Al cierre del quinto mes del año se habían concluido 3 579 viviendas, lo que representa el 0,8 % de la necesidad de hogares para eliminar el déficit habitacional. Foto: Ismael Batista Ramírez.


La reunión del mes de junio con los gobernadores e intendentes evaluó el cumplimiento de programas priorizados como la construcción de viviendas, la producción de alimentos y la atención a la dinámica demográfica

Yuniel Labacena Romero

Granma

Al concluir mayo, todas las provincias han sido evaluadas en retroceso en el cumplimiento de la Política de la vivienda y el programa de la producción local de materiales de la construcción, según trascendió este martes en la reunión mensual con los gobernadores e intendentes, que dirige el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

Desde el Palacio de la Revolución, y por videoconferencia con los territorios, este sensible tema motivó un análisis profundo, teniendo en cuenta que, solo al cierre del quinto mes del año se habían concluido 3 579 viviendas, lo que representa el 0,8 % de la necesidad de hogares para eliminar el déficit habitacional.

En tal sentido, Dilaila Díaz Fernández, directora general de la Vivienda, apuntó que se mantienen ritmos ínfimos de ejecución, afectando de manera negativa los diferentes indicadores. «Como regla general, se incrementan los tiempos proyectados para detener el deterioro y resolver el déficit, esto es muestra de la falta de atención de los territorios a lo orientado.

«La Habana, Camagüey, Mayabeque, Santiago de Cuba y el municipio especial Isla de la Juventud, en ese orden, son los de mayor incidencia», resaltó Díaz Fernández, quien detalló que los niveles de producción de materiales de construcción son insuficientes, pues representan menos del 0,5 % de la necesidad en todos los renglones. Ello, sin duda, impacta en el comportamiento de las terminaciones.

El chequeo del programa de la vivienda no es nuevo en estos encuentros, y cada vez se hace más urgente la materialización de soluciones. En tal sentido, el Primer Ministro recordó que, cuando se informaron las proyecciones de Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía en el presente año, se llamó a «hacer cosas diferentes, no un poco más de lo mismo», a pesar de los problemas objetivos que frenan el desarrollo y el crecimiento.

«En el tema de la vivienda, es una limitación objetiva que no haya cemento ni acero, y en un corto plazo no va a existir un cambio sustancial en la producción de estos elementos. Entonces, ¿qué podemos hacer como Gobierno, que tenemos la responsabilidad ante el pueblo, para que un programa tan importante como este no se detenga? Hacer cosas diferentes a partir de la producción local de materiales», apuntó.

Marrero Cruz señaló que, en la medida en que se desarrollen la producción de materiales de la construcción y la fabricación de hornos, se busquen más yacimientos de arcilla, se contribuirá a la sostenibilidad del programa de la vivienda. «Los recursos más seguros que vamos a tener son los que seamos capaces de producir», señaló el Jefe de Gobierno, quien indicó actualizar las estrategias de cada territorio para impulsar este importante renglón.

MOVIMIENTO PRODUCTIVO DE ARROZ POPULAR

El cumplimiento de la Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional desde la creación de los sistemas productivos locales, particularmente la empresa agroindustrial estatal, y el movimiento productivo de arroz popular, fue además tema de análisis en este encuentro, en el cual participó también, por videoconferencia, el miembro del Buró Político Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado.

Según explicó Ydael Pérez Brito, ministro de la Agricultura, el objetivo es aumentar todas las áreas arroceras a pequeña y mediana escalas, entregar semilla de calidad, producir el arroz que demanda el autoabastecimiento de productores, bases productivas y empresas, e incrementar las ventas del cereal en mercados estatales, ferias agropecuarias y consejos populares para sustituir, gradualmente, su importación.

Al respecto, el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca, subrayó que lo más importante es la reserva que existe. «Tenemos identificado en cada provincia y municipio un número importante de áreas en las que se puede sembrar arroz popular, y con todo el tema de autoconsumo, todas las empresas deben tener áreas, unido a aquellas que podemos asignar en los territorios. Eso es estratégico».

Igualmente, alertó que hay más arroz sembrado y que se produce, pero no todo está contratado y, por tanto, se debe cuantificar bien las cantidades. «Por otra parte, tenemos que estudiar el programa de la cosecha y la compra de ese arroz, porque no llega a los destinos priorizados. Eso tienen que controlarlo los gobiernos en los municipios y provincias. Otro elemento que tenemos que evaluar son los incentivos para comprar ese arroz», significó.

La agenda de la reunión incluyó la atención a los planteamientos que formulan los electores por distintas vías a sus delegados. De cara al proceso de rendición de cuenta, que empieza el próximo 20 de septiembre, el Primer Ministro reconoció que ello constituye un reto, y se debe estar consciente de que su éxito radica en su preparación.

«La vida nos ha demostrado que cuando hay un intercambio sistemático con el pueblo, cuando se explican las cosas, aun sin tener las soluciones, la gente razona y comprende, aunque tengan insatisfacciones», señaló Marrero Cruz.

«La población tiene que ver que la estamos acompañando desde el barrio», al tiempo que destacó algo que siempre nos ha caracterizado: «la verdad por delante, la sencillez, la insatisfacción que tenemos ante los problemas que todavía están pendientes», reiteró.

LA POBLACIÓN, EL RECURSO MÁS IMPORTANTE

Durante la reunión se brindó una información sobre el comportamiento de la situación demográfica en los últimos años en el país. Al reconocer que la población es el recurso más importante que tenemos, Juan Carlos Alfonso Fraga, vicejefe de la Oficina Nacional de Estadística e Información, apuntó que, en el caso de Cuba, continuará su tendencia al decrecimiento total y natural, envejecerá y se urbanizará.

Al referirse al envejecimiento de la población, el Primer Ministro apuntó que este fenómeno impacta en la vida económica y social de los territorios, por lo que se requiere un enfoque más integral y de «medidas extraordinarias, pues la nación tiene que continuar desarrollándose».

Advirtió que, desde los municipios y provincias, no se aprecia un seguimiento profundo a estas complejidades, las cuales se deben analizar desde la base, para encontrar soluciones alternativas. «Cuando hablamos de envejecimiento de la población tenemos que proyectar seguir mejorando la situación de las casas de abuelos y hogares de ancianos, buscar cómo hacerles mejor la vida a esas personas que acumulan años de experiencia y trabajo.

«También es necesario identificar reservas del Presupuesto del Estado, porque del primer cambio que tenemos que hablar es de aumentar las pensiones que tienen las personas con una avanzada edad; eso tenemos que transformarlo, es algo necesario e impacta en personas de todos los sectores sociales», expresó.

Asimismo, el Jefe de Gobierno se refirió al estudio realizado sobre el trabajo informal, por el cual la mayoría cobra –posiblemente más que el salario medio–, pero no tiene garantía futura, y eso hay que reordenarlo, porque, en caso de accidente, de enfermedad, que no puedan trabajar más por razones de edad, habría que asistenciarlos.

«A eso se une también el trabajo de actualización de la cifra de personas que, teniendo capacidades físicas y mentales, ni trabajan ni estudian. En este asunto debemos pasar a una etapa superior, de exigencia, de implementar lo que está establecido», apuntó Marrero Cruz, y aseveró que la dinámica demográfica hay que atenderla entre todos.

Finalmente, el Primer Ministro indicó puntualizar los planes y adoptar las medidas necesarias para enfrentar la actual temporada ciclónica, garantizar las actividades político-culturales para celebrar el 26 de Julio, y esmerarse en el aseguramiento del cierre del curso escolar.

Además, convocó a que se garantice un buen verano, no solo en lo que a acciones culturales, deportivas y recreativas se refiere, sino también a los servicios básicos que recibe la población. Ratificó, de igual modo, que en los últimos meses se ha trabajado -de las proyecciones de Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía durante el año 2024, sobre todo en aquellas relacionadas con temas de mayor impacto para el pueblo.

 

Cuba: Vivienda, producción de alimentos y dinámica demográfica

Cuba en Resumen

Por Yuniel Labacena Romero.

Al concluir mayo, todas las provincias han sido evaluadas en retroceso en el cumplimiento de la Política de la vivienda y el programa de la producción local de materiales de la construcción, según trascendió este martes en la reunión mensual con los gobernadores e intendentes, que dirige el miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Desde el Palacio de la Revolución y por videoconferencia con los territorios, este sensible tema motivó un análisis profundo, teniendo en cuenta que, solo al cierre del quinto mes del año, se concluyeron 3 579 viviendas, lo que representa el 0.8 % de la necesidad de hogares para eliminar el déficit habitacional.

En tal sentido, Dilaila Díaz Fernández, directora general de la Vivienda, apuntó que se mantienen ritmos ínfimos de ejecución, afectando de manera negativa los diferentes indicadores. “Como regla general, se incrementan los tiempos proyectados para detener el deterioro y resolver el déficit, esto es muestra de la falta de atención de los territorios a lo orientado.

“La Habana, Camagüey, Mayabeque, Santiago de Cuba y el municipio especial Isla de la Juventud, en ese orden, son los de mayor incidencia”, resaltó Díaz Fernández, quien detalló que los niveles de producción de materiales de construcción son insuficientes, pues representan menos del 0.5 % de la necesidad en todos los renglones. Ello, sin dudas, impacta en el comportamiento de las terminaciones.

El chequeo del programa de la vivienda no es nuevo en estos encuentros, y cada vez se hace más urgente la materialización de soluciones. En tal sentido, el Primer Ministro recordó que cuando se informaron las proyecciones de Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía en el presente año, se llamó a “hacer cosas diferentes, no un poco más de lo mismo”, a pesar de los problemas objetivos que frenan el desarrollo y el crecimiento.

“En el tema de la vivienda, es una limitación objetiva que no hay cemento ni acero, y en un corto plazo no va a existir un cambio sustancial en la producción de estos elementos. Entonces, ¿qué podemos hacer como Gobierno, que tenemos la responsabilidad ante el pueblo, para que un programa tan importante como este no se detenga? Hacer cosas diferentes a partir de la producción local de materiales”, apuntó.

Marrero Cruz señaló que, en la medida que se desarrollen la producción de materiales de la construcción y la fabricación de hornos, se busquen más yacimientos de arcilla, se contribuirá a la sostenibilidad del programa de la vivienda. “Los recursos más seguros que vamos a tener son los que seamos capaces de producir”, señaló el Jefe de Gobierno, quien indicó actualizar las estrategias de cada territorio para impulsar este importante renglón.

Movimiento productivo de arroz popular

El cumplimiento de la Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional desde la creación de los sistemas productivos locales, particularmente la empresa agroindustrial estatal, y el movimiento productivo de arroz popular, fue además tema de análisis en este encuentro, en el cual participó también, por videoconferencia, el miembro del Buró Político Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado.

Según explicó Ydael Pérez Brito, ministro de la Agricultura, el objetivo es aumentar todas las áreas arroceras a pequeña y mediana escalas, entregar semilla de calidad, producir el arroz que demanda el autoabastecimiento de productores, bases productivas y empresas, e incrementar las ventas del cereal en mercados estatales, ferias agropecuarias y consejos populares, para sustituir gradualmente su importación.

Al respecto, el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Foncesa, subrayó que lo más importante es la reserva que existe. “Tenemos en cada provincia y municipio identificado un número importante de áreas donde se puede sembrar arroz popular, y con todo el tema de autoconsumo, todas las empresas deben tener áreas, unido a  aquellas que podemos asignar en los territorios. Eso es estratégico”.

Igualmente, alertó que hay más arroz sembrado y que se produce, pero no todo está contratado y, por tanto, se debe cuantificar bien las cantidades. “Por otra parte, tenemos que estudiar el programa de la cosecha y la compra de ese arroz, porque no llega a los destinos priorizados. Eso tienen que controlarlo los gobiernos en los municipios y provincias. Otro elemento que tenemos que evaluar son los incentivos para comprar ese arroz”, significó.

La agenda de la reunión incluyó la atención a los planteamientos que formulan los electores por distintas vías a sus delegados. De cara al proceso de rendición de cuentas, que empieza el próximo 20 de septiembre, el Primer Ministro reconoció que ello constituye un reto y se debe estar consciente de que su éxito radica en su preparación.

“La vida nos ha demostrado que cuando hay un intercambio sistemático con el pueblo, cuando se explican las cosas, aun sin tener las soluciones, la gente razona y comprende, aunque tengan insatisfacciones”, señaló Marrero Cruz.

“La población tiene que ver que la estamos acompañando desde el barrio”, al tiempo que destacó algo que siempre nos ha caracterizado: “la verdad por delante, la sencillez, la insatisfacción que tenemos ante los problemas que todavía están pendientes”, reiteró.

La población, el recurso más importante

Durante la reunión se brindó una información sobre el comportamiento de la situación demográfica en los últimos años en el país. Al reconocer que la población es el recurso más importante que tenemos, Juan Carlos Alfonso Fraga, vicejefe de la Oficina Nacional de Estadística e Información, apuntó que, en el caso de Cuba, continuará su tendencia al decrecimiento total y natural, envejecerá y se urbanizará.

Al referirse al envejecimiento de la población, el Primer Ministro apuntó que este fenómeno impacta en la vida económica y social de los territorios, por lo que se requiere un enfoque más integral y de “medidas extraordinarias, pues la nación tiene que continuar desarrollándose”.

Advirtió que desde los municipios y provincias no se aprecia un seguimiento profundo a estas complejidades, las cuales se deben analizar desde la base para encontrar soluciones alternativas. “Cuando hablamos de envejecimiento de la población, tenemos que proyectar seguir mejorando la situación de las casas de abuelos y hogares de ancianos, buscar cómo hacerles mejor la vida a esas personas que acumulan años de experiencia y trabajo.

“También es necesario identificar reservas del Presupuesto del Estado, porque del primer cambio que tenemos que hablar es de aumentar las pensiones que tienen las personas con una avanzada edad; eso tenemos que transformarlo, es algo necesario e impacta en personas de todos los sectores sociales”, expresó.

Asimismo, el Jefe de Gobierno se refirió al estudio realizado sobre el trabajo informal, donde la mayoría cobra —posiblemente más que el salario medio—, pero no tiene garantía futura y eso hay que reordenarlo, porque, en caso de accidente, de enfermedad, que no puedan trabajar más por razones de edad, habría que asistenciarlos.

“A eso se une también el trabajo de actualización  de la cifra de personas que, teniendo capacidades física y mentales, ni trabajan ni estudian. En este asunto debemos pasar a una etapa superior, de exigencia, de implementar lo que está establecido”, apuntó Marrero Cruz y aseveró que la dinámica demográfica hay que atenderla entre todos.

Finalmente, el Primer Ministro indicó puntualizar los planes y adoptar las medidas necesarias para enfrentar la actual temporada ciclónica, garantizar las actividades político culturales para celebrar el 26 de Julio y esmerarse en el aseguramiento del cierre del curso escolar.

Además, convocó a que se garantice un buen verano, no solo en lo que a acciones culturales, deportivas y recreativas se refiere, sino también a los servicios básicos que recibe la población. Ratificó, de igual modo, que en los últimos meses se ha trabajado intensamente en la implementación de las proyecciones de Gobierno para corregir distorsiones y reimpulsar la economía durante el año 2024, sobre todo en aquellas relacionadas con temas de mayor impacto para el pueblo.

Fotos: Estudios Revolución.

Fuente: Cubadebate.

Cuba
Tamara Válido, Presidenta de la comisión de Atención a los Servicios....
Ramón Osmany Aguilar Betancourt, presidente de la comisión agroalimentaria....
Presentación del Informe de Economía. Foto: Enrique González (Enro)/ Cubadebate....
Lo último
Isabel Rubio, razones para la libertad
Marilys Suárez Moreno - Revista Mujeres.- Dicen que fue una mujer de armas tomar y su historia de vida no deja dudas sobre la también llamada Capitana de Vuelta Abajo. Ferviente seguidora de los planes insurreccionales de José Ma...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista