Conmemoran aniversario 65 del Teatro Nacional de Cuba

Gabriela Camila Castellanos Mora

La Habana, 14 jun (ACN) El Teatro Nacional de Cuba arribará el 16 de junio próximo a su aniversario 65 de fundado como una institución al servicio de la cultura cubana y vanguardia de los más auténticos valores del espíritu y el intelecto de la sociedad.

   Nereyda López Labrada, directora de ese emblemático centro, destacó hoy la disposición por abrir siempre las puertas a nacionales y foráneos del buen arte que energiza y une.

   Desde el Memorial José Martí, de esta capital, López Labrada resaltó el trabajo comunitario que realiza el Teatro Nacional de Cuba para fortalecer y servir como escudo al descomunal despliegue de recursos injerencistas en función de ganar mentes y corazones. 

   Rememoró las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al referirse a la cultura como lo primero a salvar porque en ella estaba lo más genuino de la nación.

   Lillitsy Hernández Oliva, viceministra de  Cultura, hizo alusión a la labor de esta institución como cuna de importantes movimientos en función de trasladar el arte a las escuelas y comunidades. 

   Se refirió, además, a los festivales Jazz Plaza, Cubadisco, al Encuentro Internacional de Academias para la Enseñanza de Ballet y al Festival Internacional de Ballet como renombrados acontecimientos que allí tenían lugar, por solo citar algunos ejemplos. 

   Durante la gala se entregó el reconocimiento Aniversario 65 a un grupo de personalidades e instituciones, entre las que sobresalen Isabel Monal Rodríguez, Digna Guerra Ramírez, Lizette Vila Espina, Nisia Agüero Benítez, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, la Biblioteca Nacional José Martí y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. 

   Se otorgó, además, la distinción Raúl Gómez García a varios trabajadores por los resultados alcanzados durante 20 y 25 años de trabajo ininterrumpidos en el sector de la cultura. 

   Estuvieron presentes Sara Blanco y Luis Morlote Rivas, funcionarios del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura (Mincult);  Lesbia Vent Dumois, vicepresidenta de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y demás directivos del Mincult y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas. 

   La jornada rindió homenaje a los natalicios de Antonio Maceo y Grajales (1845-1896) y Ernesto Guevara de la Serna (1928-1967), dos grandes hombres al servicio de la nación antillana. 

Un Teatro para la nación y su pueblo

El Teatro Nacional de Cuba cumplirá mañana 65 años de intensa actividad en pos del arte y su público

Talía Castro Cruz

Granma

 

Matria Etnocentra, obra de Danza Contempornea de Cuba, en el Gran Teatro de La Habana.

El Teatro Nacional de Cuba es la sede de Danza Contemporánea de Cuba, y un espacio en el que hay lugar para cada manifestación. Foto: Yander Zamora

El Teatro Nacional de Cuba, una de las cinco primeras instituciones al servicio del pueblo fundadas por la Revolución, ha sido escenario de importantes sucesos nacionales e internacionales, desde la segunda mitad del siglo xx hasta la actualidad, así como de hitos en la escena cubana.

Allí surgieron y se consolidaron Danza Contemporánea de Cuba, el Conjunto Folklórico Nacional, la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Nacional de Cuba, agrupaciones insignes de la cultura cubana y de referencia mundial. También fue la cuna del Movimiento de Artistas Aficionados. Lo más selecto del arte cubano e internacional ha estado allí.

Al cabo de 65 años de historia, esta institución emblemática sigue siendo la casa de muchos artistas, un espacio en el que hay lugar para cada manifestación.

«El teatro está a disposición de cualquier actividad en favor de la cultura, la sociedad y la Patria. Siempre vamos a seguir descorriendo las cortinas para todo el que quiera, desde aquí, hacer arte», comentó a Granma su actual directora, Nereyda López Labrada.

Bajo el eslogan La cultura es la Patria, toda la programación de 2024 ha estado dedicada al aniversario 65 del Teatro. En lo que va de año se han realizado, en sus salas Avellaneda y Covarrubias –con 2 056 y 850 capacidades, respectivamente–, entre otras actividades, el homenaje por el aniversario 25 de Teatro Tuyo, el Jazz Plaza, el Cubadisco, y el concierto homenaje a la italiana Lucía Altieri por sus 60 años de carrera, y la despedida definitiva de la escena artística.

Además de la presentación de espectáculos artísticos, también se han celebrado actos políticos y graduaciones; y la entrega de dos premios nacionales, el de Música y el de Danza. Próximamente se realizará allí el Festival Cuerda Viva y más adelante el Festival Internacional de Ballet de La Habana Alicia Alonso.

«Hemos acogido al Ballet Nacional de Cuba y sentimos tremendo orgullo cuando en la sala Avellaneda no cabe una persona más. Nos satisface, porque esa es la misión que tiene el teatro: contribuir a fomentar la espiritualidad del pueblo; y que, a pesar de las necesidades que tenemos hoy, podamos, con la cultura, llenar esos espacios».

Con esa misión, han asumido la iniciativa de llevar el arte hasta las comunidades. El Departamento de Relaciones Públicas, ilustra la directora, hace un estudio del lugar y el público al que estará dirigida la actividad; y se convocan artistas y agrupaciones que de alguna manera estén vinculados con el Teatro.

 Asimismo, en coordinación con las escuelas, traen a los niños y jóvenes a las salas, para «formar en ellos una cultura de teatro que para nosotros es muy importante».

También han desarrollado actividades en los jardines, otro espacio que identifica y prestigia a la instalación, y en colaboración con la Casa de la Música de 31 y 2, en La Timba; y pretenden visitar los hogares de ancianos y de niños sin amparo familiar.

La institución, que funciona como un complejo cultural, cuenta con dos espacios que pertenecen a la Egrem, el Café Cantante y el Delirio Habanero. Es actualmente la sede de Danza Contemporánea de Cuba y de la Orquesta Sinfónica Nacional; y la compañía Los Juglaritos ensaya en su sala alternativa.

A pesar de los esfuerzos, comenta López Labrada, es muy difícil darle mantenimiento sistemático a una institución tan grande y constantemente activa. «Trabajamos de lunes a lunes. La vida del Teatro Nacional es diaria, continua y sistemática».

Como una unidad presupuestada con tratamiento especial, el dinero que se obtiene de las ventas de las entradas se destina para los trabajos de mantenimiento, y otros gastos menores.

 «Creo que la mayor fortaleza que tiene la institución es su equipo de trabajo, gente patriota, que se siente comprometida con este proyecto social y con el deber de seguir combatiendo por defender la cultura cubana», añade.

Nereyda confiesa estar enamorada de esta institución, cuyas riendas lleva hace tres años, y a la cual considera una joya de la cultura cubana. Se ha propuesto, dice, continuar el legado de importantes mujeres que también lo dirigieron, desde que la doctora Isabel Monal fuera la primera en hacerlo.

 

Teatro Nacional de Cuba: baluarte de nuestra cultura

Con una hermosa historia en la que, más allá de una sostenida programación de lujo, destacan el haber logrado se reconociera la jerarquía artística de expresiones culturales hasta entonces marginadas y ser cuna de algunas de nuestras agrupaciones más importantes en la danza, la música, el canto y el folclor...

Adalys Pérez Suárez

Cubahora

A seis décadas y media de su fundación, el Teatro Nacional de Cuba puede disfrutar con sano orgullo la rica historia que ha ido atesorando y la contribución hecha al arte y la cultura de estos tiempos, entre cuyos propulsores ocupa un lugar de vanguardia.

Con una hermosa historia en la que, más allá de una sostenida programación de lujo, destacan el haber logrado se reconociera la jerarquía artística de expresiones culturales hasta entonces marginadas y ser cuna de algunas de nuestras agrupaciones más importantes en la danza, la música, el canto y el folclor, este 16 de junio arriba a su aniversario 65 el Teatro Nacional de Cuba (TNC).

Consulte además: Germen y huella del Teatro Nacional de Cuba

Apenas unos meses habían transcurrido del triunfo revolucionario de enero de 1959 cuando, en medio de tan alto cúmulo de tareas urgentes, se nombra a la entonces muy joven Dra. Isabel Monal directora del por aquel tiempo inacabado coliseo, en el que aún faltaban desde los lunetarios hasta el presupuesto para pagar a los trabajadores.

Argeliers León, Ramiro Guerra, Carlos Fariñas y Fermín Borges, a quienes había conocido poco tiempo atrás, la acompañaron en los momentos iniciales, pasando a dirigir los recientemente creados Departamentos de Folklore, Danza Contemporánea, Música y Artes Dramáticas, respectivamente.

La creación del Conjunto de Danza Moderna del Teatro Nacional (Danza Contemporánea de Cuba); la realización de investigaciones que poco después desembocaron en la constitución del Conjunto Folclórico Nacional; la fundación del Centro de Estudios del Folclor y del Seminario de Dramaturgia José Antonio Ramos; así como de la Orquesta Sinfónica y del Coro del Teatro Nacional de Cuba, convertidos posteriormente en Orquesta Sinfónica Nacional y Coro Nacional de Cuba, estuvieron entre los primeros aportes de esta institución.

Consulte además: Teatro, siempre cubano

Más el TNC estuvo también entre los iniciadores del Movimiento de Artistas Aficionados, a partir de la labor del Departamento de Extensión Teatral, encargado de expandir por varias provincias la enseñanza de la danza moderna y las técnicas del teatro.

Del mismo modo hizo aportes al desarrollo del diseño gráfico en el país, con un equipo que estuvo encabezado por Pedro de Oraá; en tanto sus jardines e interiores fueron brindando espacios a la creatividad de reconocidos artistas como René Portocarrero, Rita Longa, Raúl Martínez y Sandú Darié, entre otros.

En entrevista que concediera al Portal Cubarte en ocasión del aniversario 60 del TNC, Isabel Monal expresó:

“El Teatro Nacional y después lo del Movimiento de Aficionados fue un trabajo muy creador. Me siento agradecida -no sé a qué entelequia celestial, yo que soy atea- de haber podido ayudar a hacer tantas cosas, lo que sólo se puede entender porque eran creadores cubanos que llevaban años con todo eso en su cabeza, sin que nadie los apoyara”. 

A seis décadas y media de su fundación, el Teatro Nacional de Cuba puede disfrutar con sano orgullo la rica historia que ha ido atesorando y la contribución hecha al arte y la cultura de estos tiempos, entre cuyos propulsores ocupa un lugar de vanguardia.

Cuba
Radio Euskadi / EiTB.- Hoy en la sección de la musicóloga cubana Gloria Torres Lafont, que nos acerca la música cubana hasta aquí, nos visita el joven cantante de tan solo 13 años Miguel Esteban Sánchez....
CREART: Ministerio de Cultura de Cuba.- Hasta las comunidades habaneras llegó el espectáculo musical La Fiesta de Gato y Pon, un regalo para los más pequeños de casa en este modo verano....
Cubavisión Internacional.- Ya casi llegan los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024 y Cubavisión Internacional se acerca al músico Christopher Simpson, autor de la canción que acompañar&...
Lo último
Isabel Rubio, razones para la libertad
Marilys Suárez Moreno - Revista Mujeres.- Dicen que fue una mujer de armas tomar y su historia de vida no deja dudas sobre la también llamada Capitana de Vuelta Abajo. Ferviente seguidora de los planes insurreccionales de José Ma...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista