Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Como un adelanto o un eco del tradicional cañonazo de las nueve en La Habana, la gente cubana aplaude. Se bate palmas desde puertas y balcones en el aislamiento contra la Covid-19. En mi cuadra un niño de apenas cinco años hace las delicias de los mayores con sus manitas al aire y cuando concluye, un repetido: "Hasta mañana". Los celulares graban y llegan los aplausos a las redes sociales.



Es un pequeño gesto de gratitud a los médicos y paramédicos, en la primera línea contra la enfermedad, a los estudiantes de medicina que cada día van de puerta en puerta indagando por el bienestar de la gente toda, a quienes deben seguir trabajando, a quienes laboran para producir o transportar los alimentos, a quienes despachan en los mercados, a las autoridades que reorganizan la cotidianidad en condiciones extremas, tanto por la contingencia sanitaria como por el atroz bloqueo que obliga al racionamiento. Nadie debe quedar desamparado. Esto es Cuba.

Y cuando se piensa que un aplauso no es nada, es insignificante para quien lo brinda, llega un testimonio de esos héroes o heroínas nuestras, que nos llenan de orgullo, y que reciben el sonido de los aplausos como una caricia de la Patria lejana. Gratitud reciprocada.

De gratitudes va Cuba, lo merece. Hay derecho a la victoria sobre la enfermedad o la muerte. Por la vida.

La Columna
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- En Estados Unidos los investigadores suelen usar la ley FOIA para exigir la desclasificación de algunos documentos que, se entiende, son relevantes para la ...
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- He pasado por la página de Facebook de Javier Larrea donde cientos de comentaristas se solidarizan con él por la pérdida de sus dos ...
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Los que en el “Norte revuelto y brutal que nos desprecia”, destinan millones para el negocio de la contrarrevolución y abren nuevas vías ...
Lo último
La Columna
Prisionero por Palestina
Todos los días nace y muere, da con su cabeza contra el muro, y su herida grita. Sus captores tapan todas las ventanas para que nadie vea su nacer y morir, sus días que se encienden y estallan de luz y hacen temblar toda su tierra para ...
La Revista