Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Inicié Cuba-USA: nuevas revelaciones, resaltando cómo la AP (Agencia de Prensa de Estados Unidos, EEUU) sirvió de fuente para que otros medios propagaran falsedades sobre la realidad cubana, específicamente de la casa habanera del escritor Ernest Hemingway. Así, evidencié que ese medio de comunicación no está insertado entre los afines a las autoridades de La Habana contra Washington —al margen de que alguna que otra vez es objetiva.


Con ese presupuesto, destaqué un despacho de AP desde la capital del norteño vecino que acredita que la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) “envió a Cuba jóvenes extranjeros para provocar cambios políticos” apoyado en un proyecto de la administración Obama que contemplaba “el uso de la cobertura de programas de salud y cívicos”.

También, que el mismo despacho certifica que se trata de “una operación clandestina que colocó a los extranjeros en peligro”, cuyo comienzo se remonta a Octubre del 2009 y enroló a “venezolanos, costarricenses y peruanos” con “la esperanza de poner en marcha una rebelión” en la Mayor de las Antillas, mientras que trabajaban “encubiertos, a veces haciéndose pasar por turistas” y a la caza “de personas que pudieran convertir en activistas políticos”.

Además, de tal Agencia mediática muy poco sospechosa de acciones procomunistas, cité:

“En total, casi una docena de latinoamericanos sirvieron en el programa en Cuba, por una paga tan baja como $5.41 la hora”. “La AP encontró que USAID y su contratista, Creative Associates International, continuaron el programa incluso cuando funcionarios estadounidenses dijeron en privado a contratistas del gobierno que consideraran suspender el viaje a Cuba luego del arresto del contratista Alan Gross, quien se mantiene en prisión después de contrabandear tecnología sensible hacia Cuba” —entre otros elementos.

Ahora resulta que este jueves un reportero de El Nuevo Herald se aparece certificando ante la opinión pública que “los participantes del programa secreto de Estados Unidos en Cuba” apenas “tenía la idea de ayudar a los jóvenes de la isla a trabajar por el cambio y no el iniciar una rebelión”, a tono con lo expresado por “grupos venezolanos y costarricenses involucrados en el programa”. O sea, que la “información de Associated Press (AP) sobre el programa manipuló y tergiversó sus metas y actividades”.

Puntualmente, el portavoz de la delincuencia política anticubana con asiento en Miami, reflejó la posición de los jóvenes en cuestión:

“Nuestro único propósito era ubicar jóvenes que tuviesen capacidad de hacer cambios pero que no tuviesen las herramientas. Nada de politica” [sic]. “En ninguno de los países donde se han desarrollado proyectos, se ha buscado generar ningún tipo de desestabilización política”. “Sugerir que estos actos son desestabilizadores no es mas [sic] que una interpretación subjetiva de AP y no está respaldada por los hechos o los documentos”.

Sin embrago, las revelaciones de Raúl Capote —ex agente Daniel de nuestra Seguridad del Estado, Pablo para la CIA y contacto con los susodichos— colocan los puntos sobre las íes.

Capote, Escritor y Profesor universitario, recuerda que como preámbulo de lo que develó la AP “en el 2009 vino una hondureña y una guatemalteca —incluso se observan caminando conmigo en el material Fabricando un líder de Razones de Cuba— y vamos a la Universidad de La Habana, hacemos un recorrido, precisamente el Día del Estudiante, y ven la participación en todas las actividades que se habían programado”.

Igualmente, al tiempo que considera que el desconocimiento profundo que traen los enemigos de Cuba de nuestra sociedad es lo que los hace fracasar, sostiene: “Confunden la inconformidad propia de los revolucionarios, del ser humano por naturaleza, con la oposición al sistema y ese es el gran error que cometen porque nunca han logrado encontrar a esa persona que sea líder del cambio que buscan”.

Y para despejar cualquier duda acerca del particular, aclara quien fungió como doble agente de inteligencia para bien del pueblo cubano:

“Los 'ticos' [representación de los costarricenses que viajaron a la Mayor de las Antillas junto a los asimismo ¿inocentes? peruanos y venezolanos] venían con la misión de recopilar información de lo que estaba pasando en las universidades e identificar a los que se les podía llegar y subvertir, incluso vinieron con memorias flash que traían dentro un manual especialmente preparado para los jóvenes cubanos para tumbar la Revolución y con la tarea de ir a la Universidad de La Habana y repartir las memorias y darle cinco CUC a cada estudiante, y allí entré yo a disuadirlos”.

Por mi parte, con tales revelaciones no encontraría extraño que de un momento a otro los reporteros de El Nuevo Herald se aparezcan argumentando que los “cándidos” jóvenes de Costa Rica, Perú y Venezuela que viajaron a la nación cubana para concretar el mandato del Águila Imperial contra nuestro Caimán Verde son unas “víctimas” del “contubernio AP-Socialismo en Cuba”.

Entretanto, al recordar que la docena de latinoamericanos que sirvieron en el programa diseñado por la administración de Barack Obama recibieron una paga tan baja como 5,41 dólares la hora, no puedo menos que considerarlos como auténticos Mercenarios e Idiotas rentables al servicio de los Estados Unidos de América (USA, por sus siglas en inglés) vs. la Revolución Cubana.

 

 

La Columna
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- En ella, cobra vitalidad la tesis de Che Guevara según la cual con las armas melladas del capitalismo no se construye el socialismo ...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Con la constitución de las Organizaciones Revolucionarias Integradas en el territorio, hubo características prácticamente inéditas...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Seis décadas y media atrás, nuestra provincia era la que más apoyaba al Gobierno Revolucionario —incluye esa Reforma...
Lo último
Ser cubano: Fernando Luis Rojas
Vocesenlucha.- Semilla audiovisual de la entrevista a Fernando Luis Rojas, pensador cubano y director del Fondo Editorial Casa de las Américas. Conversamos en este avance de la entrevista realizada en La Habana en febrero de 2024 sobre el ser ...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista