Canal Caribe.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz asistieron al balance anual del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) donde se actualizó sobre los principales acontecimientos de la Política Internacional durante el año 2019 y las proyecciones para el 2020.


Díaz Canel en el MINREX: "Necesitamos una diplomacia económica innovadora"

Arleen Rodríguez Derivet - Cubadebate - Foto: Estudios Revolución

“Un día podremos explicar públicamente todo lo que se ha hecho para que no sean mayores las afectaciones. Es un verdadero milagro que hayamos evitado, por ejemplo, los apagones, pero se han afectado producciones y otras actividades de la vida cotidiana de manera sensible.”

Lo dijo el Presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez en el Balance del MINREX, al reseñar brevemente el impacto del empeño de la actual administración norteamericana por impedir que llegue combustible a Cuba y que funcione la economía del país, en un año “muy complejo, muy tenso” en que el bloqueo escaló a razón de una medida de agresión cada cuatro días y medio, algo que la nación enfrentó con un coraje de leyenda.

Visiblemente motivado por lo que ha encontrado en sus recorridos por todo el país en los últimos meses, tocando de cerca la resistencia criolla, Díaz Canel convocó a los hacedores de la diplomacia cubana a tener “confianza y optimismo” en el futuro.

“Estos tiempos malos pasan y nos fortalecen. Se los digo por lo que he visto. Es increíble lo que hace nuestra gente, las respuestas que ha dado en el aprovechamiento de la generación eléctrica. Solamente con el corrimiento de la demanda en los horarios pico y la aplicación de otras medidas, hemos ahorrado más de 80 millones de dólares", precisó.

“Vendrán mejores tiempos, se los aseguro, y entonces habrá que reconocer a quienes nos apoyaron en las horas difíciles".

De enfrentamiento concreto a la política de bloqueo trató sobre todo el análisis colectivo, tras la presentación por parte del canciller Bruno Rodríguez Parrilla, de los resultados de 2019 en el organismo, una exposición sintética pero abarcadora del intenso período del año del 60 aniversario de la diplomacia revolucionaria.

Entre lo más significativo sobresale la derrota del diabólico plan sobre supuestos ataques sónicos contra diplomáticos extranjeros, una matriz que trató de imponerse desde Estados Unidos como pretexto para hacer retroceder los avances en las difíciles relaciones entre los dos países y el brutal recrudecimiento del bloqueo. El desafío mayor por delante: enfrentar la extraterritorialidad, la escandalosa persecución financiera y comercial y las crecientes presiones y sanciones a terceros países, firmas y empresarios.

De unas 38 indicaciones o recomendaciones derivadas del año anterior, el MINREX ha cumplido 21, pero los datos ilustran poco. Aporta más el matiz autocrítico con que se evaluaron temas sobre los que se interesó particularmente el Presidente cubano, como la imprescindible ofensiva en la promoción de la inversión extranjera y la actividad comercial en general y la relación de nuestras misiones diplomáticas con los cubanos residentes en el exterior.

Díaz Canel recordó que en cada uno de sus viajes, ha separado el tiempo para encontrarse con los cubanos residentes en los diferentes países y destacó la actividad de la cancillería en el grupo que trabaja en los preparativos de la próxima conferencia Nación-emigración, en el interés de actualizar disposiciones y dar respuestas a demandas y expectativas de la mayoría de los emigrados que añoran una relación fluida y aportadora con su patria.

El Presidente propuso que los participantes en el evento de abril reciban información directa de nuestros ministros y convocó a todos a pensar y actuar diferente, porque estamos viviendo momentos diferentes. Lo que no puede haber es fractura, ni en la soberanía e independencia de la nación, ni en su unidad. Y no debemos dejar que se acumulen problemas y contradicciones que sólo aportan a las incomprensiones, apuntó, refiriéndose a las dificultades que, por ejemplo, enfrentan quienes tienen interés en invertir en Cuba.

El Primer ministro, Manuel Marrero, también en la reunión, pidió a los presentes hacer “un inventario de trabas” en el organismo y habló de variantes de contratos de servicio y administración que han probado su eficacia en el turismo, donde deben potenciarse más y extenderse a otras áreas de la economía. También Ricardo Cabrisas Ruiz, viceprimer ministro y Rodrigo Malmierca, titular del MINCEX, intervinieron en el análisis de este tema, aportando a la importancia de que las embajadas se impliquen de forma más directa y prioritaria en la pelea por impulsar la economía en medio del mayor asedio.

Al reseñar las prioridades del Gobierno para el actual año, el Presidente destacó: el enfrentamiento a la plataforma de restauración colonial y neoliberal que pretende imponerse a la región y que incluye el intento de destruir a la Revolución cubana, la defensa nacional como parte de ese enfrentamiento, el intenso ejercicio legislativo derivado de la nueva Constitución, que debe permitirle al país resolver vacíos jurídicos anteriores y la batalla económica. Todo se relaciona y todo es fundamental, dijo.

Fue en ese contexto, que Díaz Canel se pronunció por impulsar una “diplomacia económica que sea innovadora”, considerando la complejidad de la madeja que teje el bloqueo, pero también las potencialidades de instituciones, países y regiones, con políticas económicas soberanas e independientes de las reglas que pretende imponer el imperio a escala global.

“Seamos más pro activos en la diplomacia económica. Como solemos decir a nuestros mejores amigos: elevemos al rango que ya tienen las relaciones políticas, nuestras relaciones comerciales. Y no nos limitemos sólo a las grandes economías. Cualquier nicho es útil para romper el cerco.”

En cuanto a la imagen del país, que sus adversarios tratan de desprestigiar, atacando pilares como los servicios médicos o la seguridad ciudadana, para debilitar las fuentes de ingreso como la colaboración en salud y el turismo, precisó que basta con mostrar lo que somos: “Una nación de amistad, solidaridad y de relación con todos los países, incluso con el adversario, con base en el respeto mutuo.”

Para los trabajadores del MINREX, a quienes incluyó en la poderosa resistencia nacional del año en que “nos tiraron a matar y no pudieron”, tuvo un entrañable reconocimiento por la coherencia, solidez y firmeza de principios que defiende el organismo, prueba de cuán efectiva es la continuidad de la Revolución en una de sus más formidables trincheras.

Cuba
El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidió este martes una reunión del Buró Político en la que se aprobaron nuevas medidas ante...
Vocesenlucha.- Semilla de la entrevista a Iroel Sánchez, escritor, trabajador del Ministerio de Comunicaciones de Cuba, director del programa de la Televisión cubana La Pupila Asombrada y editor del blog La pupila insomne. Bloqueo, pueb...
Canal Caribe.- El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez presidió la reunión que da seguimiento a las medidas de control y prevención en contra del coronavirus....
Lo último
La Columna
La Revista