Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Vergüenza debe darle a la Unión Europea que el Departamento de Estado yanqui, ordene y mande en la Eurocámara, a través de algunos de sus diputados, al parecer reclutados para cumplir las misiones que le asignan desde la embajada de Estados Unidos.


Triste papel que como marionetas ejecutan contra Cuba, mientras callan ante los verdaderos crímenes y violaciones de los derechos humanos que se comenten a diario en Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile, Honduras y Brasil, entre otros países latinoamericanos.

Ante el golpe militar organizado por la CIA en Bolivia, los eurodiputados hicieron silencio en complicidad con los golpistas, no condenaron la violación de la Constitución, las detenciones arbitrarias, las vejaciones a los indígenas, las golpizas y las desapariciones, lo mismo que hacen ante los asesinatos y la brutal represión en Chile, que ha dejado ciegos a centenares de jóvenes, unido a las violaciones de los más elementales derechos humanos.

Sin embargo, cumpliendo órdenes de oficiales de la CIA, bajo el manto de “diplomáticos” yanquis, el eurodiputado José Ramón Bauzá, el pasado 3 de febrero 2020, organizó un acto contra Cuba, bajo el pomposo título “Cartas de la sociedad civil cubana para la Unión Europea”, para intentar que la Unión Europea suspenda el acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC) con Cuba, vigente desde noviembre de 2017,  que puso fin a la execrable Posición Común, aprobada en 1997 a propuestas del lacayo de Estados Unidos y presidente de España José María Aznar, con el objetivo expreso de cercar aún más la economía cubana.

El fin de Estados Unidos es concreto, incrementar en todo lo posible su guerra económica, comercial y financiera contra Cuba, con el trasnochado sueño de destruir a la Revolución.

Para eso acrecientan las sanciones, intensifican su persecución financiera contra bancos internacionales, empresas de seguro, barcos que transportan petróleo y gas para el pueblo, agencias turísticas, hoteles, alimentos y bebidas elaboradas en Cuba, prohibición de que buques cruceros toquen puertos cubanos y la eliminación de licencias que permitían que algunos norteamericanos viajaran a la Isla.

El secretario del Departamento del Tesoro y el de Estado han declarado: “A Cuba hay que cortarle todas las entradas de dinero fresco”.

La organización del evento celebrado en Bruselas, Bélgica, contó con el apoyo de Erik Jennische, director de programas para América Latina de la organización Civil Rights Defenders (CRD,) personaje que no condena a Chile ni a Colombia por sus permanentes violaciones de los derechos humanos.

En esa suerte de circo con barniz parlamentario, el europarlamentario español José Ramón Bauzá, miembro de Renew Europe y de CRD, invitó a un grupito de contrarrevolucionarios financiados por Estados Unidos, a través de entidades de la CIA como la NED y la USAID, entre ellos a Rosa María Payá, residente permanente en Miami bajo la condición de “refugiada política” y a otros que se mantienen en La Habana viviendo de los dólares que mensualmente reciben desde Estados Unidos.

Esos nacidos en Cuba se suman a las acciones yanquis de evitar la satisfacción del pueblo, algo que diseñaron desde 1960 con el único interés de doblegar por hambre y necesidades a los once millones de cubanos y aun así se definen como “defensores” de los derechos humanos, repitiendo lo dicho por el presidente Donald Trump, de que las sanciones económicas y financieras son para “ayudar” al pueblo.

José Ramón Bauzá, jamás ha condenado a Estados Unidos por negarle anualmente cientos de visas a los cubanos, que solo desean visitar temporalmente a sus familiares cercanos o reunificarse con hijos y padres, hecho violatorio de los más elementales derechos de cualquier familia en este mundo.

¿Por qué la diplomática europea, Virginie Battu, no critica esas violaciones de los yanquis?

¿Dónde está la preocupación de los eurodiputados por los constantes asesinatos en Colombia a líderes comunitarios?

¿Acaso no son hechos graves para redactar una declaración de condena y aplicarle sanciones como las que pretenden emplear contra Cuba, país que no tiene un solo hecho de asesinato a esos mercenarios, creados, entrenados y financiados por Estados Unidos?

Qué dice sobre las violaciones de los derechos humanos en Chile, Bolivia, Ecuador, Honduras, Guatemala y Brasil, Anders Pettersson, responsable de la ONG Civil Rights Defenders, quien con mucha pasión ataca a Cuba de “violar” los derechos humanos y “aumentar la represión”, hechos que no ven las agencias de prensa extranjera, las iglesias y las embajadas europeas acreditadas en la Isla.

¿De dónde el europarlamentario español José Ramón Bauzá, sacó los miles de dólares para pagar los boletos de avión, hotel y alimentación de los 8 cubanos invitados por él para que viajaran a Bruselas?

¿Serían la USAID y la NED las que dieron ese dinero?

Las organizaciones contrarrevolucionarias creadas y pagadas por Estados Unidos no representan a la sociedad cubana, no son conocidas por el pueblo, ni pretenden ayudar a nadie, viven del negocio de declararse “opositores”, como parte esencial de la cacería de brujas que desarrollan los yanquis contra la Revolución cubana, solo por no doblegarse a las órdenes imperiales.

La Unión Europea, pasados 20 años, se dio cuenta de que Estados Unidos manipuló sus relaciones con La Habana con fórmulas sucias, y ni así pudieron dar al traste con el sistema político y económico que apoya la mayoría de los cubanos, por eso firmó en el 2017 el Acuerdo, algo a que los yanquis se opusieron y ahora pretenden eliminar, pero la realidad es mucho más fuerte, pues como afirmó José Martí:

“Nada falso es duradero”

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- No es propaganda comunista, es la realidad reflejada por el diario El Nuevo Herald de Miami, donde se expone la verdadera cara del capitalismo salvaje, como bien lo calificara el S...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Ante los constantes fracasos por derrocar a la Revolución Bolivariana de Venezuela, Washington no ha encontrado más acciones y ahora preparan a la opinión p&ua...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- No hay dudas que el presidente Donald Trump está más interesado en el dinero que en salvarle la vida a millones de estadounidenses, ante el avance descontrolado de la...
Lo último
La Columna
La Revista