CREART: Ministerio de Cultura de Cuba - Foto: FB del grupo.- Hoy les presentamos el concierto del Trío Palabras.


Trío Palabras: trova tradicional para el siglo XXI

Marcel Lueiro AM:PM

“Sublime” es la palabra. La trova que se toca en el centro de Cuba, al menos desde mediados del siglo XIX, esa que fue terreno de proletarios, de gente que trabajaba de día (el Corona tabaquero, el Companioni farmacéutico) para luego entregarse a la bohemia nocturna, sigue siendo tremendamente sublime. En su lenguaje, en sus modos de interpretar la música, incluso en la exquisitez con que visten sus intérpretes. En esa estela se ha subido Lo que dice mi cantar, el más reciente disco del Trío Palabras, integrado por las villaclareñas Liane Pérez, Nubia González y Vania Martínez.

Publicado bajo el sello americo-canadiense Muxía Music, el álbum recoge 11 piezas a modo de homenaje de la trova de distintas épocas y regiones del país. Desde El vendedor de agua de Lorenzo Hierrezuelo, que abre el disco como un pregón, pasando por Esta vez tocó perder, de María Teresa Vera —juro que “esta vez” no extrañé para nada Veinte años—, hasta ese himno espirituano que es Pensamiento, de Teofilito, o la tan tierna, por insomne, El soldado, de Rafael Suárez.

Con semejante repertorio, pareciera de entrada que estamos frente al último de los productos concebido “para los yumas”, con ínfulas y todo de gran mercado. Pero stop. La música se encarga bien rápido de romper el maleficio que nos han lanzado los cientos de discos de trova tradicional (¿o serán miles?), publicados aquí o allá, bajo el rótulo de world music (o afines). Porque una cosa es compilar en un dos por tres temas recontraprobados, por inmensos, tipo Lágrimas negras, y otra bien diferente tomarse el trabajo de escarbar con minuciosidad en el inmenso catálogo de la trova para reverenciar y volver a sacarle brillo (con la bondad de una pulidora), a otras canciones también enormemente hermosas. Para eso, la clave es la interpretación del Trío Palabras, el sonido preciso de la guitarra de Nubia, el empaste de las voces únicas de Vania y Liane (tan sutiles y respetuosas del silencio: como si cada fraseo llevara antes una respiración profunda) y, por supuesto, las orquestaciones y arreglos pensados para el álbum.

La lista de músicos y músicas que acompañan aquí a Palabras es otra señal más del espíritu colectivo y la fraternidad que priman en la trova santaclareña de los últimos años. Están los Trovarroco Maikel Elizarde (tres) y Rachid López (guitarra), el contrabajo de Meylín Chaviano, el laúd de Teresa Wong y la percusión de Axel Yera y Alexis “Pututi” Arce (nombre prominente en la timba cubana de los noventa).

Otro detalle aplaudible,  vintage, que no hace sino engrandecer a este disco registrado durante cuatro días y sus noches en los estudios Eusebio Delfín de Cienfuegos, es la técnica utilizada para su grabación. Encabezado por el productor Jim Laurel, el austero equipo de Muxía Music tiene como filosofía el registro en alta definición de música acústica, a la usanza de los años cincuenta y sesenta: tomas únicas, músicos tocando juntos en un salón cómodo, con algo de alcohol (supongo) y micrófonos extravagantes.

Antes de terminar, un detalle importante. En la última edición de los premios Cubadisco, Lo que dice mi cantar se llevó el máximo galardón en la categoría de Canción. Y eso tiene mérito, porque se trata de una obra made in el interior, de autoras que defienden su música, sin grandes apoyos. Si el Premio Cubadisco, en fin, sirviera por una vez para recabar el interés de un sello nacional por licenciar y regar por toda Cuba esta música, entonces se habrá hecho un poquito más de justicia.

 

Trío Palabras y el decir de sus cantares: reseñando un álbum

Dr.C. Xiomara Pedroso Gómez. Musicóloga

CidMuc

Corren tiempos en los que con no poca frecuencia -en medio de un panorama sonoro signado por una sostenida pobreza creativa- se acrecienta la añoranza y el deseo de sentir vivas y de vuelta, músicas nacidas en suelo cubano que se ganaron por derecho propio un sitial en la historia musical de la mayor de las Antillas y del mundo. A ese anhelo tributa Lo que dice mi cantar. Con este fonograma, conformado por once temas y grabado en los estudios Eusebio Delfín de Cienfuegos, bajo el sello Muxía Music debutó mundialmente el Trío Palabras en el año 2019.

Como una muestra gourmet de obras indispensables de la cancionística cubana, este fonograma, premiado en la categoría Cancionística en la vigésimo tercera edición del certamen Cubadisco, posee múltiples valores que lo convierten en un ejemplar digno de atesorarse. Es de alabar el esmerado trabajo de Arte y Repertorio para seleccionar obras cimeras de la canción trovadoresca cubana, tanto en los planos composicionales como interpretativos. Todo el repertorio en su conjunto, constituye un referente ineludible del caudal creativo de compositores como José Pepe Sánchez, Manuel Corona, Rafael Teofilito Gómez Mayea, Alberto Villalón, Miguel Companioni, María Teresa Vera, Rafael Hernandez, Jorge Anckermann y Lorenzo Hierrezuelo.

Pero no hubiese significado mucho tal esfuerzo conceptual sin tener el respaldo de interpretaciones que casi se acercan a lo impecable. Vania Martínez y Leane Pérez, consiguen un acople vocal y tímbrico entre voz prima y segunda que ilustran con exactitud la más depurada estética de la interpretación trovadoresca. A tal esfuerzo se suma como tercera integrante del trío la guitarra de Nubia González, junto a invitados de reconocida trayectoria como Maykel Elizarde en el tres y el cavaquiño, Teresa Wong en el laúd, Rachid López en la guitarra clásica, Mey Lin Chaviano en el contrabajo y Axel Year y Alexis Arce en la percusión. Todos despliegan un dominio instrumental que más allá de la intachable técnica, destella por un profundo conocimiento de la esencia discursiva del ámbito sonoro trovadoresco y de la cancionística cubana más tradicional. Como muestra de lo anterior se añade el dominio expresivo en la ejecución, rica en sutilezas de matices, fraseos precisos y la demarcación de planos sonoros bien equilibrados tanto en la construcción de cada tema como en la atmósfera sonora lograda desde el proceso de grabación.

“Lo que dice mi cantar” es una propuesta diferente, que se distancia de producciones que en no pocas ocasiones han hecho de algunos temas de la cancionística y la trova tradicional cubana, ediciones en serie, música pret-á-porter, trascendente y prescindible como las postales musicales que abundan para turistas. En este álbum se despliegan con encomiable maestría géneros como el bolero, la canción, el son y la habanera. Baste escuchar interpretaciones como Tristezas de Pepe Sánchez, El soldado de la autoría del colombiano José María Garavito y el cubano Jorge Anckermann o el bolero Doble inconciencia de Manuel Corona, que grabado excepcionalmente por María Teresa Vera y Lorenzo Hierrezuelo, cobra aquí un nuevo matiz, proyectado desde nuestro tiempo y que logra convertirse en una entrega tan loable como aquella. Son sólo tres ejemplos de todo el espectro musical que se recoge en el disco cuya atenta escucha sobrepasaría con creces cualquier intento reflexivo desde la palabra.

Entre las peculiaridades que añade la magia de lo singular a esta propuesta está el trabajo de grabación que se lanzó a la búsqueda de una sonoridad lo más natural, realista y orgánica posible. Tal propósito más allá de los instrumentos acústicos empleados, se logró -como refieren el productor e ingenieros a cargo[1]– desde la concepción del registro sonoro hasta su procesamiento, que incluyó como estrategias de diseño e ingeniería del sonido, la ejecución instrumental simultánea en el estudio de grabación, el registro de tomas únicas, sin correcciones de afinación y un trabajo mínimo de post-producción. Como colofón de este concepto, la edición se materializó en un disco vinilo de larga duración, un elemento que viene a completar la coherencia conceptual de un fonograma en tiempo histórico, sonido y soporte en consonancia con los preceptos editoriales del sello Muxía Music que debuta y exhibe el presente álbum como única producción en su catálogo hasta la fecha.

Aún no habiendo sido editada por un sello cubano, Lo que dice mi cantar es un ejemplo vivo de los principios trazados en el Programa de rescate, plasmación y difusión del patrimonio musical cubano que implementa el Instituto Cubano de la Música desde el año 2004. Si bien el rescate y la plasmación fueron asumidos por otras jurisdicciones, ello no resta valor ni mérito al empeño. Queda en territorio cubano entonces, el deber de contribuir a su difusión pues, al fin y al cabo, no importa bajo qué bandera, el patrimonio que aquí se recoge es y siempre será cubano.

No queda más que exaltar tan logrado empeño y alertar el oído para escuchar en el viento lo que este álbum -parafraseando a Eduardo Galeano en aquel Sueño de Helena-, murmura: “Escúcheme, que le conviene. Escúcheme, que le va a gustar”.

NOTAS

[1] Véase la descripción de la edición en la plataforma virtual de venta Elusive Disc: : https://elusivedisc.com/the-trio-palabras-lo-que-dice-mi-cantara-180g-lp/

Cuba
El Zurrón publica estrictamente las preguntas recibidas y las respuestas enviadas por Silvio....
Giusette León García - CubaSí.- Ya sabía que una violinista espectacular acompañaría al músico cubano Nachito Herrera en el concierto inaugural del Cubadisco 2022. Karen Briggs nació en Manhatta...
Cubavisión Internacional.- La Fiesta del Disco Cubano Cubadisco 2022 rinde homenaje al movimiento de la nueva trova en su aniversario 50… A sus artistas y principales promotores se dedican diversas actividades, que no son más que...
Lo último
La Columna
La Revista