Cubainformación.- En el Parlamento Europeo hay voces solidarias con Cuba. Una de ellas es la de Manu Pineda, eurodiputado por la Izquierda Europea. Es, además, el actual Responsable de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de España.


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

Ver este mismo video en YouTube

El exdiplomático español Inocencio Arias, el exsenador Iñaki Anasagasti y otros políticos expanden en prensa un nuevo “negacionismo”: el bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba –nos dicen- no existe. Es solo una excusa de La Habana. Frente a ellos, Pineda es contundente: "A los sectores que dicen que el bloqueo no existe y que el gobierno cubano lo utiliza para tapar su ineficacia, les digo: es sencillo, ¡que lo levanten!" Y señala a "tontos por un lado, e intoxicadores por otro, que siempre ha habido". "No nos puede sorprender que se niegue el bloqueo, lo mismo que no nos puede sorprender que se niegue el cambio climático o que se niegue la Covid-19".

Con Manu Pineda analizamos las protestas del 11 de Julio en Cuba, en el marco de una grave crisis de desabastecimiento de medicamentos y alimentos y en un pico de contagios por la Covid-19. Y emplaza a la solidaridad a que no sea de eslogan, sino con hechos. Compara la necesidad de solidaridad con Cuba, en todos los ámbitos, también en el material, con la situación del Periodo Especial de los pasados años 90.

Realización: Ivana Belén Ruiz. Edición: Ana Gil. Redacción: José Manzaneda. Fotografías: Euskadi-Cuba y Ezker Anitza.

 

Visita las redes sociales de Cubainformación:

https://www.facebook.com/cubainformacion
https://twitter.com/cubainformacion
https://www.instagram.com/cubainformacion/
https://www.youtube.com/user/CubainformacionTV/videos
Telegram: https://t.me/cubainformacion
Hazte socia-o de Cubainformación: https://cubainformacion.tv/campaigns/yotambiensoyci/donativo

Manu Pineda, europarlamentario

“No atacan a Cuba por sus errores, sino por sus aciertos”

Una de las voces solidarias con Cuba en el Parlamento europeo es la de Manu Pineda que, además, es el responsable de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de España.

Entrevista: JoséMANZANEDA / Transcripción: José Mª ALFAYA / Cubainformación


- El 11 de julio del pasado año se produjeron en Cuba protestas inéditas contra el Gobierno cubano, ¿cuál es tu análisis?

- Pongo en cuestión que fueran “protestas contra el Gobierno”. Hay un problema serio, que dura más de sesenta años y que se va agravando: un bloqueo criminal que está asfixiando a la Isla. Mientras hasta la ONU pidió el levantamiento de sanciones contra Cuba y otros países durante la pandemia, EEUU las ha incrementado. Han sido 243 medidas impulsadas por Trump, impidiendo el envío de remesas o la llegada de insumos y combustible, amenazando a empresas de terceros países, etc.
Eso genera sufrimiento y hubo cubanos y cubanas que salieron a la calle a decirle a su Gobierno: ¿qué hacemos? Tenemos que comer, tenemos que echar carburante, necesitamos medicinas… ¡Haced algo! Es legítimo y no es la primera vez que pasa.
El 11J fue un eslabón más en una cadena, en la que también estuvo antes el llamado Movimiento San Isidro. Tengo dudas si es una campaña impulsada por el propio Biden y para presionar a Biden y que no cumpliera con sus promesas electorales de suavizar el bloqueo.
Las protestas fueron aprovechadas por bandas de delincuentes para realizar saqueos en supermercados públicos, atacar hospitales, una estación de policía… Y, obviamente, la policía cubana lo impidió. No reprimió a manifestantes pacíficos, como nos cuentan, por discrepar del Gobierno. Metió preso a quien intentó matar a un policía, por saquear supermercados, como en cualquier país de derecho del mundo. En España ¿si hay un grupo que va a atacar una comisaría la policía le hace la ola? ¿Si viene alguien a reventar un Mercadona, la policía se queda mirando?
Lo que pasa es que, como no pueden sacar imágenes de la policía de Cuba reprimiendo manifestaciones, porque no las hay, como sí las hay en España y en tantos lugares del mundo, tienen seguir alargando aquello ocurrido dos días, el 11 y 12 de julio, y repetir las imágenes, una y otra vez. Además, utilizando imágenes de Barcelona, de El Cairo o de Buenos Aires como si fueran La Habana.

- ¿Crees que el 11J marcó un antes y un después, qué crees que ha cambiado?

- Muchas veces decimos “el Gobierno cubano también comete errores”. Obviamente. Pero los que van contra Cuba no lo hacen por sus errores, sino por sus aciertos. Cuba es ejemplo de cómo priorizar para el pueblo lo realmente necesario, no lo superfluo: la educación, la sanidad, la vivienda, la comida… Si tiene logros en estos aspectos, en este marco de bloqueo, de asedio medieval, sin olvidar su solidaridad, no solo con países del Tercer Mundo, sino del Primero, como Italia o Andorra, es la  evidencia de que no atacan a Cuba por sus errores, sino por esos aciertos.
El 11J fue un pasito más en el objetivo de derribar un gobierno y todo el mundo tiene claro que no lo han conseguido ni lo van a conseguir. Pero el problema principal, el bloqueo, sigue ahí. Y frente a él, son clave las alianzas internacionales. Cuba es un ejemplo de cómo trabajar diplomáticamente con otros países y con la solidaridad internacional, que es más necesaria que nunca. O por lo menos tan importante como en el Periodo especial. Y no podemos quedarnos en un discurso romántico de ¡Viva Fidel! y ponernos la camiseta del Che Guevara, para después no hacer nada. Debe ir acompañado de una campaña seria. Que ya se está realizando, no hay que inventarla. En el Estado español tenemos infinitos ejemplos de envíos de material médico o de jeringuillas, de todo lo que es necesario allí pero el bloqueo no permite que llegue.

- El alcalde de Miami y otros voceros  del lobby cubano-americano de ultraderecha pidieron una “intervención militar humanitaria” para Cuba. ¿Qué opinas?

- Esa gente no sabe lo que es una guerra. Y piden guerra porque saben que no van a participar en ella. Hacen las guerras pero son los pueblos los que ponen los muertos. No ellos. Yo he vivido de cerca dos guerras, y la guerra no tiene nada de bonito, de romántico. La guerra huele muy mal, a carne podrida.
Los que piden las “bombas humanitarias” no son conscientes de que, cuando caigan, van a destrozar a niños y niñas. Y a una población que lo que quiere es un gobierno no sometido al Imperio, un Gobierno digno, quieren la independencia de su país, no quieren ser una colonia.
Es una tremenda irresponsabilidad. ¿Por qué tienen que bombardear Cuba? ¿Por qué pide Juan Guaidó que se bombardee Venezuela, porque no lo quieren como presidente? ¿El pueblo venezolano tiene que elegirlo como presidente para no morir bajo las bombas? Es tremendo.
Y lo que me apena más es que, desde los medios, lejos de combatir ese discurso de odio y violencia, le dan voz y altavoz.

- Hay una especie de “negacionismo” en torno al bloqueo a Cuba, que asegura que “el embargo” no tiene prácticamente efecto y las carencias son culpa de la ineficacia del gobierno. ¿Esto es así?

- Si no existe el bloqueo, ¿por qué lo mantienen? Si es para tapar la ineficacia, es sencillo: que lo levanten y dejen al Gobierno cubano sin excusas. No nos puede sorprender que se niegue el bloqueo, cuando hay quien lo hace con el cambio climático o la Covid-19. Tontos en unos casos e intoxicadores en otros, siempre los ha habido.
El “embargo”, como dicen, no es un embargo de productos norteamericanos, son medidas que afectan a países terceros, a las empresas españolas, por ejemplo, que son sancionadas por la aplicación del Título III de la Ley Helms Burton. Llámalo embargo, yo lo llamo bloqueo. Lo cierto es que son medidas injerencistas que impiden que Cuba pueda operar con normalidad, como cualquier otro país.
Pero Cuba es ejemplo de cómo se pone la vida en el centro de la política, una pequeña isla acosada que, dicen, es un “estado fallido”, es capaz de sacar cinco candidatos vacunales anti-Covid que no son capaces de crear países mucho más ricos.
Ya está bien de tanta intoxicación, de tanta mentira. Puedes decir: a mí no me gusta Cuba, es socialista y yo liberal. No me gusta su reparto de la riqueza, quiero que tengan más los de siempre, nos ha ido bien así y para qué cambiar. Bien, combate políticamente, pero sin mentiras. Hay un bloqueo que es criminal y es ilegal. Y que si eso intentara llevarlo a cabo un país que no fuera el que quiere ser el gendarme global del mundo, tendría graves consecuencias políticas.

 

Especiales
Cubainformación.- Una entrevista de lujo: a José Carlos Zaragoza, el director general de la Televisión Cubana, y a Bárbara Doval, la directora de Cubavisión Internacional, colegas con quienes conversamos sobre los c...
Cubainformación.- A Yotuel Romero, el conocido cantante de “Patria y Vida”, no le es suficiente con tener todo el espacio de los grandes medios mainstream para hablar pestes de la Revolución cubana. Ahora –parece- pret...
El agresor está vinculado a las redes de la ultraderecha y de la contrarrevolución cubana en Barcelona....
Lo último
La Columna
Falta hace
Gerardo Moyá Noguera*.- Casi todos los días me levanto de la cama por la mañana con la ilusión y la esperanza, porque no decirlo, de una llamada desde el Govern balear para informarme de que sí se enviará a C...
La Revista