Dinella García Acosta - Irene Pérez - Cubadebate.- Desde este viernes 26 de febrero Cuba cuenta por primera vez con una norma específica sobre bienestar animal, en la que ha trabajado un equipo del Ministerio de la Agricultura (Minag) con representantes de distintas organizaciones y asociaciones. 


Aprobado por el Consejo de Estado, el decreto ley sustenta la implementación de la Política de Bienestar Animal en Cuba, aprobada el 19 de enero de 2021.

La víspera las redes se llenaron de emociones. Artistas como Silvio Rodríguez y Alexander Abreu celebraron la causa, como mucho antes lo hicieron Eusebio Leal y Alicia Alonso, cuando colaboraron con el trabajo de la Asociación para la Protección de Animales y Plantas (Aniplant). 

Este sábado en la mañana se reunieron en el Ministerio de la Agricultura (Minag) funcionarios y protectores de animales para conversar sobre una norma muy esperada. “Un día muy lindo”, se escucha en los pasillos. “Estamos aquí para seguir en esto”, se oye a otros.

El bienestar ya tiene decreto ley, “una norma que lo cambia todo y abre un nuevo camino para ayudar y trabajar para los animales”, dijo la presidenta de Aniplant, Nora García Pérez, al comentar su emoción cuando escuchó la noticia. 

“La puerta que se cerró anoche no puede influir para nada en lo que tiene que ocurrir ahora. La forma de trabajar en la que estamos comprometidos tiene un nuevo camino en el que, como presidenta de Aniplant, lanzo la invitación a trabajar juntos”. 

Al comenzar el encuentro, Orlando Díaz Rodríguez, director jurídico del Minag, recordó las palabras del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez este viernes cuando dijo: “Hemos llegado a un decreto ley moderno y atemperado a la Cuba actual”. 

La cultura general de la población acerca del respeto a los animales, la necesidad de evitar malos tratos, crueldad y abusos y la conservación de la diversidad biológica, son algunos de los puntos claves de esta norma. “Cuenta con aspectos modernos como el enfoque a una sola salud”, resaltó el directivo. 

“La participación colectiva de todos es importante. Hay temas que habrá que trabajar muy intensamente: crear una cultura y una conciencia responsable hacia el bienestar desde la formación de valores y a través de las escuelas, los medios de comunicación y la familia”.

En el cuerpo de la norma quedan establecidas las obligaciones que deben cumplir las personas vinculadas a los animales productivos y de trabajo para evitar cualquier forma de maltrato animal y asegurar su bienestar, así como las que tienen los propietarios, poseedores o tenedores de animales de compañía.

Sobre ello, la presidenta de Aniplant planteó la necesidad de tener planes de disminuir en un año o tres los animales abandonados y las poblaciones callejeras. ”Este decreto será en 90 días un martillo en la cabeza de los abusadores y maltratadores”, aseguró.

Autoridades y protectores del Minag reunidos este sábado. Foto: Cubadebate

En representación del movimiento animalista, Freddy del Sol planteó su preocupación sobre la creación de un cuerpo de inspectores, a quién llamar cuando exista maltrato. Sheyla Chirino, por su parte, preguntó “¿qué pasará en estos 90 días? ¿Cuál es el camino a seguir?” y enfatizó en el tema de las peleas de perros.

Cuando sea publicada en la Gaceta Oficial, existirá un periodo de 90 días para que la población, los productores, poseedores de animales y autoridades encargadas de aplicar las medidas contravencionales, se preparen y actúen en correspondencia.

Respecto al sacrificio de animales, la norma establece que el mismo se realiza de forma compasiva y rápida, evitando el dolor y el estrés, garantizando una correcta manipulación y la matanza de manera humanitaria. Sobre este tema, Del Sol dijo que no critica la religión, solo la acción en la que muere el animal, y lo que implica tanto a nivel de dolor como de higiene en las calles.

Yobani Gutiérrez Ravelo, director general del Centro Nacional de Sanidad Animal, comentó sobre los principales problemas de bienestar animal encontrados en el diagnóstico realizado por el grupo de trabajo encargado de redactar el decreto ley. 

Por ejemplo, la tenencia o propiedad irresponsable de los animales y asociado a ello “verdaderos actos de crueldad que se denuncian en las redes”. 

El ministerio, como rector de la política, tiene que coordinarse con instituciones y gobiernos locales que jugarán un papel importante en resolver estos problemas. De igual modo, el trabajo con las asociaciones y evaluar la posibilidad de contar con los refugios incluso como actividad por cuenta propia, apuntó Gutiérrez Ravelo. 

Otra de las protectoras voluntarias, Legna Beatriz Otero, pidió que se tome en consideración la ayuda que quiere dar la comunidad animalista voluntariamente. En este sentido, García Pérez dijo que “no hay que ser de Aniplant o dejar de ser, todos los grupos que tenemos por provincia conservan su nombre y su forma de trabajar. Hemos aprendido juntos. Lo importante es que la voz sea una, pero porque es lo mejor para los animales y la situación que tenemos”.

¿Qué viene ahora?, preguntamos a la presidenta de Aniplant que lleva 30 años luchando por los animalitos. “En estos 90 días hay que sentarse a compartir ¿cómo se vive con un decreto ley de bienestar animal? Hay muchas personas que no están preparadas y es necesario buscar mecanismos para que todos estemos conectados y sepamos qué hacer”.

El país cuenta actualmente con 164 veterinarias estatales, dígase clínicas y consultorios. Foto: Irene Pérez / Cubadebate

El tema de la asistencia veterinaria es otro de los temas claves en la norma. El país cuenta actualmente con 164 instalaciones estatales de este tipo, dígase clínicas y consultorios.

A finales de enero se aprobó el Decreto 20 “Contravenciones de la Medicina Veterinaria”, que prohíbe ejercer esa profesión en el sector no estatal, excepto para animales afectivos y de compañía.

En este sentido, el decreto ley define a los animales de compañía como: las especies que estén domesticadas para acompañar a las personas o con el objetivo de su disfrute, pero “es un concepto en el que aún se trabaja”.

En el decreto ley de bienestar animal también se establecen las condiciones que los mismos requieren cuando permanecen en espacios exteriores de la vivienda y las obligaciones que tienen sus propietarios, poseedores o tenedores para proporcionarles su bienestar.

En el camino de perfeccionar las clínicas veterinarias en el país se creó un grupo de trabajo que ha diagnosticado y adecuado desde el punto de vista conceptual toda las demandas para comenzar un programa de recuperación que incluye mejoras constructivas, visualidad, condiciones higiénico-sanitarias, desarrollo y completamiento de equipamiento, así como adquisición de equipos para diagnóstico o cirugía.

El acceso y la disponibilidad de los medicamentos para la atención veterinaria es otro de los temas medulares. Manuel Peláez Reyes, jefe del departamento de Epizootiología de la Dirección Nacional de Sanidad Animal, en una entrevista a Cubadebate, informó que se está revitalizando la industria farmacéutica cubana, LABIOFAM, y además se desarrollan 36 proyectos dirigidos a animales afectivos. 

Asimismo, se prevé la creación de farmacias veterinarias dónde se podrán encontrar productos para comprar de forma liberada. “Del cuadro básico de medicamentos para la atención a animales, conformado por más de 300 productos, algunos podrán ser adquiridos bajo prescripción de los veterinarios y otro grupo solo podrá ser utilizado por personal capacitado”, detalló Peláez Reyes.

Antecedentes: ¿El decreto para cuándo?

Desde 1972 Cuba es uno de los 182 países miembros de la Organización Internacional Veterinaria. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El tema viene siendo altamente debatido en la agenda pública desde el proceso de referéndum constitucional, donde se planteó la necesidad de promulgar una norma específica para la protección y el bienestar de los animales.

En un primer momento estaba prevista su aprobación para noviembre de 2020, mes que dio lugar a una convocatoria abierta, vía redes sociales y correo electrónico, para que las personas, a partir de un grupo de temas, enviasen sus opiniones sobre la propuesta de legislación.

En ese proceso se recibieron más de 2 000 comentarios por las diferentes vías, igualmente, las autoridades y especialistas del Minag han sostenido encuentros con personas de la sociedad civil, la Sociedad Cubana de Zoología, el Cuerpo de Guardabosques, abogados y otros.

Hace una semana autoridades del Ministerio de Agricultura (Minag) y protectores de animales dialogaron sobre el decreto ley, “una norma jurídica de rango superior que propicia el bienestar animal y en la cual están recogidas y contempladas todas las inquietudes y requerimientos de los amantes de los animales en Cuba”, dijeron los funcionarios.

En diciembre el director jurídico del Minag, Orlando Díaz Rodríguez, aclaró que el decreto habla de bienestar y no de protección, porque “el bienestar es un concepto mucho más amplio e integrador que incluye la debida protección física y mental de los animales, tanto afectivos como productivos”.

“No podemos, agregó, hacer una norma que después quede en letra muerta. Todo lo que realmente pueda ser aplicado en las condiciones económicas actuales del país, ha sido considerado”.

Durante estos meses, limitados por la pandemia, el grupo de trabajo no detuvo su trabajo. Las reuniones continuaron con los jefes de subgrupo, según los plazos que estableció el Ministerio de Justicia.

En diciembre de 2019 el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez destacó en la Asamblea Nacional del Poder Popular, que Cuba se preparaba para legislar sobre este tema de alta sensibilidad nacional, y destacó la necesidad de reforzar la legalidad.

Desde 1972 Cuba es uno de los 182 países miembros de la Organización Internacional Veterinaria, desde la cual participa en la implementación de instrumentos multilaterales que se introducen en el derecho interno.

El país cuenta desde hace años con normas jurídicas que aluden al bienestar animal, como el decreto ley 137 de Medicina Veterinaria aprobado en 1993 y la ley 85 sobre la protección de la flora y la fauna silvestre.

Sandalio Márquez y su caballo Palmiche. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El país cuenta desde hace años con normas jurídicas que aluden al bienestar animal, como el decreto ley 137 de Medicina Veterinaria aprobado en 1993. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

 

Cuba
Rachel Rivero Acosta - Prensa Latina.- Un nuevo grupo de voluntarios se incorpora cada semana a las labores en el Complejo Hospitalario de la Universidad de las Ciencias Informáticas, UCI, en la capital cubana, el más grande en la ...
Randy Alonso Falcón, Oscar Figueredo Reinaldo, Lisandra Fariñas Acosta, Karina Rodríguez Martínez, Deny Extremera San Martín, Sheyla Delgado Guerra Di Silvestrelli - Cubadebate / Mesa Redonda.- Para informar sobre l...
Deny Extremera San Martín - (Foto: Naturaleza Secreta) - Cubadebate.- Dr. Agustín Lage Dávila: “Que se hayan logrado cinco vacunas en tan corto tiempo es un resultado natural de la siembra de capital humano, de ciencia...
Lo último
La Columna
¡Viva la memoria de la República!
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Es en este presente tan incierto cuando más debemos hablar y compartir sobre los esfuerzos, las esperanzas y las grandezas de aquella República Español...
La Revista