Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Controlar los pasos del enemigo, analizar sus estrategias, sirve para refinar las nuestras, utilizando la habilidad crítica como el imperialismo utiliza sus drones. Contrarrestar la narrativa hegemónica construida por los medios de guerra en los países capitalistas es una tarea titánica, al menos hasta que no interviene un nuevo ciclo de lucha que borre la cortina de humo y muestre otra visión del mundo. Sin embargo, es posible y necesario abrir algunas brechas, mostrar las trampas a través de las cuales se insinúa la interpretación dominante.


Ayer seguimos en vivo la sesión parlamentaria en Venezuela, donde tuvo que reelegirse al presidente de la Asamblea Nacional, uno de los cinco poderes disponibles para la constitución bolivariana, mantenidos en equilibrio por el máximo órgano legal, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). En contacto constante con colegas en el lugar, seguimos todas las fases, comparando tres fuentes: la primera, que viene de la extrema derecha venezolana, la de Patricia Poleo, quien realiza una transmisión desde Miami titulada Agárrate. El segundo, provista por varios periodistas y productores de video presentes en Caracas, y la tercera distribuida por las agencias de prensa en Italia y en Europa.

Agárrate es un programa que, queriendo estar más a la derecha de la derecha, acusa al autoproclamado «presidente interino Juan Guaidó» de haber sido demasiado tímido para planear sus complots contra el socialismo bolivariano. De esta manera, entre gritos y proclamas, saca a la luz todas las debilidades de la oposición venezolana, golpista, mentirosa y, sobre todo, ladrona.

Incluso en los momentos más dramáticos, porque estas personas realmente actúan y conocen todos los ataques de antemano, no hay nada más divertido que asistir a sus disputas: después de todo, siempre por dinero, ya que cuando uno de ellos piensa que no ha recibido lo suficiente, de inmediato hace volar los trapos y cuenta todo lo que sabe sobre el oponente del momento. Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), a menudo usa extractos de Agárrate como una sátira política durante su popular programa «Con el Mazo dando», y con razón.

Agárrate mostró el verdadero clima en el que maduró el nombramiento parlamentario en las filas de la derecha venezolana. Hay que decir que un acuerdo dentro del cartel de las fuerzas de oposición ha establecido una rotación en la posición de presidencia. Esto significó que Guaidó y su facción golpista, liderada por el PartidoVoluntad Popular (el de Leopoldo López), aprovecharon el giro para profundizar en la guerra híbrida decidida por el Pentágono contra el socialismo bolivariano a través de la estrategia del «caos controlado».

Por lo tanto, en 2019, el pueblo venezolano tuvo que soportar de todo: la «autoproclamación», el golpe y los intentos de invasión disfrazados de “ayuda humanitaria” en las fronteras, el robo de los activos del país en el extranjero, el sabotaje internacional. Una pantomima que, como ha quedado claro por las propias quejas de la oposición, tenía como objetivo la malversación de un botín multimillonario, representado por los inmensos recursos de Venezuela. Por esta razón, aunque la presidencia del parlamento para este último período programado debería haber ido a los «partidos menores», la banda de Guaidó no tenía intención de dejar ir.

Y dado que no se contempla el respeto de las reglas en el mundo de las autoproclamaciones, Guaidó y sus compinches decidieron cambiarlas: con una nueva regla de estafa que habría permitido a los autoproclamados permanecer en la presidencia de la Asamblea Nacional, haciendo que voten también los diputados inhabilitados o los prófugos de la justicia que huyeron del país, por internet.

Un parlamento, debe recordarse, ya considerado «en desacato» por el TSJ, por respaldar la elección fraudulenta de tres diputados en 2015. El hecho es que, gracias a la acción política inteligente del gobierno y las numerosas invitaciones al diálogo del presidente legítimo, Nicolás Maduro, una buena parte de la oposición moderada terminó firmando un acuerdo de seis puntos para presentarse en las próximas elecciones parlamentarias.

Tras el acuerdo, los diputados chavistas del «Bloque de la Patria» decidieron regresar al Parlamento. En varias ocasiones públicas, la oposición dialogante ha expresado su rechazo por la forma «Trumpista» – golpista, estafadora y sin retorno – elegida por Guaidó y sus compinches. Quienes conocen la política venezolana y los actores que la mueven, ya sabían que la pandilla de Guaidó, habiendo comprobado que no tenía los votos necesarios para quedarse en la presidencia, habría inventado otra forma para autoproclamarse como el verdadero parlamento, pero fuera del aula legítima. Y así fue.

UN ESPECTÁCULO YA PREPARADO

Guaidó y sus socios, en medio de insultos y provocaciones a los periodistas que los estaban filmando, estaban haciendo cola en los controles para permitir que los fraudulentos e incapacitados entraran  y votaran. Mientras tanto, el autoproclamado estaba haciendo declaraciones feroces a los medios internacionales sobre la «dictadura tremenda» que le habría impedido entrar. Era una falsedad, pero inmediatamente sus declaraciones fueron difundidas como oro fundido y como la única fuente de las agencias internacionales.

 Poco después, Guaidó creó el incidente con los medios. Después de prevaricar deliberadamente durante horas, queriendo imponer la entrada de personas fraudulentas a toda costa, se saltó la barrera de seguridad. Pero mientras tanto, el diputado más mayor había procedido a la votación, eligiendo por mayoría una nueva junta directiva: representantes de la derecha mayoritaria en el parlamento, con el apoyo de los votos del chavismo. En ese momento, como se esperaba, Guaidó y sus hombres anunciaron que eran el verdadero comité ejecutivo del parlamento y decidieron reunirse … en la oficina editorial del periódico El Nacional.

Una nueva autoproclamación, por lo tanto, contada por el contrario por los artículos unidireccionales habituales que escribieron sobre «la autoproclamación del parlamento chavista». Poco después, llegaron las declaraciones del Pentágono para bautizar el componente virtual (y golpista) del desordenado parlamento venezolano. Un escenario ya denunciado por la oposición moderada misma, que destacó las numerosas llamadas de presión de Washington.

De esta manera, queriendo bromear con la sátira, podríamos decir que Venezuela alcanza otro récord, el de tener tres parlamentos: la Asamblea Nacional Constituyente, el máximo órgano plenipotenciario votado por más de 8 millones de personas, el «en desacato», donde sin embargo, ayer se eligió un nuevo presidente de la AN, votado tanto por la derecha mayoritaria como por la oposición chavista, y la autoproclamada “junta directiva” de Guaidó (y de los halcones del Pentágono).

Sin embargo, es imposible para el lector italiano tener un cuadro verdadero al leer los artículos que aparecieron en la mayoría de los principales medios de comunicación, respaldados, como de costumbre, en una sola fuente: la que proviene de los Estados Unidos. ¿Cómo se construye la «opinión pública»? Al difundir el veredicto de los «expertos», que confirman la misma tesis de la misma fuente. A este respecto, tomemos otro ejemplo, que sigue el «asesinato selectivo» del general iraní Qasem Soleimani por parte de de los Estados Unidos.

EL PAPEL DE LOS “EXPERTOS”

En una revista de análisis geopolítica, de la que se alimenta la izquierda italiana, acerca de la relación entre Estados Unidos y América Latina, encontramos la opinión del «experto», el militar venezolano retirado, Carlos Julio Peñaloza Zambrano. Dijo: «El proyecto expansionista de Cuba, primero financiado por la URSS y luego por la industria petrolera de Venezuela, depende cada vez más del producto del narcotráfico, con el objetivo de desestabilizar a los gobiernos elegidos democráticamente para reemplazarlos con formaciones alineadas con La Habana».

Y nuevamente: «La explosión del narcotráfico ha degradado la ideología; hoy en América Latina se utilizan otros canales para alimentar el consenso. Ha surgido una pseudo-doctrina que exalta la ‘construcción de la Patria Grande’, concebida como la integración entre países de la región bajo un solo gobierno (autoritario) opuesto a Washington. La narrativa conectada, basada en una intención aparentemente encomiable, sirve para legitimar un anhelo autocrático y expansionista. Esta doctrina es la fachada detrás de la cual se esconden los intereses criminales: para Cuba, el narcotráfico se está convirtiendo en ‘la continuación de la política por otros medios’ «.

Y así continúa el «experto»: «La relevancia del narcotráfico también está atestiguada por los vínculos entre Caracas, La Habana y Hezbolá, considerando que Irán está nuevamente en conflicto con los Estados Unidos y se encuentra entre los países de tránsito de la droga afgana destinada a Europa «. Atestiguada por quien? Desde EE. UU., por supuesto, cuya tesis es ampliamente difundida por sus poderosos think tanks, también muy activos en Italia.

Hablando de confiabilidad, Peñaloza ya se ha distinguido, en 2019, por haber difundido una de las fakes news más comentadas en todo el mundo: la de la supuesta boda multimillonaria de la hija de Diosdado Cabello. Obviamente una noticia falsa, pero a quién le importa? Á la guerre comme à la guerre. En la guerra, todo está permitido. Y la tesis de un «eje del mal» a ser combatido – Cuba, Venezuela, Nicaragua – con el pretexto del «narcoterrorismo», está surgiendo nuevamente después del asesinato del general iraní Soleimani. Guaidó dio el visto bueno en una declaración de elogio por el asesinato, en la que acusa al gobierno de Maduro de complicidad con el «terrorismo».

En la estrategia de «caos controlado», desplegada por el Pentágono dentro y fuera de sus áreas de influencia, actúan varios actores. Varios sectores imperialistas, incluso luchando entre sí, muestran el claroscuro de la geopolítica en el mundo globalizado. La propaganda de guerra es un elemento cardinal de la guerra híbrida y multifactorial, que combina viejas tácticas y nuevos tipos de trampas. Desorientar los cerebros occidentales ya dinamizados por el llamado «fin de las ideologías» es de todo modo un resultado importante. Los Think Tanks de Washington habían estado difundiendo la tesis de un enlace narco-terrorista entre Caracas e Irán durante meses.

LA TESIS DE UN ENLACE “NARCO-TERRORISTA” ENTRE VENEZUELA E IRÁN

Al principio hubo declaraciones de un ex funcionario venezolano en Irak sobre “pasaportes falsos proporcionados por Caracas a Hezbolá”. En junio, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, el lacayo de los Estados Unidos, formalizó la «queja», con el apoyo del llamado Grupo de Lima. Irán y Hezbolá, dijo, tienen una base operativa sólida en América del Sur, en alianza con la «narco-dictadura de Nicolás Maduro». Fracasar en Venezuela “significaría una victoria para el terrorismo, el crimen transnacional organizado y el antisemitismo «.

 El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se hizo eco de esto, señalando que «Hezbolá tiene sus células activas en Venezuela y que al hacerlo, los iraníes están dañando a los pueblos de Venezuela y de toda América Latina». El Grupo de Lima, a su vez, había invitado a «la comunidad internacional a actuar frente a la creciente participación del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en distintas formas de corrupción, tráfico de drogas y crimen organizado transnacional que involucra a su familia y testaferros, así como a los amparos que ofrece a las organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano y a el impacto de sus actividades en la región «.

Al adherirse a la criminalización estadounidense del partido libanés Hezbolá, los think tanks del Pentágono criminalizan las relaciones económicas y comerciales normales, que son absolutamente visibles, haciéndolas funcionales a la retórica de la «guerra contra el terrorismo». Medios como El Nuevo Herald o el PanAm Post publican listas de objetivos con el Ministro de Industrias de Venezuela, el vicepresidente Tareck El Aissami en el centro, conectado con «Ghazi Nasr al Din (más conocido como Ghazi Atef Nassereddine), y con el hombre de Irán, general Aref Richany Jiménez «.

En este caso, el «experto» mencionado es Joseph Humire, calificado como «especialista en seguridad hemisférica y director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura, con sede en Washington». «Hezbollah – dice Humire – es un grupo terrorista, definido como tal por más de 50 países en el mundo. Lleva a cabo actos de terrorismo en América Latina, los más conocidos fueron uno contra AMIA en Argentina hace 25 años y uno en Panamá en 1994. Sin embargo, además de llevar a cabo ataques, está involucrado con otros grupos terroristas en la región y con grupos criminales como las FARC y el ELN «.

El círculo termina con otro «experto», esta vez italiano, Emanuele Ottolenghi, quien retoma y difunde la teoría en una entrevista con el Jewish News Syndicate (JNS). «Venezuela es un punto de tránsito para la cocaína, y Hezbolá tiene una importante red comercial en Venezuela, hay muchas conexiones con Colombia, Panamá y las Antillas, que luego se utilizan para lavar el dinero sucio de las drogas», dice Ottolenghi, investigador de la Fundación para la Defensa de las Democracias, con sede en Washington.

Ottolenghi es director del grupo de expertos del Instituto Transatlántico y también está presente en el think tank italiano Trinità dei Monti. Durante su viaje a Argentina, volvió a proponer sus análisis sobre el ataque a la sociedad judía Amia, asumiendo la tesis respaldada por Israel y nunca probada, con la que trató de involucrar a la actual vicepresidenta argentina Kristina Kirchner en la muerte del juez Nisman, quien investigó estos hechos.

Una tesis tomada por los medios de comunicación italianos a finales de año, después del arresto de un empresario colombiano en Roma.

 «Irán podría usar Venezuela para vengar a Soleimani y atacar a Estados Unidos», escribe ahora el PanAm Post, preparándose para el escenario electoral que se anuncia en Venezuela y reafirmando su apoyo a Guaidó. Un apoyo que proviene, como del mundo de la sátira, también del gobierno salvadoreño (de derecha) que, con una declaración, felicita … la reelección de Guaidó como Presidente del Parlamento.

Se anuncia un nuevo año de mentiras contra el socialismo bolivariano, otro año en las barricadas.

Revisión del castellano Gabriela Pereira

La Columna
Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- «Si el imperialismo cree que está asustando al pueblo venezolano, tendrá su respuesta en las calles». Así lo dijo el presidente Nicolás Maduro en mayo de 2017, un año de guerra interna d...
Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Controlar los pasos del enemigo, analizar sus estrategias, sirve para refinar las nuestras, utilizando la habilidad crítica como el imperialismo utiliza sus drones. Contrarrestar la narr...
Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Frente a una pantalla gigante, Iris Varela, la ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, muestra el sistema de control altamente automatizado, que permite el monitoreo e...
Lo último
La Columna
La Revista