Ramón Pedregal Casanova.- Tras el asesinato de George Floyd y en medio de la bestial represión contra la población antirracista ordenada por Trump y su séquito del régimen estadounidense, el director de cine Spike Lee declaró:


Tenemos un tío en la Casa Blanca que ni voy a decir su jodido nombre, que define muy bien el momento en que vivimos, no sol para EEUU sino para todo el mundo. Y ese hijo de puta (Donal Trump) tuvo la oportunidad de decir que todo es cuestión de amor y no de odio. Y el jhijo de puta no denunció a los hijos de puta del KuKlus Klan, a la extrema derecha y a esos hijos de puta de los nazis. Fue un momento determinante y podía haber dicho al mundo, no solo a los EEUU, que somos mejores personas que eso. Eso de que EEUU es la cuna de la democracia ... ¡es una gilipollez! EEUU fue construida sobre el genocidio de nativos y sobre la esclavitud. Esa es la fábrica de los EEUU de América. Como dice mi hermano Jay-Z: "Esos son hechos". Miramos a nuestros líderes para darnos una dirección, para tomar decisiones morales. Y me gusta decir que esto no es solo algo que ocurre en EEUU. Esta mierda está recorriendo el mundo. La mierda de extrema derecha no está solo en EEUU, está en todo el mundo. Y tenemos que hacer algo. No podemos quedarnos callados. No es asunto de blancos o negros,..., es de todos... Todos vivimos en éste planeta, y éste tío de la Casa Blanca tiene acceso al botón nuclear. Me voy a la cama todas las noches pensando en eso. No es ciencia ficción, es real. Y ese hijo de puta tiene el código nuclear, ¿qué coño esta pasando?.

No hay Acuerdo o Tratado que no haya roto, se ha quedado sólo en la ONU, se ha salido de la UNESCO, abandona a la OMS, amenaza y ataca a la Corte Penal Internacional, ordena asesinatos selectivos, financia guerras en Oriente Próximo con Israel por medios de bandas terroristas, injerencia en la vida de países que luchan por su independencia, roba empresas de los países libres que éstos tienen situadas en EEUU, roba millones y oro de reserva propiedad de otros países en los Bancos, bloquea a Venezuela, Cuba, Nicaragua, Rusia, China, Irán, hay 36 países que sufren su guerra económica a base de "sanciones", persigue y multa aviones y barcos en todo el mundo, impide la venta de insumos médicos de empresas de investigación y fabricación apropiándose de ellas para que no llegue a quien lo necesita, crea leyes contra el Derecho Internacional y prohíbe por su cuenta el comercio de navieras y compañías de aviación con países, golpes de Estado, guerras, ... sostiene su régimen con el dinero que saca vendiendo armas, primer negocio del mundo, y drogas, heroína, cocaína, ..., y amenaza con la guerra más destructiva de la Historia a los países que no le obedecen, Corea del Norte, Rusia, China, Irán, pone precio a la captura de presidentes legítimos y crea órganos a la medida de sus intereses para nombrar a sus esbirros,... y ataca a los trabajadores de su propio país...

Ante las manifestaciones populares de protesta contra el racismo por el asesinato de George Floyd, según la información que he recogido del NYT, el hp que llama Spike Lee, mandó rodear la Casa Blanca con el Servicio Secreto, la Policía de Parques de EEUU, la Guardia Nacional, la Policía del Capitolio, la Oficina de Alcohol, tabaco, Armas de fuego y explosivos, el Servicio de Alguaciles, la Oficina de Prisiones, Aduanas y Protección Fronteriza e Inmigración y Control de Aduanas. El fiscal general Barr convocó a refuerzos al mediodía, se envió una alerta a todos los agentes del área de Washington pertenecientes a la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, una división de ICE que desplegó sus "equipos especiales de respuesta", se llamaron a 5000 tropas de la Guardia Nacional de Virginia, y el gobernador rechazó enviarlas. El gobernador de NY canceló la salida de los autobuses de la Guardia Nacional.

Entre los sionazis Trump, su mujer Ivanka, su yerno Kushner, Meadows, y su asesora Hicks idearon la salida para hacerse la fotografía ante la iglesia próxima. Una vez en los jardines, al ver que había gente concentrada en los alrededores, el hp (por sus siglas según el director de cine Spike Lee) y el fiscal Barr dieron la orden a las fuerzas represivas para que cargasen y dejasen el paso libre.

Camiones de la Guardia Nacional con tropas tomaron posiciones en las proximidades. Franco tiradores del Servicio Secreto con armas y binoculares se colocaron el el tejado de la Casa Blanca. Los antidisturbios se pusieron sus máscaras antigás. Entonces fue el comienzo: una falange de uniforme del Servicio Secreto asaltó a los periodistas y a los primeros que miraban lo que venían haciendo, y empezó la descarga brutal de bombas químicas y granadas cegadoras, y las fuerzas represivas en cantidades ingentes cayeron por cientos, por miles, con toda su brutalidad sobre la gente sentada, de rodillas, que un momento antes no parecían creer lo que estaban viendo, se encontró golpeada, asfixiada, herida, machacada, arrastrada hasta verse expulsada de la plaza Lafayet.

Sin dar tiempo a que hubiese ninguna reacción, Trump sus acompañantes y todos sus de tropa salieron a paso rápido, se alejaron 300 metros a ponerse delante de la iglesia, su hija sacó un libro de su bolso de marca Max Mara de 1540 dólares, y el hp (según Spike Lee) lo cogió sin mirarlo siquiera, lo enseñó en alto, era una Biblia, y mandó a los periodistas a su servicio que hiciesen la fotografía, (como habían hecho la golpista Yanine Añez y Piñera, los dos tiranos levantaron una Biblia cuando entraban a sus respectivos cuarteles donde fabricar sus leyes, así los reivindicaba). Volvió la tropa a paso rápido pasando ante una pared en la que alguien había escrito con grandes letras "Fuck Trump" (A la mierda Trump).

El resto fueron persecuciones, detenciones, palizas, bombas y disparos desde tierra y desde helicópteros de guerra que volaban a baja altura para aterrorizar a los manifestantes, la acción represiva duró toda la noche.

El martes a la mañana Trump escribió en Twitter: DC no tuvo problemas anoche. Muchos arrestos. Todos hicieron un gran trabajo. Fuerza abrumadora. Dominación. Igualmente, Minneápolis estuvo grandiosa (¡gracias, presidente Trump!).

Por la tarde en número de gente protestando se había multiplicado.

Los datos han sido obtenidos del NYT. El número de manifestantes asesinados asciende a 11. Las protestas contra el racismo se extienden por todo el mundo.

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días, Palestina. Crónicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero, y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

La Columna
Ramón Pedregal Casanova
Lo último
La Columna
La Revista