Luis Ernesto Ruiz Martínez - Blog Visión desde Cuba/Cubainformación. Los destinos de Nuestra América, como hace 200 años, vuelven a estar en juego. No se trata de simples decisiones asociadas a territorios, banderas o gobiernos, sino de la propia existencia como naciones independientes y prósperas como soñaron los padres fundadores. La primera cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños será la ocasión ideal para consolidar las aspiraciones de unidad de nuestro continente.




Algunos creyeron imposibles las palabras de Fidel durante su primera visita a Caracas, un 23 de enero memorable, cuando afirmaba que Venezuela estaba llamada a jugar un papel protagónico en los procesos de unidad que se desarrollarían en el continente. Ni los más optimistas pensaron que hoy estaríamos asistiendo a la materialización de aquellas palabras. La CELAC es la confluencia exitosa de aspiraciones verdaderamente integracionistas basadas en el respeto a nuestras diferencias en bien de la necesaria unidad.

En la cumbre fundacional de esta organización Raúl Castro afirmaba que la "Celac es nuestra obra más preciada, simbólicamente consolida el concepto de región unida. Su éxito dependerá de sus miembros. (...) En la unidad en torno a la soberanía, el desarrollo y la equidad estará nuestra fuerza", aseveró. El presidente cubano solicitó a la CELAC "demostrar responsabilidad histórica para ayudar a Haití en su reconstrucción y desarrollo, respetando soberanía. (...) Cuba, fuertemente bloqueada, está dispuesta a compartir lo que tiene con quienes lo necesitan". Y no solo Cuba hizo la convocatoria, sino que consolidó su presencia en la pequeña isla del Caribe y contribuye decisivamente al respeto a la vida, como derecho humano esencial, en varias regiones del planeta.

Los días 26 al 28 tendrá lugar en Chile, país que actualmente preside la organización, la primera cumbre en la que se entregará a Cuba la presidencia. Como nunca antes las 33 naciones que integran la CELAC tienen la posibilidad de afianzar el concepto de región unida, reconocible y comprometida con un destino común. Nuestros pueblos, bajo el principio de la unidad a pesar de las diferencias, trazan caminos donde la solidaridad permita consolidar los imprescindibles avances en la concertación política, económica, social y científico-técnica de nuestras naciones.

No tengo la menor duda que al asumir la presidencia Cuba promoverá que la CELAC continúe su proceso de consolidación como instrumento político para aunar voluntades y convertir a América Latina en ejemplo para otras regiones que hoy colapsan ante la crisis mundial por la incapacidad de sus gobiernos de solucionar los problemas. Ante los retos que enfrentaremos, en momentos en que algunos pretenden boicotear el encuentro, solo es posible anteponer una firme capacidad de resistencia para que Nuestra América sea definitivamente construida con todos y para el bien de todos.

La Columna
Luis Ernesto Ruiz Martínez/Blog Visión desde Cuba. La segunda vuelta para elegir los representantes a las Asambleas Municipales del Poder Popular concluyeron en todo el país el domingo 3 de diciembre. En mi circunscripción, la 135 del municipio Holg...
Rosse Suárez Fagales y Luis Ernesto Ruiz Martínez/Blog Visión desde Cuba. El taller Germinador de Experiencias Mediáticas Alternativas (Gema) 2017 desarrolló en Holguín su segunda edición. Gracias a una técnica dinámica de trabajo, se intercambiaron...
Luis Ernesto Ruiz Martínez/Blog Visión desde Cuba - Video: Visión desde Cuba.- En los últimos días hemos visto en la Televisión Cubana varios de los “personajes” que acompañaron a Trump durante el show en Miami. Marco Rubio y Mario Díaz-Balart, dos ...
Lo último
La Columna
No al terrorismo
Gerardo Moyá Noguera*.- El ínclito presidente de la república cubana, compañero Miguel Díaz-Canel, condenó hoy mismo el atentado contra el expresidente del imperio/EEUU Donald Trump en Pennsylvania  y, u...
La Revista