Por Lázaro Fariñas*- Cubainformación - Radio Miami.- En un breve discurso de autoelogios preparado en la Base Andrews, Maryland, antes de partir hacia su residencia privada de Mar-a-lago, Florida, Trump dijo a sus seguidores que no sería un largo adiós y que lo verían pronto, tras su fracaso en reelegirse el 3 de noviembre.


Por fin hoy miércoles, a las 12 del mediodía , después de exactamente cuatro años, los Estados Unidos y parte del mundo despertaron de una terrible pesadilla. Donald Trump dejó de ser el Presidente del país más poderoso de la tierra. Durante todo el tiempo que esta persona gobernó, tanto aquí como en el resto del mundo, se ha vivido en una verdadera incertidumbre, donde nadie tenía conocimiento de qué era lo que el futuro le deparaba.

Trump era una veleta sin rumbo y capaz de cualquier disparate. Todo el mundo se preguntaba con quién era la próxima crisis, a quién iba a atacar, insultar o humillar, cuál sería el siguiente nombrete que le colgaría a cualquiera que discrepara de él, qué organización o tratado abandonaría, qué nueva mentira escribiría en sus mensajes o cuál diría en sus constantes declaraciones públicas. Fue un Presidente impredecible e inculto, pero con el maletín y las claves de los cohetes nucleares, lo cual lo convertía en un terrible peligro.

Con Cuba, se ensañó de mala manera, imponiéndole sanciones a diestra y siniestra, para un total de más de doscientas. El fantasma de un ataque nuclear a Irán estuvo siempre presente, al igual que una invasión a Venezuela a la cual le robó millones y millones de dólares. Separó a miles de niños de sus padres en la frontera con México. Con el cuento de que necesitaba dinero para las reclamaciones legales porque le habían robado las elecciones, se embolsilló millones. Ha dejado un desastre epidemiológico que ha causado que más de 400 millares de norteamericanos hayan perdido la vida por culpa de su mal manejo de la pandemia. Creó un verdadero desorden con la vacunación contra el virus, y estas solo son algunas de las más y más cosas negativas que ha hecho este hombre en sus cuatro años en La Casa Blanca.

No creo que vuelva a escribir sobre Donald Trump, creo haber escrito durante todos estos años todo lo que de él tenía que escribir. Personalmente, de ahora en adelante, me importa un bledo la vida de ese personaje que ya no tiene el poder que tuvo, ya no puede hacer más daño, solo espero que se enfrente a la justicia y que pague un precio por todo lo que él hizo mientras estuvo en la presidencia. Hasta aquí llegué con ese mitómano ego centrista y mala persona…

PD: Como cubano espero que Mr. Biden empiece lo antes posible a levantar las malditas sanciones que a Cuba le impuso ese tránsfuga y su camarilla.

La Columna
Por Lázaro Fariñas*- Cubainformación - Radio Miami.-En realidad lo siento por mí mismo, por el hecho de no entender las acciones de los seres humanos. No entiendo cómo es que nos hemos estado matando los unos a los ...
Por Lázaro Fariñas*- Cubainformación - Radio Miami.-A continuación expondremos los principales resultados de esta encuesta que reafirman lo expresado por el Dr. José Ignacio Lasaga al término de una reuni&oac...
Por Lázaro Fariñas*- Cubainformación - Radio Miami.-Si uno por esas cosas del destino personal, nace en un país, pero al pasar el tiempo desprecia aquel lugar donde nació, no se identifica con él, lo odia y l...
Lo último
La Columna
La Revista