Además de apagones de 700 MW como máximo en el día, autoridades gubernamentales de la isla anunciaron que no se podrá distribuir la totalidad del arroz de la canasta básica familiar en los primeros días de octubre. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS.


La Habana, 2 oct.- Las recientes noticias sobre la aguda falta de combustibles, con impacto en la generación de energía, los apagones y la transportación pública, por un lado, y de alimentos, por el otro, complejizan más el panorama y la vida cotidiana en Cuba, donde nuevamente se adoptan medidas de ahorro.

“Tendremos una situación muy apretada en estos días, que va a ir levantando. Estamos planificando un nivel de afectación, en los primeros días de octubre, de unos 400 a 450 megawatts (MW) por combustibles”, dijo sobre la generación de electricidad el ministro de Energía y Minas, Vicente de la O.

En programa televisivo Mesa redonda, el titular confirmó uno de los mayores temores de cubanas y cubanos, el regreso de los cortes eléctricos.

“Todo esto va a provocar un nivel de apagones de 700 MW como máximo en el día. No va a ser permanente, estimamos que en octubre va a mejorar, cuando entre (en funcionamiento) Energás (empresa mixta cubana-canadiense que genera electricidad a partir del consumo de gas natural), con 140 MW como mínimo”, indicó. También anunció que se negocia la llegada de combustible a la nación caribeña.

Afectaciones a la economía y medidas

A diferencia de otras etapas, ahora los apagones no se deben a la baja capacidad de generación por roturas, sino a la falta de los combustibles para las centrales eléctricas y los grupos electrógenos, pese a que “el país hace un esfuerzo para mantener la disponibilidad de todos los combustibles que demanda la economía”, comentó.

Según dijo, se garantizarán la generación de electricidad y algunos servicios productivos y “se está protegiendo lo más posible la agricultura, por la importancia de ese sector para la población y porque se hizo una buena campaña de siembra”.

Junto a la generación eléctrica y la actividad agrícola –con producciones insuficientes–, tienen alta demanda de diésel el transporte, tanto de carga como de pasajeros, actividades en las que “no se podrán mantener los mismos niveles de semanas atrás, aunque no estamos en cero, sino que algunas las aplazaremos”, dijo ante las cámaras el viceprimer ministro y ministro de Economía, Alejandro Gil.

Esa situación obliga a reforzar medidas de ahorro de energía, aunque algunos organismos ya las aplicaban desde septiembre.

Se enfocan sobre todo en incrementar el teletrabajo y el trabajo a distancia, además de disminuir la asignación de combustible de algunas ramas para priorizar otras de mayor impacto como la agricultura, la salud (ambulancias y servicios de nefrología), el turismo y el bombeo de agua.

Trasciende el criterio ciudadano sobre la contradicción cuando se quiere reducir el consumo energético en el sector residencial, que acapara el 70 % del consumo total del país, si mediante el teletrabajo se traslada a los hogares parte del gasto en el sector estatal.

Lo que se espera en octubre

Según Gil, habrá afectaciones en la generación en la actividad económica y los servicios a la población. “Hemos tenido que tomar medidas con el transporte de trabajadores y el ferry de la Isla de la Juventud, para hacer un uso eficiente de los recursos que tenemos”, señaló.

Asimismo, se refirió a “la proyección” elaborada entre las máximas autoridades y de los territorios “sobre cómo vamos a operar en las próximas dos semanas”.

Respecto a la canasta básica, otro de los temas de mayor preocupación en Cuba, en medio de una inflación del 20 % y de una creciente desigualdad social, Gil informó que en octubre no será posible distribuir el arroz en los primeros días del mes, a la espera de los barcos que traen el grano importado.

A la vez, apuntó, “estamos trabajando para mantener la leche y el pan, y el combustible que eso requiere está garantizado”. Si bien admitió que no se cuenta con la producción nacional de café, indicó que el importado debe llegar durante este mes.

“No tenemos la divisa ni la capacidad para importar algunos productos que se necesitan para la canasta, por ejemplo, pollo y MDM (masa deshuesada mecánicamente)”, dijo.

Y agregó: “no podemos asumir el compromiso de importar todo lo que necesitamos, sino distribuir de manera equitativa lo que podamos producir”, algo que algunos vincularon con la futura eliminación de la libreta de abastecimiento. (2023)

Cuba
Cuadrando La Caja.- Estaremos Cuadrando la Caja con Antonio Rodríguez Salvador, economista, poeta, escritor, más conocido en nuestro programa como el Gurú de Jatibonico, acerca de algunos de los principales problemas actuales de ...
Comisión de Atención a los Servicios. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate....
Julio García Pérez, presidente del grupo empresarial Azcuba, presentó el informe con los resultados de la comprobación realizada a la zafra azucarera en el periodo 2023-2024. Foto: Enrique González (Enro)/ Cubadebat...
Lo último
La Columna
La Revista