Lirians Gordillo Piña - Revista Mujeres.- Diversas problemáticas de las mujeres en barrios de La Habana y propuestas para hacer más efectivo el trabajo de la Federación de las Mujeres Cubanas (FMC) estuvieron en el centro de un intercambio entre universitarias y representantes de la FMC nacional.


"Nuestra experiencia ha sido corta hasta ahora, pero nos hemos dado cuenta de los problemas que existen. Encontramos madres solteras, que tienen más de tres hijos y jovencitas que se prostituyen", explicó Olivia Peña sobre el inicio de su trabajo en Centro Habana, como parte de las brigadas universitarias de trabajo social.

Olivia formó parte de una docena de estudiantes de la Universidad Tecnológica de La Habana “José Antonio Echeverría” (CUJAE) que acudieron al encuentro convocado por la FMC, el pasado 9 de septiembre.

El grupo de estudiantes que asistieron a la reunión forman parte de las brigadas universitarias de trabajo social. Como parte de esta iniciativa muchachas y muchachos hacen diagnósticos en las comunidades; conversan con la gente de los barrios, llegan a las casas en las que viven madres solteras, adolescentes embarazadas o adultos mayores solos.

En el intercambio contaron que las mujeres presentan problemas como la falta de empleo y por ende independencia económica, la violencia doméstica; además de que existen madres solteras con tres o más hijos, algunas de ellas adolescentes muy jóvenes. La falta de apoyo en los cuidados impide que estas mujeres puedan buscar y acceder a empleos. Otros problemas que afectan a las juventudes en general es el abandono de los estudios y malas condiciones de vivienda, refirieron.

"Tratamos de encontrar soluciones a corto y largo plazo", explicó Laura Rodríguez quien forma parte de las brigadas en Mariano.

En apoyo a la FMC, la joven propuso que el estudiantado de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) puede ser un puente para llevar a las comunidades el Programa Nacional para el adelanto de las Mujeres (PAM).

Desde el inicio de la pandemia muchachas y muchachos de las universidades han formado parte del voluntariado en centros de aislamiento, hospitales, comunidades y zonas rojas en distintas provincias del país.

“Esa experiencia nos ha hecho mejores seres humanos”, dijo Reiner Sarmiento jefe de la brigada en el consejo popular Zamora-Cocosolo en el municipio Mariano.

Las fallas en el funcionamiento de bloques y delegaciones de la FMC; la desconexión de los discursos de la organización con las más jóvenes; el desconocimiento de cuánto se hace y la necesidad de que las mujeres sientan que la FMC se preocupan por ellas y las apoyan, fueron algunas de las críticas que las jóvenes han encontrado en las comunidades relacionadas con el funcionamiento de la organización de mujeres.

Durante el diálogo las muchachas propusieron realizar talleres sobre feminismo, actividades en las comunidades, gestionar apoyos para círculos infantiles y empleo en casos muy necesitados, entre otras propuestas.

Género
Aún la sociedad coloca la apariencia física como un elemento importante y aquellos cuerpos diferentes al estereotipo se juzguen duramente. Foto: SEMlac-Cuba Red Semlac.- La necesidad de fomentar la autoestima y no reproducir c&aacu...
Yisel González Fuentes - Granma.- Ministerio de Justicia de Cuba informó sobre el desarrollo de una nueva aplicación informática para ganar en cultura jurídica. La herramienta facilita a la población cubana e...
Indira Ramírez Elejalde - Revista Mujeres.- "La escena más sencilla del mundo puede ser un espaldarazo a la equidad, la igualdad y el reconocimiento de las mujeres como sujetos de derechos o por el contrario..., por eso es tan impo...
Lo último
La Columna
No podrán
Gerardo Moyá Noguera*.- Muchos ciudadanos se preguntan cómo han podido resistir los cubanos a la terrible pandemia y que todavía está ahí, porque esta  epidemia ha venido, como todos sabemos, para quedarse como...
La Revista