Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Este momento de pandemia por el COVID-19 sería oportuno que Estados Unidos muestre una muestra de generosidad y alivie el bloqueo a Cuba y las sanciones a otros países.


En el papel, las sanciones unilaterales de Estados Unidos dicen que los suministros médicos están exentos. Pero esto es una ilusión. Mentiras.

No podemos esperar de la dictadura imperial un ápice de humanismo. Campea la agresividad y países como Cuba, Venezuela, Irán o China reciben sus lacras.

Al mismo tiempo el capitalismo mundial exhibe el lado inhumano del sistema. La salud neoliberal, privatizada e incapaz de proteger a toda su población colapsa en muchos países.

El "ejemplo" mundial de Estados Unidos es deprimente, con un sujeto al mando como Donald Trump, llevando al límite el capitalismo del desastre.

La crisis en desarrollo por la pandemia del coronavirus opera como un termómetro del capitalismo contemporáneo, escribe el periodista argentino Fernando Rosso. Tiene razón.

Los países bloqueados como Cuba y Venezuela y férreamente sancionados como Irán, no pueden esperar indulgencia. No la tiene Estados Unidos ni los llamados países centrales, timoratos ante el imperio.

Pero, los pueblos no entienden que son sus gobiernos, como pretende Estados Unidos, los culpables de sus males, sino el agravamiento que suponen las sanciones.

Los sancionadores quedan al juicio de la historia y por cierto, muy mal parados.

La Columna
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- En Estados Unidos los investigadores suelen usar la ley FOIA para exigir la desclasificación de algunos documentos que, se entiende, son relevantes para la ...
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- He pasado por la página de Facebook de Javier Larrea donde cientos de comentaristas se solidarizan con él por la pérdida de sus dos ...
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Los que en el “Norte revuelto y brutal que nos desprecia”, destinan millones para el negocio de la contrarrevolución y abren nuevas vías ...
Lo último
La Columna
Prisionero por Palestina
Todos los días nace y muere, da con su cabeza contra el muro, y su herida grita. Sus captores tapan todas las ventanas para que nadie vea su nacer y morir, sus días que se encienden y estallan de luz y hacen temblar toda su tierra para ...
La Revista