Radio Miami TV publica esta carta de seis profesores cubanos, ubicados en universidades de EEUU, entre ellos Arturo Lopez-Levy, de la Universidad de Holy Names, California (en la foto), nominando al Premio Nobel de la Paz al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve”, de Cuba.


Especial: campaña mundial Premio Nobel para Brigada Médica Cubana "Henry Reeve"

Nominación al Premio Nobel de la Paz para el Contingente Internacional de Médicos cubanos

Nominación al Premio Nobel de la Paz para el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” por su notable trabajo, particularmente durante la pandemia mundial a causa de la Covid-19

3 de diciembre de 2020

Estimados miembros del Comité Nobel,

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” se creó en Cuba el 19 de septiembre de 2005. Está integrado por médicos, enfermeras y personal de la salud cubanos.

Son voluntarios comprometidos por iniciativa propia, que acuden al llamado de cualquier nación que los solicite. Están especialmente entrenados para brindar asistencia médica, con profesionalismo y diligencia. Alivian el sufrimiento de las víctimas de fenómenos naturales y epidemias.

En cualquier parte del mundo, dondequiera que se requiera la prestación de sus servicios asistenciales, el Contingente está preparado para conferir el mayor beneficio a la humanidad. Y lo hacen arriesgando sus propias vidas, con un alto grado de ética y responsabilidad. Se distinguen, además, por ofrecer a los damnificados, el calor humano tan necesario en situaciones de tragedias.

El personal médico del Contingente “Henry Reeve” ha desempeñado, durante quince años, un importante papel tras desastres naturales ocurridos en naciones como Guatemala, Bolivia, México, El Salvador, Pakistán, Mozambique, Indonesia, Chile, Ecuador, Haití, entre otras.

En el 2010, cuando se enfrentaron a la epidemia de cólera en Haití, brindaron servicios de salud a más de 400,000 personas y salvaron la vida de aproximadamente 66,000 en aldeas rurales de muy difícil acceso. Tras el impacto del terremoto de octubre de 2005 en Pakistán, en un periodo de casi ocho meses, atendieron a más de 1,700,000 pacientes. Realizaron más de 14,000 operaciones de cirugía, más de 166,000 sobrevivientes recibieron tratamiento especializado de rehabilitación y salvaron la vida a más de 2,000 personas.

En septiembre de 2014, las Naciones Unidas (ONU) y su agencia especializada, la Organización Mundial de la Salud (OMS), hicieron un llamado a la colaboración médica mundial para luchar contra la peligrosa epidemia del virus del Ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea-Conakry. En menos de dos semanas, más de 5,000 médicos y enfermeros cubanos, miembros del Contingente se ofrecieron de manera voluntaria para combatir la epidemia. Unos 256 participaron en esta labor y salvaron la vida de aproximadamente 7,000 personas.

Desde su aparición en Asia a finales de 2019 y tras la rápida propagación de la Covid-19, la OMS declaró emergencia sanitaria internacional y, el 11 de marzo, la identificó como pandemia. Un mundo desorganizado, en pánico y sin preparación específica, tuvo que enfrentarse a un evento con graves repercusiones sociales y económicas, con más de 60 millones de contagiados, hasta ahora, y que ya ha matado a más de un millón de personas.

Ante este escenario, donde la solidaridad internacional resultó esencial, y consciente de la importancia de la salud para la dignidad humana, el Contingente “Henry Reeve” ha estado, desde el principio, en las zonas más golpeadas por la pandemia de la Covid-19. 53 brigadas de profesionales de la salud han ayudado a combatir la enfermedad en 39 países, además del personal cubano que ya trabaja en 58 naciones. Han salvado más de 80,000 vidas desde 2005.

Alfred Nobel declaró explícitamente que quien reciba el premio Nobel sea el destinatario más digno. Sin duda alguna, el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” merece recibir el Premio Nobel de la Paz por su alta contribución a la humanidad, en el enfrentamiento a la pandemia provocada por la Covid-19.

Nosotros, profesores cubanoamericanos, solicitamos oficialmente que consideren otorgar el Premio Nobel de la Paz en 2021 para la Brigada “Henry Reeve”.

Les deseamos lo mejor en sus deliberaciones.

Sinceramente,

Arturo Lopez-Levy, Universidad de Holy Names, California

Felix Masud-Piloto, Universidad de DePaul, Illinois

Miguel Arisa, Colegio de la comunidad de Manhattan, Nueva York

Miren Uriarte, Universidad de Boston, Massachusetts

Nelson P. Valdés, Universidad de Nuevo México

Rubén G. Rumbaut, Universidad de Irvine, California

Emigración
Euskadi-Cuba.- En el marco del proyecto "Mujeres cubanas inmigrantes: un ejemplo de empoderamiento e integración en la construcción de ciudadanía crítica y activa", seguimos conversando con nuestras compañ...
En Madrid, en la sede de la Asociación de Amistad Hispano Cubana Bartolomé de las Casas, la FACRE José Martí (Federación de Asociaciones de Cubanos Residentes en España "José Martí) realiz&...
Bruselas, 4 dic (Prensa Latina) Cubanos residentes en Bélgica ratificaron hoy aquí durante su XI Encuentro la determinación a defender la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de su patria, y repudiaron el b...
Lo último
La Columna
Viva la juventud cubana
Gerardo Moyá Noguera*.- Insistiendo en la juventud cubana  debo decir que su preparación tanto política como educacional es exquisita y por lo tanto la Revolución tiene mucho camino por delante. Fidel, el invicto coma...
La Revista