Canal Caribe.- El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, exhortó a los santiagueros a potenciar las inversiones estratégicas, la producción de alimentos para el pueblo, la sustitución de importaciones y a elevar la responsabilidad ciudadana para evitar contagios o rebrotes de COVID 19, en las conclusiones de la visita gubernamental a Santiago de Cuba.


Pequeñas tierras que hacen un país

Leticia Martínez - Cubadebate

El saludo de Díaz-Canel fue definitivo: “Así que usted es la famosa Aida”; y le chocó el puño, como lo hace desde marzo, cuando la epidemia de la COVID-19 se instaló en Cuba. Nunca pensé ver al Presidente del país en una tierrita como esta, le dijo ella, refiriéndose a su finca La Fortaleza, ese pedazo de suelo duro donde hace 25 años engendra maravillas.

El país son muchas pequeñas tierritas como estas, si no conoces estas pequeñas tierritas no conoces el país, aseveró el Jefe de Estado, convencido de que la nación nace del ínfimo espacio de cada cual.

“No somos nada del otro mundo”, replicó la anciana cuando él la felicitó por todo lo que han logrado. “Nosotros lo único que hemos hecho es trabajar toda la vida”, apuntó ella aligerando las tensiones de un elogio que le pareció inmerecido. Pero en honor a la verdad, desde las primeras gallinas que crió en la placa de su casa en la ciudad de Santiago de Cuba hasta la finca de unas 46 hectáreas destinadas a la ceba de ganado y aves, ha corrido mucho sudor, de ella y de toda su familia.

No por azar el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, comenzó aquí su itinerario por el territorio oriental, como parte de la primera visita gubernamental del tercer ciclo de recorridos del Consejo de Ministros por todas las provincias cubanas, luego del impasse impuesto por el nuevo coronavirus. En los predios de Aida Dolz y de su hijo, Ciro Verdecia, el médico de profesión que colgó el título universitario para dedicarse al campo, el Jefe de Estado conoció detalles de esta exitosa experiencia con la cría y ceba de toros, cerdos, pollos y conejos.

¿Con qué los alimentan?, preguntó el mandatario; y supo del uso de la moringa, la morera, la tithonia: “una experiencia maravillosa, que la tenemos toda documentada”, aseguró el campesino. ¿En qué debemos mejorar?, insistió Díaz-Canel. Y Aida pensó, pero fue tajante: “en la relación empresa-productores”, además preocupa la logística. Lo que hay es que trabajar, repitió como un mantra la mujer de 70 años.

El Presidente indagó luego sobre los pagos por las producciones de La Fortaleza, y si se los daban en tiempo. “A nosotros sí”, dijo ella, y quedó en suspenso el por qué a los otros no. “Es que Aida es bronquera y exige por sus derechos”, aclaró el hijo en defensa de la estirpe de su madre.

En aquellos lugares al pie de la montaña, en la carretera de Siboney, caminó el Presidente, acompañado por las máximas autoridades locales y también por el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández y el titular de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero. Por aquí tienen que pasar muchos productores, indicó Díaz-Canel, para que se capaciten con estas experiencias. Se refería a las alternativas locales para la alimentación de los animales en los cebaderos. Podemos producir mucho en el país y enfrentar el bloqueo con nuestras capacidades, afirmó.

Precisamente de esas fuerzas internas que nacen de la tenacidad frente a las adversidades, siguieron teniendo señales el Presidente y su equipo de trabajo cuando llegaron a la nueva Planta de Cemento de Santiago de Cuba, una gran inversión que no ha parado, aun en medio de la crisis económica que enfrenta la nación, por todo lo que significa para su propio desarrollo. Prevista la construcción en 36 meses, cuando esté terminada podrá producir 1 200 000 toneladas al año, para satisfacer la demanda de las provincias orientales, así como de la exportación.

El Jefe de Estado -junto al ministro de la Construcción René Mesa Villafaña- fue puesto al tanto del avance de las obras, las cuales incluyen una planta de cemento completa, que abarca desde la trituración de la piedra caliza en la cantera hasta la obtención del cemento en sacos o a granel; una terminal portuaria; un ferrocarril; varios viales y conductoras de agua. Su conclusión dará impulso rotundo al programa de la vivienda y a muchas de las inversiones que ha planificado el país.

Desde allí la comitiva salió hacia la empresa mixta ELFGAS CUBA, la única de su tipo en el oriente y la segunda en Cuba, destinada al almacenamiento y envasado del gas licuado del petróleo. Sus directivos y el titular de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, explicaron a Díaz-Canel sobre el proceso totalmente automatizado, la calidad del servicio, la seguridad de la planta y las nuevas inversiones “para que no pare la venta liberada”. Según detallaron, se trata de la ampliación de la línea de cilindros de 10 kilogramos, la balita de gas que recibe la población.

En una agenda cargadísima, como todas las que se construyen en estos recorridos que remueven cada espacio, el Presidente de la República concluyó la primera parte del itinerario en el Centro de Toxicología y Biomedicina, donde también radica el Laboratorio de Biología Molecular que en  marzo del 2020 se sumó al diagnóstico del SARS-CoV-2 y hasta la fecha ha procesado más de 54 000 muestras PCR de la región oriental.

Luego de conocer el trabajo tremendo que allí se ha hecho a raíz de la epidemia de la COVID-19 y que les hizo acreedores del reconocimiento de Proeza Laboral, otorgado por el Sindicato de la Salud, el mandatario destacó los resultados de Santiago de Cuba en el enfrentamiento a esa enfermedad, de la que desde hace más de 160 días no se diagnostican nuevos casos en esta provincia.

“Eso no significa que por ahí no haya algún asintomático. Por tal razón hay que estar alertas, para que no se nos  vayan los resultados que ustedes han tenido”, aseveró.

En dialogo con los investigadores santiagueros, el Jefe de Estado se refirió al sistema de Gobierno que se ha implantado para gestionar la innovación, “donde estamos buscando que todos los actores de la comunidad científica funcionen con los factores del Gobierno en los territorios y los organismos de la Administración Central del Estado, y aporten más en innovación para solucionar nuestros problemas”.

Recordó cómo ese sistema comenzó en los diálogos con las universidades y después fue propiciando encuentros sistemáticos con los científicos para abordar problemáticas del desarrollo de la nación.  “Lo que ha validado ese sistema de gestión ha sido precisamente el enfrentamiento a la COVID-19”, aseveró.

Hemos llegado a esta nueva normalidad, dijo, gracias a la fortaleza de nuestro sistema sanitario, a la participación de la población y de todas las instituciones, y también al aporte de los científicos que ha sido innegable: más de 700 investigaciones, más de una decena de productos biofarmacéuticos, otros tantos ensayos clínicos y candidatos vacunales… 

Por ese esfuerzo y sus resultados, pudimos llegar a esta etapa, que “ahora nos exige más, porque ahora tenemos que ser más rigurosos en todo los protocolos y en la aplicación de las medidas para evitar rebrotes y, sobre todo, tener más capacidad para actuar de una manera rápida en la eliminación de los mismos, si surgieran”.

Acompañado del viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda y del titular de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, el Presidente cubano habló, emocionado, del ejemplo que la Mayor de las Antillas y su gente ha dado al mundo, en medio de una epidemia y un bloqueo atroz. Aquí de nuevo, y como es histórico, Santiago no se ha quedado atrás.

 

Concluye Díaz-Canel tercera visita gubernamental a Santiago de Cuba

Suremys Pavón Madera - Granma

Como cierre de la tercera visita gubernamental a Santiago de Cuba, encabezada por el Presidente Miguel Díaz-Canel, tuvo lugar hoy en esta ciudad una reunión de trabajo en la que se analizaron los resultados de los recorridos e intercambios realizados.

Intervinieron en el encuentro los integrantes del Consejo de Ministros, ante directivos y representantes de organizaciones del territorio reunidos en el teatro de la Escuela Provincial del Partido Comunista de Cuba Hermanos Marañón.

El Presidente Díaz-Canel reconoció la respuesta de las autoridades e integrantes de los diferentes sectores de Santiago de Cuba ante la COVID-19, que desde hace más de cinco meses no tienen casos positivos.

En la reunión final de la segunda jornada de trabajo en la Ciudad Héroe, Díaz-Canel explicó que la visita a Santiago de Cuba ha dado la satisfacción y alegría del reinicio, después de siete meses, del sistema de trabajo del gobierno, de visitas gubernamentales a los territorios.

Fueron visitados 8 de los 9 municipios de la provincia, 103 objetivos económicos y sociales, y se intercanmbió con más de 3000 trabajadores y pobladores.

La visita se desarrolló con el 50% de la composición habitual, cumpliendo las medidas higiénico sanitarias establecidas y manteniendo los objetivos de trabajo.

La gobernadora Beatriz Johnson Urrutia informó sobre la marcha de la Estrategia económica y social en el territorio, y la implementación de las Medidas para el enfrentamiento a la COVID-19.

Díaz-Canel también rindió homenaje hoy, en horas de la mañana, al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, frente al monolito que guarda sus restos en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia.

Desde su cuenta oficial en Twitter, el mandatario escribió: 'El homenaje de siempre', y lo acompañó con las etiquetas #FidelVive y #FidelPorSiempre.

La visita a Santiago de Cuba, iniciada este jueves, incluyó varios municipios y diversos centros, algunos tan sensibles como el hogar para niños sin amparo familiar, el hospital Saturnino Lora y el Laboratorio de Biología Molecular.

Esta es la primera vista por la oriental provincia tras la reanudación de esos recorridos por el país, interrumpidos por la COVID-19.

 

Santiago de Cuba, una provincia en desarrollo

El Jefe de Estado cubano reconoció el avance integral de Santiago de Cuba, al resumir la visita gubernamental que evaluó la marcha de importantes programas de desarrollo, en este territorio sobre el cual resaltó que de las 59 indicaciones registradas en los dos recorridos anteriores se han cumplido 53

Leticia Martínez Hernández, Eduardo Palomares Calderón - Granma

Santiago de Cuba suma 169 días sin casos autóctonos de la COVID-19; en esa «nueva normalidad» ha ido restableciendo las actividades productivas y de servicios que mueven la vida de la segunda provincia más habitada de la Mayor de las Antillas. En sus calles, la cotidianidad fluye tranquila entre quienes se saben vencedores de la epidemia, no sin la alerta ante tantos riesgos que aún amenazan al territorio.

Ese fue el panorama que recibió al Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y a su equipo de Gobierno, en la tercera visita del Consejo de Ministros a la provincia, que transcurrió durante dos días y tuvo, entre sus actividades de este viernes, una importante reunión con las autoridades locales para chequear, en el terreno, la implementación de la Estrategia de desarrollo económico–social.

Según explicó la gobernadora Beatriz Johnson Urrutia, en el encuentro presidido por el Jefe de Estado y dirigido por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, la prioridad sigue estando en la producción de alimentos, aún por debajo de lo que demanda la población, aunque el cumplimiento del plan de siembra en primavera y el pronóstico de también alcanzarlo en la campaña de frío, hablan de un camino menos tenso. En la provincia, dijo, se alcanzaron las 25 libras per cápita de viandas, hortalizas, frutas y granos, todavía distante de las 30 fijadas en la planificación.

Al desgranar las áreas claves previstas en esa Estrategia económica, Johnson Urrutia se refirió a la promoción del turismo, a partir de todas las potencialidades con que cuenta Santiago de Cuba, por su exuberante naturaleza y su historia heroica. En esa línea, habló de aprovechar mucho más los eventos de alta convocatoria que aquí se realizan, como el Festival de Coros, los Carnavales, el Festival del Caribe y el del Son.

Asimismo, se ha tenido en cuenta el alto nivel de los profesionales santiagueros para seguir estrechando relaciones con el Caribe, en temas tan diversos como la salud, la educación, la cultura y el deporte.

Un asunto de mucha sensibilidad en Santiago de Cuba es el Programa de Atención Materno-Infantil, del que no se logran buenos resultados, apuntó la Gobernadora. Con siete muertes maternas en lo que va de año y una tasa de mortalidad infantil de 5,7 por cada mil nacidos vivos, se toman medidas para que, desde la atención primaria hasta la hospitalaria, se cumplan los protocolos establecidos; esos que han posibilitado que Cuba tenga los mejores indicadores de la región.

En la Estrategia económica y social se ha planificado, también, el desarrollo de la industria biofarmacéutica en la provincia, abanderada en la producción de medicina natural. Por otro lado, y de gran impacto, está la inversión en marcha de la fábrica de Sueros Parenterales.

Johnson Urrutia explicó, el proceso inversionista que en estos momentos se desarrolla en Santiago de Cuba, una provincia que calificó «en desarrollo». En el listado de nuevas obras están la planta de cemento moncada; la fábrica de petrocasas; la base de almacenes del municipio de San Luis «el polo de desarrollo económico de la región», especificó la Gobernadora; el acueducto de palma soriano; la planta de beneficio de granos; la empresa mixta Tropical Contramaestre; y la reparación capital de la planta procesadora de soya.

Como uno de los problemas más fuertes de la provincia, mencionó la construcción de viviendas, que este año debe sobrepasar las 5 000, muy alejado de la demanda acumulada en la provincia, que está en el orden de las 100 000. En lo previsto a construir este año por la vía estatal solo se ha llegado al 53 %; en tanto, por el esfuerzo propio de las personas el sobrecumplimiento se enmarca en más del 230 %.

Entre otras dificultades, en la reunión de trabajo, que contó también con la presencia del vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, se abordó el sobregiro en el consumo eléctrico y las medidas que se están implementando, así como las cuentas por pagar en el sector del Comercio que, aun cuando se han reordenado y reducido sus montos, quedan pendientes 214 millones de pesos por entregar. 

Todas estas cuestiones se enfrentan en medio de la nueva normalidad que ha asumido el país, sin descuidar las medidas sanitarias para seguir manteniendo bajo control los números de la epidemia. Así lo confirmaron en la heroica Santiago de Cuba los miembros del Consejo de Ministros, encabezados por el Presidente Díaz-Canel.

El amor por Cuba nos llena de esperanza

El Jefe de Estado cubano reconoció el avance integral de Santiago de Cuba, al resumir la visita gubernamental que evaluó la marcha de importantes programas de desarrollo, en este territorio sobre el cual resaltó que de las 59 indicaciones registradas en los dos recorridos anteriores se han cumplido 53.

«Después de siete meses –explicó–, en que hemos estado centrados en la problemática económica y financiera del país, y sobre todo, en el enfrentamiento a la COVID-19, con el regreso a la nueva normalidad reiniciamos este sistema de visitas de trabajo en que uno se siente muy estimulado por los aprendizajes, por las cosas que observa y también porque nos permiten compulsar y destrabar problemas no resueltos, así como apoyar el trabajo de los territorios».

Según añadió, en ese resultado de las pasadas visitas se expresa un nivel de respuesta alto a las indicaciones, pues las seis que restan están en proceso y se han estado precisando, mientras que ahora  nuevamente han podido apreciar ese ambiente de creatividad, de trabajo y de esfuerzo, en una provincia donde cada vez se observan cosas nuevas logradas.

De manera especial reconoció la respuesta del territorio a la COVID-19, que le ha permitido acumular cinco meses y medio sin tener casos positivos, como resultado del trabajo sistemático y cohesionado en la aplicación de las medidas de enfrentamiento por el sector de la Salud, el Partido, el Gobierno, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio del Interior, y, en especial, por la participación consciente del pueblo santiaguero.

No obstante, insistió en que nadie debe confiarse, pues «que en estos momentos no tengamos casos positivos en Santiago de Cuba, no nos puede negar los casos que puedan haber, la posibilidad de que existan personas asintomáticas que andan por la calle y sencillamente no se detectan, porque es una de las maneras del comportamiento de la enfermedad, pero sobre todo, porque no podemos confiarnos de una enfermedad que está al acecho.

«Ahora la nueva normalidad nos exige más, tenemos que ser más exigentes en el pesquisaje, más oportunos en la detección de los casos, más oportunos también en el trabajo con los sospechosos y sus contactos porque ahora el reto es no caer en rebrotes y, si ocurriera, se impone salir lo más rápido posible de esa situación».

Respecto a las consideraciones sobre los lugares personalmente visitados, Díaz-Canel destacó la experiencia de la finca la fortaleza, de Aida Dolz, como una de las que deben multiplicarse de inmediato, pues las cosas que se han criticado en otros lugares, allí funcionan bien, y dijo que identificando a 400 productores para que generalicen el proyecto se resuelve en el país la demanda de carne de cerdo.

En igual sentido, valoró la trascendencia para la nación de la nueva fábrica de cemento, que, con capital cubano ,se construye al este de esta ciudad. Será una planta totalmente nueva, con la última tecnología de punta en la producción del importante árido, y constituye una muestra de la solidez con que Cuba sigue avanzando.

«Es muy importante –apuntó el Presidente–, avanzar además en la Estrategia económico y social, en la producción de alimentos, en la vivienda, en los problemas de la población como el abasto de agua, fundamentalmente en Palma Soriano y San Luis, en la solución al deterioro de los viales y los problemas del transporte, conscientes de la situación económica que atraviesa la nación».

Al abordar esa problemática y el impacto que en ella debe tener el  proceso de ordenamiento económico anunciado, dijo que está llamado a romper junto a la cadena de impagos el robo y desvío de recursos, y respecto a la unificación monetaria y cambiaria reiteró la confianza que debe tener la población, pues mucho antes de que se decida aplicar será explicado todo lo que se debe hacer.

Como complemento esencial de la actual situación, instó a seguir defendiendo la aplicación de la ciencia, la innovación y la informatización de la sociedad, a elevar la autopreparación de los cuadros e impulsar, aún más, los proyectos de desarrollo local y territorial, y el despliegue de la fuerza de los órganos del Poder Popular.

«Son momentos en que tenemos que seguir potenciando las buenas energías con el ímpetu de nuestra población, para seguir defendiendo nuestra convicción de no rendirnos ante nada», aseguró Díaz-Canel ante directivos del territorio encabezados por el primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, y la gobernadora Beatriz Johnson Urrutia.

«Lo aprendido –enfatizó–, lo apreciado y lo aportado en el encuentro con la población de Santiago de Cuba, nos demuestra que era necesario volver a empezar las visitas gubernamentales por aquí, y que el amor por Cuba nos llena de esperanza y optimismo, nos moviliza, porque pensar como país es sembrar el futuro».

Cuba
Daniella Pérez Muñoa - Foto: Marcelino Vázquez Hernández - La Habana, 23 oct (ACN) El Parque Científico-Tecnológico (PCT) de La Habana suscribió hoy su primer contrato con AlaSoluciones, una iniciativa...
Se visitaron los 13 municipios de la provincia, 260 objetivos económicos y sociales; se comprobaron 22 programas y se chequearon las principales acciones de la estrategia económica y social....
Cubadebate.- Si usted es de los que tiene guardado ahorros —en cualquier moneda—, calma. La decisión del Estado cubano de garantizar, en el cercano ordenamiento monetario y cambiario, los depósitos de la población en ...
Lo último
La Columna
La Revista