Mariana Monteagudo Fonseca* - Alma Mater / Cubainformación.- El rebrote de la COVID-19 en La Habana ha ocasionado que muchos estudiantes del último año universitario, hayan tenido que recurrir a opciones que les permitan exponer las tesis a distancia.


Chelsy Pardo Cejas, estudiante de último año de Turismo en la Universidad de La Habana, se vio obligada a realizar la exposición de su tesis de grado mediante un video, debido al rebrote de la COVID-19 en La Habana.

Tras varios meses de poco sueño e interminables horas de investigación, finalmente llegó el día que Chelsy Pardo Cejas tanto esperaba. Después de todo, no creo que exista estudiante universitario que no sienta emoción a la hora de exponer la tesis. Ella aguardaba ese momento desde su ingreso a la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana, cuando se presentaría frente a sus profesores para demostrar el fruto de los estudios culminados y sus deseos de ser una profesional competente.

Sin embargo, no la esperaba un numeroso público en una de las aulas de la facultad: solo un trípode con una cámara delante del televisor de su casa. Debido al rebrote de la COVID-19 en La Habana, varios universitarios que culminan estudios se han visto obligados a recurrir a otras variantes para defender las tesis, ya sea a través de audio, video o teleconferencia.

Para Chelsy fue inevitable sentirse inicialmente decepcionada por no poder realizar la exposición de manera presencial, lo cual constituye una parte inolvidable de la experiencia de la universidad, pero la situación atípica no le impidió esforzarse para que el tribunal apreciara la calidad de su trabajo.

No faltó el apoyo de los seres queridos, quienes brindaron ayuda de cualquier forma posible. Sus dos hermanas menores la retuvieron durante más de una hora para peinarla y maquillarla, mientras Humberto, su novio y su amiga Taybel, prepararon el set de grabación; y claro, no pasó desapercibido el papel de su madre, Maray, quien apuraba a todos para que los preparativos estuviesen listos a tiempo y daba aliento a la hija cuando cometía errores por los nervios.

La estudiante recibió gran apoyo por parte de sus familiares y amigos para que la defensa de su trabajo cumpliera las expectativas tanto del tribunal como de ella.

«No imaginé que me iba a poner nerviosa hasta esta mañana, cuando fui totalmente consciente de que ya era el momento de exponer mi trabajo. Quería que todo saliera perfecto y que el jurado sintiera como si estuviese justo frente a ellos. Hice lo posible para que en veinticinco minutos de video, mi investigación fuera correctamente defendida y las preguntas del oponente argumentadas con claridad. Invertí mucho tiempo en mi trabajo final y, naturalmente, quiero demostrar el conocimiento que he adquirido en los últimos cuatro años», afirmó Chelsy una vez concluida su exposición.

Luego de varias horas de grabación, el «equipo» decidió celebrar y felicitar a la futura profesional del turismo. Se contaron historias de los primeros años en la facultad, de los compañeros y profesores, y las actividades culturales y deportivas.

Es difícil no pensar que la pandemia le arrebató a muchos estudiantes su último año universitario, el cual deseaban aprovechar al máximo antes de culminar estudios e iniciar sus vidas como trabajadores. Por otra parte, el tiempo de crisis ha demostrado la voluntad de los jóvenes de contribuir con el desarrollo y protección del país a su manera, única y creativa.

«Durante este período, los estudiantes hemos logrado hacernos oír a través de acciones para apoyar a Cuba: desde los que han rellenado pomos de hipoclorito hasta aquellos que han ido a centros de aislamiento; incluso algo tan sencillo como prestar ayuda a quienes se encuentran en grupos de riesgo. Se ha hecho tanto que no me parece correcto decir que este fue un año desperdiciado.

A pesar de que la exposición no ocurrió de la forma que la futura graduada imaginaba, se sintió orgullosa con los resultados de su esfuerzo.

«Quizás mi exposición no fue el gran evento que esperaba, pero estoy orgullosa por mi esfuerzo y, sobretodo, agradecida con mi país por tener la oportunidad de estudiar y ejercer la carrera que me gusta. Eso no hay virus que me lo pueda quitar», dijo Chelsy con una sonrisa para luego continuar con la edición del video de su tesis.

 

* Estudiante de primer año de Periodismo, Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana.

La Columna
Mariana Monteagudo Fonseca* - Alma Mater / Cubainformación.- El rebrote de la COVID-19 en La Habana ha ocasionado que muchos estudiantes del último año universitario, hayan tenido que recurrir a opciones que les permitan exponer ...
Mariana Monteagudo Fonseca* - Alma Mater / Cubainformación.- Los logros del sistema cubano de Salud Pública durante el enfrentamiento a la Covid-19 son una clara muestra de la eficiente organización de nuestro Ministerio de Salud...
Mariana Monteagudo Fonseca* - Alma Mater / Cubainformación.- La ola coreana también se ha extendido a Cuba y no son poco quienes, en la isla, se suman a la fanaticada del kpop....
Lo último
La Columna
La Revista