Contra los propósitos de desestabilización que nos quieren imponer desde una matriz mediática, los trabajadores cubanos y el movimiento sindical esgrimiremos nuestras armas más poderosas: la unidad y el patriotismo.


La CTC frente a los objetivos mal disimulados de la escaramuza mercenaria

Granma - Foto: Prensa Latina

Ante la nueva escalada de las campañas subversivas contra la Revolución, la Central de Trabajadores de Cuba hizo saber este lunes, mediante una declaración, la posición intransigente y de rechazo del proletariado nacional, contra las más recientes maniobras orquestadas por «operadores políticos internos, conducidos y alentados desde el exterior», que «anuncian la intención de realizar una marcha que han presentado como pacífica y lícita, invocando la Constitución».

En referencia al propio articulado de la Carta Magna, la CTC recordó que una actuación legal no puede vulnerar la paz ciudadana ni estimular la reversión del orden establecido, o lesionar los derechos de otras personas, afectar la seguridad colectiva, el bienestar general, el orden público, y siempre debe realizarse bajo el respeto a las leyes.

Contrario a eso, apuntó que los objetivos mal disimulados de la escaramuza mercenaria son provocar un cambio del sistema político en Cuba y la vuelta al capitalismo; y argumentó cómo lo demuestra «el apoyo decidido, mediante una avalancha de mensajes en redes sociales, de elementos que desde el exterior vociferan en favor de una intervención militar de Estados Unidos, de connotados terroristas, de personeros de la contrarrevolución en la Florida y hasta de los restos de la derrotada brigada mercenaria 2506».

Frente a tales agresiones, reafirmó que «los trabajadores cubanos, unidos en torno a la Central de Trabajadores y a los sindicatos, que avanzamos en la construcción de la nueva sociedad y en la actualización del modelo económico para edificar un país mejor, rechazamos enérgicamente a quienes promueven actos desestabilizadores. Estamos convencidos de que ninguna provocación logrará desmoralizar ni amedrentar a quienes aquí luchamos por el presente y el futuro de la nación».

La declaración dejó claro que el movimiento sindical cubano se movilizará junto a todo el pueblo contra los que se empeñan en arrebatarnos nuestra independencia y soberanía y las conquistas logradas con el sacrificio colectivo, y en ese ejercicio de legítima defensa «esgrimiremos nuestras armas más poderosas: la unidad y el patriotismo».

 

Con la fuerza de la unidad y el patriotismo

Declaración de la Central de Trabajadores de Cuba

En una ocasión Fidel expresó que algún día habría que elevarle un gigantesco monumento a ese héroe insuperable que es el pueblo. Y es que los trabajadores cubanos hemos sido capaces de sobreponernos a obstáculos tan poderosos como un bloqueo económico, comercial y financiero recrudecido, y en los últimos tiempos a una pandemia que ha puesto en crisis a todo el planeta.

A muchos les sorprende que una nación pequeña y asediada haya sido capaz de mantener la vitalidad de su economía, de preservar sus conquistas laborales y sociales y de ir dominando, con la valiosa contribución de sus científicos y de un sistema de salud universal, gratuito y de calidad, los efectos de una cruel enfermedad hasta hace poco desconocida.

Las razones están en el empeño cotidiano de los hombres y mujeres que día a día en fábricas, talleres, campos, hospitales, escuelas, centros científicos y desde el más humilde puesto de trabajo, construimos este país, conscientes de que en una sociedad socialista como la nuestra cada paso lleva la voluntad de un Estado constituido con todos y para el bien de todos.

Cuando a partir de los esfuerzos de los trabajadores estamos haciendo posible la apertura de un camino de recuperación, operadores políticos internos, conducidos y alentados desde el exterior, anuncian la intención de realizar una marcha que han presentado como pacífica y lícita, invocando la Constitución.

Según el propio articulado de la Carta Magna, el ejercicio pacífico contempla no atentar contra otros, ni vulnerar la paz ciudadana ni estimular la reversión del orden establecido. Una actuación lícita no puede lesionar los derechos de otras personas, afectar la seguridad colectiva, el bienestar general, el orden público, y siempre debe realizarse bajo el respeto a la Constitución y a las leyes.

En este caso, los objetivos mal disimulados son provocar un cambio del sistema político en Cuba y la vuelta al capitalismo. Y lo demuestra el apoyo decidido mediante una avalancha de mensajes en redes sociales, de elementos que desde el exterior vociferan en favor de una intervención militar de Estados Unidos, de connotados terroristas, de personeros de la contrarrevolución en la Florida y hasta de los restos de la derrotada brigada mercenaria 2506.

Los trabajadores cubanos, unidos en torno a la Central de Trabajadores y a los sindicatos, que avanzamos en la construcción de la nueva sociedad y en la actualización del modelo económico para edificar un país mejor, rechazamos enérgicamente a quienes promueven actos desestabilizadores. Estamos convencidos de que ninguna provocación logrará desmoralizar ni amedrentar a los que aquí luchamos por el presente y el futuro de la nación.

El movimiento sindical batallará en el logro de la eficiencia de la empresa estatal socialista, porque los trabajadores de los sectores privado y cooperativo sean actores cada vez más importantes en el entramado económico nacional y porque tengan éxito cada una de las medidas encaminadas a hacer próspero y sostenible nuestro proyecto social socialista.

El sindicalismo cubano se movilizará junto a todo el pueblo contra los que se empeñan en arrebatarnos nuestra independencia y soberanía y las conquistas logradas con el sacrificio colectivo.

Ante la escalada enemiga, apoyada en sus títeres de turno, la CTC y los sindicatos hacemos nuestras las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro cuando fijó la postura de los revolucionarios cubanos: “¡No le vamos a dar garantías a la contrarrevolución, que es lo que quieren! (…)  ¿Hacerle el juego a los que están dispuestos aquí a hacer correr la sangre de millones de personas? No tenemos por qué tolerarlo. Y no lo vamos a tolerar. Ni tendrán aquí ninguna prerrogativa, eso sí se lo dije muy claro a todo el mundo. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ninguna tribuna. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ningún derecho a hacer campañas contra la Revolución. ¡Se acabó!”.

Contra los propósitos de desestabilización que nos quieren imponer desde una matriz mediática, los trabajadores cubanos y el movimiento sindical esgrimiremos nuestras armas más poderosas: la unidad y el patriotismo.

¡Viva la Revolución Cubana!

 

Juristas de Cuba rechazan intento subversivo por anticonstitucional

La Habana, 19 oct (Prensa Latina) La Unión Nacional de Juristas de Cuba ratificó hoy que los intentos de desestabilización y subversión en Cuba son anticonstitucionales.

El máster Arístides Hernández rechazó la convocatoria a una marcha en noviembre que busca revertir el orden social establecido.

En entrevista con el Noticiero Nacional de Televisión, el especialista citó que esta acción viola los acápites de la Constitución de la República, refrendada por más del 86 por ciento de los ciudadanos en 2019.

El también miembro de la junta directiva de la Unión de Juristas en La Habana mencionó el artículo 4 de la Carta Magna, el cual establece lo irrevocable del socialismo en la nación antillana.

Hernández señaló que los organizadores de ese intento desestabilizador citan el artículo 56, el cual da a todos el derecho de reunión, manifestación y asociación con fines lícitos y pacíficos.

Recalcó que esto sólo es válido mientras se ejerza con respeto al orden público y al acatamiento de los preceptos establecidos en la ley.

Por otro lado, el experto subrayó que el acápite 45 de la Carta Magna establece que el ejercicio de los derechos de las personas está limitado por los derechos de los demás, por el bienestar general, por el respeto al orden público y a las leyes.

Recientemente otro jurista, el máster Yuliesky Amador, comentó que 'no puede utilizarse la Constitución contra la Constitución, ampararse en artículos sesgados como si se tratara de dos cartas magnas diferentes'.

En lo referente a la marcha convocada para el 15 de noviembre próximo, el Gobierno de la nación caribeña subrayó su carácter subversivo y su alineación con los intereses de Estados Unidos.

'La dignidad, la resistencia y la unidad son nuestras fuerzas más poderosas frente a la deshonrosa y canalla acción anexionista que sirve al enemigo histórico de la nación cubana en su plan de dividirnos para vencernos', escribió el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el canciller Buno Rodríguez denunció la estrategia multidimensional de Washington contra la isla, que incluye la presión económica y el financiamiento a quienes apoyan su agenda desestabilizadora.

De hecho, desde sectores de la ultraderecha cubanoamericana asentada en Florida hasta representantes gubernamentales de Estados Unidos explicitaron su apoyo a esta manifestación y reiteraron su deseo de que esta provoque un cambio de régimen en la isla.

En este sentido, especialistas de diferentes ramas sociales han alertado sobre la Guerra No Convencional o guión de golpe de Estado blando que se intenta aplicar en Cuba siguiendo los parámetros de una supuesta lucha no violenta.

Cuba
Granma - Tomado de Cuba en Resuman - Foto: Estudios Revolución - Video: Canal Caribe / TV Cubana.- En Matanzas, en el Consejo Popular Playa, donde se transforman sus barrios, estuvo el Primer Secretario del Comité Central del Partido Co...
Leticia Martínez - Cubadebate - Video: Canal Caribe / TV Cubana -  Foto: Estudios Revolución.- A no detener el trabajo que se despliega en las comunidades, pero sobre todo a hacerlo sostenible en el tiempo, instó en la ...
Canal Caribe.- La Asamblea Nacional del Poder Popular ANPP facilitó a la población de Cuba los proyectos de Leyes de los Tribunales Militares, el Proceso Penal Militar, el Código de las Familias, y Del Ordenamiento Territorial y ...
Lo último
La Columna
Fidel, protagonista intemporal
Ese pueblo al que despreciaban, ese pueblo de analfabetos, hizo una revolución tan profunda como no la había hecho todavía nunca antes ningún pueblo de América. ¡Y la hizo frente al imperialismo yanqui, que es...
Una clara advertencia
Cristóbal León Campos - Cubainformación.- La advertencia es muy clara, Europa enfrenta una cuarta ola de Covid-19 y algunos analistas pronostican en breve el inicio de un embate más, el llamado “viejo continente&rdqu...
La Revista