Turistas visitan la Plaza de la Revolución. Foto: Cubadebate.


Ministro del Turismo apuesta por la recuperación paulatina del sector

Randy Alonso Falcón, Oscar Figueredo Reinaldo, Angélica Arce Montero - Cubadebate / Mesa Redonda.- El año 2023 cerró con 2,436,980 visitantes, lo que representa un cumplimiento del 70% de nuestro plan trazado. Esto significa unos 800,000 visitantes más que el año anterior, según afirmó el ministro del Turismo, Juan Carlos García Granda, durante la Mesa Redonda.

Sin embargo, el ministro expresó su insatisfacción con estas cifras, ya que las metas establecidas tienen como objetivo alcanzar los niveles de actividad turística de 2018 y 2019, con el propósito de impulsar la economía cubana. “A nivel mundial, la industria turística se está recuperando, con un auge turístico en países como España, en Europa y en el Caribe. Aunque el crecimiento no es uniforme en todas las regiones ni en todos los países, se observa una fuerte actividad turística a nivel global”.

A pesar de los resultados del 2023, el ministro afirmó que no se siente desanimado, ya que ningún otro país desarrolla su actividad turística en las mismas condiciones que Cuba. “El país se enfrenta a desafíos desiguales debido al bloqueo económico impuesto por el gobierno estadounidense. La inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo ha tenido serias consecuencias en los flujos de cobros y pagos, así como en el acceso a créditos bancarios. Además, se ha impedido a los clientes de bancos estadounidenses utilizar tarjetas y otros medios de pago electrónicos en Cuba. También se busca intimidar, amedrentar, sancionar y multar a las instituciones extranjeras que trabajan con Cuba”.

El ministro señaló que estas medidas obstaculizan los pagos de acciones de comunicaciones internacionales y las campañas promocionales que se deben llevar a cabo. También recordó que se mantiene la prohibición de viajar a Cuba para los estadounidenses, lo cual tiene un impacto negativo en el país.

El mercado estadounidense representa aproximadamente el 50% de los turistas en la región, y la prohibición de los viajes de cruceros estadounidenses a Cuba ha causado una disminución de más del 10% en los arribos. De no ser por esta medida, podríamos haber tenido 1.2 millones de visitantes adicionales a través de cruceros.

Además, mencionó otro obstáculo que se debe superar, que es la suspensión por parte de Estados Unidos del ESTA (Sistema Electrónico de Autorización de Viaje). Desde el 12 de enero de 2021, todos los ciudadanos que hayan visitado Cuba a partir de esa fecha tienen suspendida la autorización y deben acudir al consulado o la embajada de Estados Unidos para poder viajar al país.

El ministro también destacó la baja disponibilidad de recursos financieros, lo que afecta la promoción del destino y la visibilidad del producto turístico. Asimismo, mencionó que las limitaciones en las aerolíneas cubanas afectan una de las fortalezas turísticas del país, que son las excursiones y los circuitos turísticos. Además, los precios de los combustibles, incluido el turbo combustible, son altos.

En su intervención, el ministro agradeció a los inversores extranjeros que apuestan por el país a pesar de las presiones en su contra.

A pesar de este panorama adverso, el ministro expresó que la proyección para el año 2024 es seguir creciendo. “Se ha logrado establecer conexiones aéreas con 32 países a través de 50 líneas aéreas, con un promedio de 579 frecuencias semanales. En 2019, se contaba con 764 frecuencias semanales, aunque una gran parte de ellas correspondían a vuelos desde Estados Unidos”.

En este sentido, el ministro mencionó que en 2023 se recuperó el principal mercado emisor, que es Canadá. Además, los cubanos residentes en el extranjero constituyen el segundo mercado, mientras que Rusia ascendió al tercer lugar. A pesar de las prohibiciones, Estados Unidos sigue siendo el cuarto mercado, seguido por países europeos como España, Portugal y Alemania. Este año también se trabajará con países latinoamericanos como Colombia, Brasil, Venezuela, Argentina, Perú, Bolivia y México.

El ministro destacó la importante recuperación que se ha logrado este invierno, principalmente debido a la influencia de la, conectividad pesar de contar con solo el 47% de las frecuencias que se tenían en 2019.

Finalmente, el ministro resaltó los reconocimientos obtenidos por la industria turística cubana durante el año pasado, los cuales respaldan su calidad y reconocimiento a nivel internacional.

El turismo, locomotora de la economía cubana

“El turismo no puede avanzar ni sobrevivir sin la economía nacional. Ahí incluimos a todo el que participa de alguna manera, aportando suministros y servicios para que se puedan dar las operaciones e inversiones”, comentó en el inicio de su intervención en la Mesa Redonda María del Pilar Macías, directora general de Operaciones y Calidad del Mintur.

Reconoció que el 2023 no ha sido el mejor para el turismo. “También la crisis del país y el bloqueo tocan económicamente al turismo. No solo, porque deja de recibir clientes si no que se afecta el ejercicio y la garantía de sus operaciones. Pensamos que, en la medida, que el turismo salga adelante, arrastre al resto de la economía”.

Detalló que el 69 % de las compras que hacen en el ramo corresponden a la industria nacional. “Vemos con una visión mayor al encadenamiento productivo. Se logra vender, pero también se satisface lo que necesita el sector”.

Comentó que, en los últimos años, varias empresas han modificado sus líneas tecnológicas, temas organizacionales y han sustituido importaciones de disímiles productos. “Ahora utilizamos mucho la sostenibilidad. Un ejemplo de ello es el grupo Iberostar, que cumple con esto y, a la vez, con los estándares internacionales”.

Respecto a los productores agrícolas Macías precisó que hay 259 instalaciones turísticas vinculadas con 1 111 formas productivas, y dentro de ellas se cuenta con 379 productores privados, “que incluso han diseñado su cultivo para garantizar a las instalaciones hoteleras, o sea, piensan en el turismo”.

Explicó que en el empeño de competir con los estándares de calidad contribuye el Ministerio de Industrias. “Si nos fuera por esa ayuda, tendríamos que importar y hay cosas que no se pueden. No hay manera de hacerlo. No tienes acceso por el bloqueo, ni tienes los flujos financieros para ello. Y es que, produciendo nacionalmente, ahorras en costos y gastos y, sobre todo, el costo de oportunidad, que es vital.

“Lo consigues más rápido y no caes en el tema de las navieras, que para llegar a Cuba deben prácticamente darle la vuelta al mundo y eso atrasa mucho”.

Además, se refirió a la importancia de la sostenibilidad en el turismo. “Empezamos un programa de sustitución del plástico en sobreúso. Ahí también hay encadenamiento productivo y tenemos industrias dando respuesta, como la Ciego Montero, en la producción de refresco”.

Igualmente, mencionó el uso de dispensadores en las instalaciones hoteleras, para menos desechos y materia prima generada, sobre todo botellas y latas. “Los Portales hizo su línea para el refresco concentrado y Bucanero amplió para la cerveza dispensada”, ejemplificó.

Destacó a Ecotur, como líder del turismo rural en Cuba, con la tarea de ir “transformando las fincas agropecuarias en agroturísticas. Y esto dará un valor agregado en nuestro país”, aseguró la directiva.

Sobre los diseños de los destinos inteligentes ponderó a Cayo Largo del Sur, se quiere trabajar y declarar como el primero con esas características en el Caribe. “Es un objetivo del Ministerio del Turismo. Se le da seguimiento y prioridad”.

Confirmó la recuperación del turismo nacional, centrado en las cadenas de Campismo e Isla Azul. “Después de la pandemia se rehabilitó rápidamente, aunque el costo es en divisa. Representa el 30 % de las estancias totales del país”, indicó.

La calidad es el camino del destino Cuba para diferenciarse del resto. “Lo dirigimos a través de una manera organizada, de un proceso de categorización de los hoteles, que incluye también restaurantes. Hay un trabajo sostenido para el cumplimiento de estándares internacionales y eso nos permite avanzar, además de la obtención de licencias, para la seguridad del destino”, concluyó María del Pilar Macías.

En los últimos minutos de la Mesa Redonda, el ministro Juan Carlos García Granda se refirió a los retos para este 2024, en el que será vital vencer todos los obstáculos, para en ese escenario “seguir creciendo”. “Primero, superar la barrera de los 3 000 000 de visitantes, después seguir creciendo en la conectividad aérea e incentivar la demanda, y también la mejora de la calidad de la atención a los clientes, para que sus opiniones sean la principal arma para revertir las campañas difamatorias contra Cuba”.

Detalló que ya se han logrado vuelos directos de Canadá hasta Cienfuegos y Manzanillo, y que se trabaja para llevarlos hacia Camagüey.

Asimismo, dijo que hay nuevas líneas aéreas e incremento de frecuencia. “El mercado ruso está garantizado con más vuelos a Varadero y Cayo Coco y pensamos abrir la ruta Holguín, directamente desde Rusia. Además, en el verano incorporaremos otra lista. Y así tenemos una relación muy estrecha entre el Ministerio de Transporte y todas sus empresas”, concluyó.

Cuba
El perfeccionamiento tiene como ejes los principales problemas que enfrenta hoy la economía cubana y exigen solución desde la ciencia y la innovación. Foto: Ismael Batista Ramírez. Video: Canal Caribe....
Bruselas, 23 abr (Prensa Latina) Representantes de Cuba y la Unión Europea (UE) instalaron hoy en esta capital el Subcomité de Cooperación para evaluar los vínculos bilaterales e intercambiaron criterios sobre la transici...
Lo último
La Columna
La Revista