Yeilén Delgado Calvo (Foto: Ramón Pacheco Salazar) - Granma.- El Festitim surgió, al decir de Rubén Darío Salazar, como una manera de ubicar a Cuba en el mundo.


El Festitim hace suyos los espacios de la ciudad.

«La magia de un títere no es algo que pueda explicarse. No hay forma para traducir ese encanto milenario que lo ha sacudido todo. ¿Cómo esclarecer lo que es y no es a la vez?», explica y pregunta, desde una evidente devoción, el actor y dramaturgo, premio nacional de Teatro, Rubén Darío Salazar.

En el diálogo con Granma, a propósito de la decimoquinta edición del Festitaller Internacional de Títeres de Matanzas, cuya dirección artística tiene a su cargo, fue evidente –una y otra vez– la pasión por el evento, «ese vitral de estilos y tendencias», que «enriquece la visión de los hacedores de los retablos, la remueve, la reubica y sobre todo la actualiza».

Festitim nació en 1994, hace 30 años, idea del maestro titiritero y también premio nacional de Teatro, René Fernández Santana, «como respuesta cultural a la dura situación que enfrentábamos», como una manera de «decir que existíamos como movimiento escénico y social en esta región del planeta».

Para Rubén Darío, director de Teatro de las Estaciones, si bien algunos presupuestos iniciales tuvieron que cambiar, se mantiene tan vigente como el primer día «el espíritu de fiesta que envuelve la ciudad y algunos municipios adyacentes, la diversidad de propuestas artísticas, promocionales y pedagógicas que ubican al género titeril como una de las fortalezas, no solo de Matanzas, que así es, sino de todo el país.

«Cuba, al lado de Argentina, Brasil y México, destaca en el panorama titiritero de la región, aún siendo una pequeña isla. Han sido muchos años de ejercicio creativo, de intercambios, como el que propicia el Festitim, que le han dado un sello multicultural e inquieto a nuestro trabajo. No debemos perder esa marca de impetuosidad y riesgo creativo. Es una batalla perenne y difícil, pero no imposible.

«En estas tres décadas de acción hemos sido anfitriones de varias reuniones importantes de la tropa titiritera internacional, como el Consejo Mundial de la Unión Internacional de la Marioneta en 2014. Hemos recibido más de cien agrupaciones y personalidades del teatro de títeres de allende los mares. Casi todas nuestras agrupaciones han pasado por Matanzas».

La junta creadora que organiza el Festitim cada dos años, explica Salazar, es consciente «de lo que deseamos y de lo que realmente poseemos. Debo reconocer que hacemos un esfuerzo por encima de lo posible, pero vale la pena, siempre. Tras el paso del Festitim, Matanzas sonríe junto a nuestras infancias y familias, adquiere un semblante de optimismo y fe propio del arte titiritero, una manifestación preñada de utopías vibrantes».

Cuba
Cubainformación.- En la librería Hitz, de la localidad de Durango (Bizkaia), a las 18:30 horas del 21 de junio, se realizará la cuarta presentación en tierras vascas del libro "La Habana, día de un año. ...
La expresión americana.- Al impacto de la imagen del Che en la América Latina y el Caribe se dedica la entrega de La expresión americana de esta semana....
Por Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano-Cuba. Matanzas, 7 de junio de 2024.- “Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”. La frase de Aristóteles aparece en...
Lo último
La Columna
La Revista