La Habana, 13 may (Prensa Latina) Representantes de los sectores agrícolas de Cuba y Estados Unidos iniciarán hoy una quinta conferencia bilateral, dado el interés de establecer relaciones económicas y comerciales normales y mutuamente ventajosas.


La inauguración del encuentro tendrá lugar en el capitalino Hotel Nacional, declarado Monumento Nacional en 1998 e inscrito en el Registro Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) desde 2008.

El sector agrícola norteamericano «siempre ha trabajado por encontrar caminos que derrumben muros», reconoció el presidente Miguel Díaz-Canel, al recibir aquí en febrero de 2024 a una delegación del vecino país, compuesta por secretarios de Agricultura de varios estados, entre otros directivos de la rama.

Al decir del mandatario, si no fuera por el bloqueo «tuviésemos muchísimas oportunidades mutuas de trabajo, de avanzar en beneficio de ambos pueblos».

Cuba es un país pequeño, pero su mercado interno para nada resulta despreciable, pues el Estado procura asegurar la alimentación de 11 millones de personas, recordó el gobernante.

A juicio de expertos, el activismo de los granjeros estadounidenses fue fundamental para que el Congreso de su país aprobara en el 2000 la ley de Reforma de las Sanciones y la ampliación de las exportaciones, lo cual permitió a la isla comprar alimentos allí, aunque en condiciones desventajosas, por imposición de los sectores anticubanos.

Durante sus dos estancias en Nueva York, el presidente Miguel Díaz-Canel tuvo encuentros con representantes del ramo, a quienes ratificó la voluntad del Gobierno de ampliar los vínculos, según indicó una reseña publicada por la cancillería en La Habana.

La delegación norteamericana recibida aquí en febrero de este año fue la primera de su tipo organizada por la Asociación Nacional de Departamentos de Agricultura de Estados Unidos (Nasda, por sus siglas en inglés).

Según las autoridades cubanas, el viaje coordinado por Nasda ilustra el potencial real del intercambio respetuoso, la cooperación y el interés de avanzar en proyectos de beneficio mutuo que podrían caracterizar las relaciones entre los dos países.

 

Gestionan negocios agrícolas entre Cuba y EEUU

La Habana, 13 may (Prensa Latina) Empresarios y políticos de Estados Unidos y Cuba iniciaron hoy otra ronda de conversaciones para identificar potenciales negocios agrícolas, que contribuyan a la provisión de alimentos y la seguridad nutricional.

Fotos: Panchito

En opinión del congresista estadounidense Rick Crawford, mantener este tipo de encuentros de carácter regular, constituye un progreso, aunque todavía “no estamos donde quisiéramos”.

Para cualquier país del mundo, la seguridad alimentaria es un componente esencial de la seguridad nacional, recordó el legislador, quien apreció el creciente apoyo dentro de Estados Unidos a las iniciativas agrícolas en pro de regularizar las relaciones económicas y comerciales con la isla.

En tal sentido, alabó el trabajo de la Coalición Agrícola EEUU-Cuba (“Focus Cuba”), encabezada por Paul Johnson, en la búsqueda de alternativas para normalizar el intercambio, y nosotros, afirmó, continuamos comprometidos con esta acción.

Al decir de Johnson, la coalición acumula 10 años de labor ininterrumpida, enfrentando múltiples desafíos, y este nuevo encuentro en La Habana debe servir para concretar proyectos.

Según indicó, la delegación norteamericana es numerosa y está integrada por representantes de la rama agrícola de todo el país, mientras la contraparte reúne desde directivos ministeriales hasta integrantes de micro, pequeñas y medianas empresas.

También el comisionado de Agricultura de Luisiana, Michel Strain, destacó las expectativas favorables en torno a los nexos bilaterales y recordó un reciente diálogo con el presidente Miguel Díaz-Canell, en ocasión de una visita a La Habana, organizada por la Asociación Nacional de Departamentos de Agricultura de Estados Unidos (Nasda, por sus siglas en inglés).

El ministro cubano de la Agricultura, Ydael Pérez, asistió a la inauguración del evento, en la que el jefe del Grupo Empresarial Agrícola, Orlando Linares, caracterizó las prioridades de la política de Estado en materia de seguridad alimentaria, así como los daños inherentes al bloqueo económico, financiero y comercial mantenido por el Gobierno de Estados Unidos contra esta nación caribeña.

En medio de tales restricciones, el activismo de los granjeros norteamericanos fue fundamental para que el Congreso estadounidense aprobara en el 2000 la ley de Reforma de las Sanciones y la ampliación de las exportaciones, lo cual permitió a la isla comprar alimentos allí, aunque en condiciones desventajosas, por imposición de los sectores anticubanos.

Aproximadamente el 80 por ciento del área agrícola en Cuba es operada por formas de gestión no estatal, lo cual incluye más de tres mil cooperativas, indican datos oficiales.

Los registros del Gobierno avalan, además, la existencia de unos 404 400 tenedores diferentes de tierra, organizados en más de 405 mil fincas.

 

Agricultores estadounidenses en La Habana buscan solucionar problemas comunes

Linares Morell destacó que el evento cobra mayor relevancia cada año y desarrolla un «trabajo proactivo de acercamiento» entre los sectores agrícolas estadounidense y cubano

Nuria Barbosa León

Granma

 

Conferencia agrícola Cuba-EE. UU

Foto: Abel Padrón Padilla

En un ambiente de intercambio de políticas, posturas, mecanismos, experiencias, intenciones y sobre todo de oportunidades transcurre la Conferencia Agrícola Estados Unidos-Cuba, en su V edición, iniciada este lunes, con sede en el Hotel Nacional de Cuba.

El ministro de la Agricultura (Minag) en la Isla, Ydael Pérez Brito, asistió a este encuentro, diseñado para fomentar las relaciones comerciales bilaterales, donde también estuvieron campesinos, cooperativas, mipymes cubanas, ONG, y representantes del sector agrícola de todas las regiones de Estados Unidos y empresarios.

El presidente del Grupo Empresarial Agrícola, Orlando Linares Morell, en el transcurso de la primera jornada dio a conocer la situación actual de Cuba, impactada de forma negativa por el incremento de los precios de alimentos a nivel global y las sanciones impuestas por EE. UU. con el criminal bloqueo y la inclusión en la lista de países supuestamente patrocinadores del terrorismo; medidas coercitivas que obligan a «trabajar en medio de mayores complejidades y desafíos, que impactan directamente en el descenso productivo de nuestro sector agrícola».

El presidente de la consultora estadounidense Focus Cuba, Paul Johnson, señaló que el evento busca solucionar problemas comunes y mejorar las relaciones bilaterales, principalmente en el sector agrícola; en tanto otros visitantes señalaron los resultados de las ediciones anteriores de este tipo de eventos.

Lo último
La Columna
Panamá en el dictado de EEUU
Desde La Florida (EEUU) ha saltado la noticia de que la embajada de ese país en Panamá financió a los alborotadores profesionales que agitaron a la gente en noviembre de 2023. La manipulación de los movimientos sociales te...
La Revista