formas de empleo.

Asimismo subrayó que es vital darle seguimiento a los temas de empleo y salario. “No podemos creer que la reforma general de salarios resolverá todos los problemas que subsisten”, dijo.

Sobre el tema hubo consenso en que el incremento de eficiencia tiene que verse reflejado en aumentos salariales, a la vez que se deben buscar sistemas salariales apegados cada vez más a modalidades universalmente reconocidas.

El análisis, también presidido por Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, detuvo su mirada en asuntos de vital importancia, entre ellos los vinculados al empleo y salario, seguridad social, consolidación de la labor de prevención, y asistencia y trabajo social, así como la informatización de los procesos.

Por su parte, Alejandro Gil, titular de economía, explicó que todo lo que hacemos en la economía tiene el fin de crear riquezas y mejorar la calidad de vida del pueblo. “En todo eso tiene que ver de manera directa lo que hagamos en temas de empleo y salario, además de los incentivos que desarrollemos. Todo eso es básico”, indicó.

Especial atención dedicó el titular de economía cubano al imperativo de romper dogmas en cuestiones económicas y utilizar indicadores menos tradicionales, que hablen más de riqueza, de empleo, de salario.

Respecto a la retribución, puntualizó que tenemos una dicotomía, pues entre los sectores estatal y no estatal no pueden haber diferencias, sino que deben estar en igualdad de condiciones. “Tenemos que armonizar, pues no pueden haber normas muy estrictas en uno y en el otro no. Debe haber más flexibilidad con asuntos como la retribución por el aporte”, refirió.

Cuba
Cubadebate reproduce esta artículo de Reese Erlich, un periodista estadounidense que escribe sobre Cuba desde 1968, publicado en el medio digital Truthout y replicado por otros como Salon. Aunque no compartimos algunos puntos de vista del autor y tam...
Oscar Figueredo Reinaldo, Lissett Izquierdo Ferrer - Cubadebate.- Justo cuando miles de trabajadores en el país discuten el plan de la economía a “camisa quitada” en sus centros laborales, muchas dudas vuelven a saltar respecto a qué sistema de pago ...
Canal Caribe.- Si viajamos a cualquier país ni preguntamos por la moneda local, llevamos dólares. Si buscamos en Internet un producto y el precio está en pesos mexicanos, libras esterlinas o yuanes, convertimos automáticamente a dólares. En Cuba ya l...
Lo último
La Columna
La Revista