Manuel E. Yepe – Por esto.- En medio del tenso y multifacético debate acerca de la cuestión migratoria que ocupa y divide en estos tiempos a la sociedad estadounidense -y a su elite de poder y gobernante-, algunos, dentro y fuera de aquel país, indagan porqué Cuba, la pequeña isla vecina, juega con reglas diferentes a las de las demás naciones del tercer mundo.
 
Darel Avalus - Rebelión.- Hace menos de una década el mundo informativo se estremecía con la noticia de un niño cubano de cinco años que fue rescatado por dos pescadores estadounidenses frente a las costas de Miami, mientras era supuestamente defendido por delfines del acoso de tiburones, tras sobrevivir el naufragio de un viaje de emigración ilegal desde Cuba hacia Estados Unidos, en que lo implicó su propia madre.
 

Duración: 10:17

Nadia Lanza, profesora de educación física, de La Habana, nos habla de las razones de su llegada a Europa y del contraste de formas de vida.

PARTES: I - II - III  

Duración: 10:45

Julián Despaigne, nacido en Santiago de Cuba, nos habla del papel de cubanos que desde el exterior siguen apoyando su Revolución. 

PARTES: I - II 

Salim Lamrani - Cubainformación.- El 3 de mayo de 2007, tuvo lugar un secuestro en el aeropuerto de La Habana con consecuencias dramáticas. El teniente coronel Víctor Ivo Acuña Velásquez, en un gesto heroico destinado a proteger a los pasajeros intentó oponerse y resultó asesinado por uno de los dos criminales, que también hirió gravemente a su cómplice en el tiroteo. La criminal Ley de Ajuste Cubano, en vigor desde el 1 de noviembre de 1966, es la principal responsable de este nuevo acto de terrorismo (1).

Tadeo Sevilla - inSurGente.- Cuando en Noviembre de 1965, en la segunda sesión del Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica se aprobó la Ley Pública No. 89-732 conocida como Ley de Ajuste Cubano, puesta en vigor en 1966, se firmaba una de las más criminales leyes destinadas a destruir la Revolución, usando como recursos la desestabilización, la fuga de “cerebros” y la incitación a una emigración ilegal en desbandada que pusiera en entredicho la credibilidad ante el mundo de las autoridades de la Habana. Una ley que daba -y da-  preferencias migratorias a quien decidiera abandonar la isla, siempre que su acción constituyera una daño a la Revolución Cubana.

Lo último
)
La Columna