Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Desde fines de marzo, un fuerte conflicto ha estado involucrando a las fuerzas de seguridad venezolanas en el estado de Apure, uno de los 23 que integran la República Bolivariana, en la frontera con Colombia. Una frontera de más de 2.200 km de paso continuo, legal e ilegal, y por ello fuente constante de ataques y manipulaciones por parte del gobierno colombiano de Iván Duque.


Para esclarecer los contornos de los enfrentamientos armados ocurridos en Apure, el gobierno bolivariano ya emitió tres pronunciamientos públicos al más alto nivel: del presidente Maduro, del general Vladimir Padrino López, jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), y de el Canciller Jorge Arreaza.

 La FANB supuestamente destruyó algunos campamentos de un grupo narcotraficante, que actuaba en nombre de la CIA y el gobierno colombiano, pero bajo la etiqueta de una facción disidente de las FARC. Un grupo no reconocido por la Segunda Marquetalia, la guerrilla que retomó las armas tras el fracaso de los acuerdos de paz, en los que había participado.

Y, mientras tanto, ante la nueva campaña de descrédito lanzada por el gobierno colombiano contra las fuerzas combatientes, que desde hace setenta años luchan contra el narcogobierno colombiano, el otro grupo guerrillero histórico, el ELN, ha emitido un comunicado. Señala que el narcotráfico es una práctica absolutamente desvinculada del ELN, que se limita a cobrar impuestos a los terratenientes y grandes comerciantes, como siempre lo ha manifestado.

En Apure, el saldo es de 9 muertos y una treintena de detenidos. Tres soldados venezolanos murieron por las minas, otros resultaron heridos. En los últimos días se han realizado asambleas comunales, para negar la propaganda del Estado colombiano, apoyadas por ONG lideradas por Estados Unidos, según las cuales el gobierno bolivariano ha violado los derechos humanos.

“El abandono de la frontera del lado colombiano – dijo el ministro Arreaza – es casi absoluto. No sabemos con quién confinamos. Oficialmente, existe la República de Colombia y algunas instituciones, pero el control efectivo del territorio con el que Venezuela limita, a veces lo hace un grupo paramilitar, una guerrilla, en raras ocasiones las fuerzas de seguridad colombianas ”.

Para Arreaza, la irrupción de estos grupos irregulares sigue a una serie de acciones para desestabilizar la frontera y balcanizar el país. Venezuela – agregó el ministro en alusión a la Operación Gedeón, organizada en Bogotá -, se encuentra en el centro de un revoltijo de intereses. “Han tercerizado la agresión contra Venezuela, bien sea a través de una compañía de mercenarios o bien sea contratando estos grupos colombianos para que perturben la estabilidad y la paz, para que generen un conflicto y para que por allí entre una incursión con el objetivo de generar muerte y destrucción en Venezuela, y derrocar al Gobierno revolucionario por la vía de la fuerza”.

El narcotráfico -continuó Arreaza- «se ha apoderado rápidamente de Colombia desde la década de los 80 y cada día penetra más la fibra de la institución colombiana, de la sociedad colombiana, de la economía colombiana. Colombia es un narcoestado y nadie lo puede negar”. Un sistema político bloqueado desde el asesinato del líder liberal Jorge Eliecer Gaitán, en abril de 1948. De lo contrario – dijo el ministro – las cosas hubieran sido diferentes a como son en Colombia, donde los asesinatos de líderes sociales son casi a diario, para evitar la formación de una nueva generación política para liderar el cambio.

Respecto a la situación en Apure, Venezuela solicitó ayuda a la ONU para enfrentar las minas, una práctica utilizata en Colombia pero hasta ahora desconocida en Venezuela, y renovó la solicitud de mediación con el gobierno colombiano para que, en lugar de explotar el tema de los migrantes inflando las cifras para recibir cada vez más fondos, deje de desestabilizar a Venezuela.

Sobre los hechos de Apure, entrevistamos a Hugo Nieves, miembro de la coordinación nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ) y coordinador del Área de Relaciones Internacionales de la organización.

¿Podría resumir la historia de su organización y su perspectiva política?

La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ), es un movimiento político social, una organización revolucionaria de carácter nacional, con un acumulado histórico de tres décadas en Venezuela. Somos una suma de voluntades, con un inmenso compromiso con un infinito amor por el proceso revolucionario y por la revolución bolivariana. La organización la integran un conjunto de hombres y mujeres con conciencia patriótica y de clase, conscientes de la cuota de responsabilidad que nos ha tocado en este momento histórico de la Republica; somos parte de ese pueblo que se organiza, se forma y se moviliza para trabajar en las ideas centrales sobre la materialización de los sueños de Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Ezequiel Zamora y por supuesto los sueños del Comandante Hugo Chávez. Somos un movimiento, una organización que se destaca por la defensa de los derechos humanos de los campesiños, de las mujeres, en la construcción de poder popular, en el trabajo comunal, en la milicia nacional bolivariana, en la formación, en la comunicación, en la solidaridad con los más desposeídos, en la construcción de conciencia junto al pueblo, con el pueblo, al lado del pueblo, siempre en las luchas cotidianas de la gente, en sus transformaciones. En síntesis somos un instrumento que defiende  las conquistas populares y lucha por lo que falta construir, somos una organización que cree y practica la doctrina de la diplomacia de los pueblos, con la premisa de construir un mundo pluripolar y multicentrico; tenemos que reafirmar que como organización nacimos en la frontera colombo venezolana.

¿Tiene información directa sobre lo ocurrido en el Estado Apure? ¿Por qué?

Por supuesto tengo información precisa de los acontecimientos. Nuestra organización nació en esa zona del país, hemos hecho vida política, social y comunitaria durante más de tres décadas en todo ese territorio, en la actualidad estamos en el terreno donde están ocurriendo los acontecimientos, tenemos compañeros que son autoridad en el Municipio Páez, el Alcalde que es un compañero y que está luchando con la gente, tenemos compañeros en las instancias organizativas que ha creado la revolución y que están luchando, conocemos toda la situación y vicisitudes que está viviendo el pueblo, todo el problema que está sucediendo; que se desata a raíz de las acciones en unión cívico militar que desarrolló la Fuerza Armada Nacional Bolivariana el día 21 de marzo del presente año 2020, además tenemos un equipo de comunicación cubriendo la noticia, sucesos y hechos sobre el terreno. Estamos en el terreno hablando con la gente que está retornando a suelo venezolano y haciendo asambleas con el pueblo, eso nos permite como organización tener el hilo de los hechos que están ocurriendo en la actualidad.

¿Puedes explicar lo que pasó? Se habló de un enfrentamiento entre una fracción de la guerrilla de las FARC que volvió a la lucha armada y la FANB. Pero, ¿Por qué si las guerrillas luchan contra el gobierno colombiano y siempre han dicho que están a favor de la Venezuela bolivariana, que ha garantizado el proceso de paz?

Ante todo tenemos que dejar claro al mundo, que las acciones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en unión cívico militar se han realizado en cumplimiento de su deber y en el marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Se ha desarrollado una operación llamada escudo bolivariano contra un grupo armado que se dedica al narcotráfico, que es dirigido por alias Arturo y alias Ferley; son una organización narcomercenaria, tenemos que desmitificar los hechos, ellos no libran ninguna lucha política ideológica o reivindicativa, se dedican al narcotráfico, son un grupo o fracción derivada de la disidencia o grupos residuales que no se acogieron al proceso de negociación de la paz que llevo las FARC-EP con el Gobierno Colombiano, del cual la Venezuela bolivariana, por orientación del Comandante Hugo Chávez y después por mandato del presidente Nicolás Maduro, siempre se apoyó ese proceso de paz, este es un grupo residual dirigido por alias Arturo y comandado por Gentil Duarte. Ahora bien, esta fracción que está en el Departamento de Arauca de Colombia, fue captada por el gobierno colombiano, por su organismo de inteligencia y por tercerización por el gobierno estadounidense a través de la CIA y los militares estadounidense que están suelo del vecino país, con el objeto de hacer una guerra por encargo contra Venezuela. Hay una buena caracterización de los grupos armados que lo realiza un instituto de paz colombiano, llamado INDEPAZ en agosto del 2020 y que está muy bien caracterizado este sector y el estudio de ese instituto dice que están en alianza con el Cartel de Sinaloa, Cartel Mexicano del Narcotráfico. Eso nos lleva a la conclusión, que por un lado son narcotraficantes y piezas funcionales de la política que llevan los Estado Unidos de Norteamérica y Colombia contra Venezuela, entonces son narcomercenarios. El Gobierno Bolivariano, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cumpliendo sus funciones y ejerciendo soberanía, los ataca para desalojarlos de nuestro territorio, de nuestra república,  del territorio ocupado que hace parte del Municipio José Antonio Páez del Estado Apure, en una Parroquia especifica que se llama Rafael Urdaneta, cuya capital de la Parroquia es la población de la Victoria, en un sector aledaño que se llama el Ripial, los Arenales, la Capilla, Santa Rosa, Santa Rita, Santa María, todo ese eje es donde se estaban llevando a cabo los operativos inicialmente. Estos mercenarios y narcotraficantes guardan mucha similitud con el viejo caso de los Iran-Contra, salvo algunas diferencias, que como sabemos fue un grupo mercenario que utilizaron el suelo Hondureño para acabar con la Revolución Sandinista; en Colombia tratan de organizar este grupo para convertirlo en una fuerza de choque, desestabilizar, causar muerte, causar zozobra, actos terroristas en el territorio nacional, eso es lo que sucedió. La FANB le dio un golpe a esa estructura de delincuentes, mercenarios y narcotraficantes que responden a la política de Washington y Bogota, eso nos lleva a la deducción inmediata de que estamos  ante una acción típica ejecutada por los gobiernos de Estados Unidos contra Venezuela, una cosa que lo hace palpable es que Julio Borges, Leopoldo López y toda la extrema derecha Venezolana que está en el extranjero unida a toda la derecha colombiana encabezada por su gobierno, igual el Miami Herald y todo el aparataje comunicacional se activaron de inmediato a defender estos grupos y también a atacar a la FANB, atacar al presidente constitucional Nicolás Maduro, montando un falsa matriz de opinión que el Gobierno y el Estado Venezolano está atacando a revolucionarios. Cuando todos sabemos a quién está enfrentando Venezuela, sucedió una cosa horrenda para el pueblo, utilizaron al pueblo de esas comunidades como escudo humano para cruzar el rio, eso lo hacen en pocos minutos los llevaron al pueblo para ellos escapar de la FANB y utilizar eso como show mediático, realizaron actos terroristas como la siembra de minas antipersonas que causaron la perdida de algunos oficiales de nuestra FANB, volaron con explosivos la sede del SENIAT, quitaron el servicio eléctrico y cuando se envió uno vehículo de CORPOELEC para restituir el servicio al pueblo, le realizaron un ataque militar al vehículo donde se trasladaban trabajadores de la corporación eléctrica nacional, volaron con explosivos una alcabala que estaba desocupada en un sector denominado tres esquinas. Luego atacaron una tanqueta del ejército venezolano, eso por nombrar algunos hechos que son públicos y notorios, todo esto sumado a la guerra psicológica y mediática que están montando a través de las corporaciones mediáticas, redes sociales y las ONG, en definitiva quieren establecer una cabeza de playa que posibilite escalonar el conflicto y genere las condiciones necesarias para una invasión militar imperialista de mayor envergadura, lo cual nos dice que hoy Venezuela desde la frontera con Colombia vive una guerra hibrida y narcomercenaria.

¿Qué consecuencias puede tener este enfrentamiento?
Son muchas las consecuencias, unas las que se tienen y otras las que se pretenden tener, primero crear zozobra en la zona, en los habitantes, en la población de la frontera eso en primera instancia, lo otro armar toda una campaña que le permita a ellos justificar tal como lo plantean en algunos audios que circulan por las redes sociales pidiendo la intervención militar en Venezuela. También buscan llamar la atención de la nueva administración estadounidense de Joe Biden para que se tiren la aventura militar y guerrerista contra Venezuela de forma abierta y por supuesto que continúen en los actos de acoso contra la revolución bolivariana, hacer el lobby con la alta comisionada de los DDHH de la ONU, la chilena Michelle Bachelet para que se pronunciara sobre el caso de Venezuela de la acción de la FANB contra unos narcomercenarios pero no se pronuncia contra las masacres que ocurren de forma sistemática y continua en Colombia. Desatan toda una campaña a nivel internacional contra Venezuela, contra la revolución bolivariana, contra el pueblo venezolano, solicitan recursos financieros y económicos para supuestamente “atender a los venezolanos que están refugiados en Arauquita – Colombia”, que se los llevaron esta misma banda y que son parte del show para tenerlos allá y sacarle provecho. La situación continúa su desarrollo, eso puede seguir desatando una posible guerra entre los dos países, una guerra se puede decir donde comienza, pero no cuando termina y por supuesto la magnitud de los daños tanto para Colombia como para Venezuela. Es vital observar y entender que los hechos ocurridos en la frontera son parte de una campaña que está diseñada y ejecutada desde los Estados unidos de Norteamérica desde que llego el Comandante Hugo Chávez al poder, podemos señalar sin entrar en profundidad,  por ejemplo el plan Balboa contra Venezuela, la infiltración de los paramilitares para asesinar y dar el golpe de estado contra el Comandante Hugo Chávez en el año 2004, el intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro en el año 2018, el intento de penetración con la mal llamada ayuda humanitaria, llamada por la fuerzas revolucionarias la Batalla de los puentes en el año 2019, la operación Gedeón a través de una contratista o empresa de mercenarios en el año 2020. Cuando hacemos memoria los hechos no son aislados son la continuación de un gran plan contra la revolución bolivariana que pretende derrocar este proceso, sin embargo siempre se han conseguido al pueblo venezolano de frente junto a su Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a la Unión Cívico Militar  que existe en Venezuela y que es la columna vertebral del proceso revolucionario.

¿Cuál es su opinión  sobre las FARC-EP Segunda Marquetalia y sobre el proceso de Paz?

La FARC-EP Segunda Marquetalia, es la parte de las FARC-EP que fue al proceso de paz y que luego de haber transcurrido un tiempo de la firma del acuerdo y el proceso de implementación, en virtud de la crisis estructural en la cual entró la implementación de los acuerdos, tomando en cuenta el hecho público que el gobierno y el estado colombiano no ha cumplido con las obligaciones adquiridas en el tratado o acuerdo; prueba de lo planteado es el asesinato de excombatientes, líderes sociales y defensores de derechos humanos. En virtud de no tener garantías fundamentales y principalmente la garantía del derecho a la vida, retornaron a las armas y asumieron el nombre de FARC-EP Segunda Marquetalia, el proceso de paz se negoció con el Gobierno de Juan Manuel Santos y no con el estado colombiano, cuando el acuerdo de paz va a Colombia para ser implementado; sectores del estado y el gobierno cooptados por el narcotráfico,  el paramilitarismo y la extrema derecha  junto a la propia oligarquía guerrerista cambian el acuerdo en función de sus intereses y lo mutilan, hasta hacerlo prácticamente inviable para el conjunto de excombatientes que luego terminaron agrupados en la Segunda Marquetalia por tanto deciden volver a las armas, a la lucha político militar y el otro sector decide mantenerse en el partido, anteriormente denominado FARC, hoy Partido Comunes.

¿La oposición golpista venezolana está utilizando el tema del crimen organizado para la desestabilización interna?  

Sí, eso es parte del guion para una de las diversas fracciones venezolanas, sobre todo la oposición extremista, la golpista que desconoce la constitución, el estado y el gobierno; es un tema que lo hacen más hacia afuera de Venezuela, que es realmente donde hacen política, es un escenario donde cuentan con la hegemonía comunicacional impuesta y garantizada por las corporaciones mediáticas para imponer ese tipo de matrices, acá en Venezuela también lo intentan todos los días por las redes sociales, sin embargo el pueblo venezolano como decimos nosotros los tiene medidos, los conoce, sabe que hacen, como operan este tipo de gente que es su mayoría son vividores, entonces lo hacen para sus propios intereses personales sobre todo económicos que para hacer política, siempre buscan cualquier tema para hacerle daño a la patria, a Venezuela y que pueda rendirles frutos a ellos en lo económico y financiero, todos esos que están en esa campaña pueden ser chequeados y están engrasados, decimos nosotros mucho en criollo en todos los robos del dinero del patrimonio que le han hecho a la república en perfecta articulación y complicidad con el gobierno estadunidense y sus instituciones, en lo particular con el departamento del Tesoro y sus agentes.

¿Crees que hay un nuevo plan para generar accidentes en la frontera?

Claro, cómo te decía esto no es un nuevo plan, es un plan ya diseñado, esto es un nuevo paso; van a seguir presentándose incidentes como continuidad de lo que tienen concebido estratégicamente, van a seguir haciendo provocaciones a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), van a seguir en su afán de penetrar con el narcotráfico por la frontera, de meter droga por Venezuela para fortalecer esa campaña internacional que nuestro país está vinculado al narcotráfico, que es un estado forajido, van a seguir en esa campaña cuando todos sabemos según los informes de la DEA y la ONU, que el mayor productor de droga en el mundo es Colombia y el mayor consumidor de droga en el mundo son los EEUU y la inmensa mayoría sale por el pacifico colombiano, no sale por Venezuela, pero en su campaña van a seguir en eso, en ese guion trazado por la casa blanca y el pentágono para ser ejecutado en la frontera colombo venezolano. Colombia es hoy toda una base de operaciones para la política exterior estadunidense hacia Suramérica, en ese guion van a continuar actuando y desarrollando diferentes tipos de provocaciones en este tipo de frontera como es la de Apure, en la frontera del Táchira, la del Zulia, por el estado Amazonas, es de esperarse todo tipo de acciones de injerencia y agresión hacia la patria, así lo han demostrado durante todos estos años desde que el Comandante Hugo Chávez llego al poder hasta nuestros días.

¿Cuál es su análisis de la situación en Venezuela?

Desde mi modesta apreciación, para observar la situación en Venezuela en su justa dimensión, tenemos que ubicarnos en tres variables: el Covid-19, la lucha hegemónica entre Estados unidos y China; sumadas a la última variable que son las medidas coercitivas unilaterales. Cada una por separado tiene su efecto sobre Venezuela, empezando sin duda por la lucha hegemónica establecida a nivel global entre China y los EEUU. Nosotros estamos en el foco de la confrontación y alineados, en la línea de China, Rusia, de todo el eje Asia Pacifico. Por tanto los EEUU como gendarme en decadencia nos aplica el bloqueo económico, comercial y financiero en virtud que todavía tiene el control del aparato financiero mundial, sobre todo el sistema de las transacciones económicas, eso es una consecuencia que hemos venido sufriendo, que vivimos en la actualidad, la cual aspiramos no seguir sufriendo por mucho tiempo, de todas formas no tenemos que hacernos falsas ilusiones que eso se va a superar rápidamente, lo otro es la pandemia del Covid eso ha afectado a toda la humanidad; en Venezuela  la situación vivida por el pueblo la agrava la pandemia del Covid-19, aunque tenemos unos datos estadísticos en lo que va de año de pandemia razonables en comparación con cualquier país, pero que se han venido agravando en estos días con la variante brasileña, eso sigue afectando a Venezuela y la va a seguir afectando por lo menos durante todo este año y parte del que viene, mientras no tengamos toda la población vacunada, esa variante va a seguir afectando a la humanidad, deberá ser considerada como una variable que influye en la estabilidad del país, unida a las medidas coercitivas aplicadas que han afectado a Venezuela en todas sus dimensiones. Lo primero que tenemos que luchar es por la superación de las medidas, son dos vías, una que las elimine o suspenda el gobierno estadounidense, lo cual no es fácil no hay mucha estadística sobre el hecho que los gringos hagan esto, salvo que el estado, el gobierno y el pueblo se someta y no está planteado bajo ningún concepto someternos al yugo del imperialismo, entonces tenemos que superarlas aprendiendo de países que han estado bloqueados y que han sorteado las medidas coercitivas, como el caso de Corea del Norte, de Cuba e  Irán que en medio de todas sus dificultades han venido superando las medidas y en medio de esta situación, tenemos que echar andar el aparato productivo nacional, en la medida que se arranque el aparato productivo bajarían las importaciones, sin embargo es complejo, entonces nos debatimos en este escenario con todas estas variables, en la medida que nos estabilicemos levantemos el aparato de las cenizas en las cuales nos han sumergido avanzaremos, hemos venido dando pasos, tocamos el fondo, el país está tratando de levantarse; mediante el análisis de los informes se puede deducir que en un par de años tendremos una nuevas y mejores condiciones lo cual posibilita negociar desde una posición de fuerza, van a ocurrir elecciones a mitad de periodo en los EEUU, Biden le va a tocar negociar lo cual nos da un margen de tiempo y maniobra, además de acá a dos años la situación debe ir mejorando progresivamente, la situación va a seguir siendo complicada, continuaran las provocaciones, agresiones e injerencias del imperialismo y sus buitres que quieren ponerle la mano a todas las riquezas, los recursos y los minerales de Venezuela. Nosotros defenderemos nuestra soberanía y la autodeterminación en unión cívico militar.

La Columna
Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Plato lleno de novedades, sobre todo porque el 11 de abril es día de elecciones en Ecuador, Perú y Bolivia. Y luego está la situación en Venezuela, que...
Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Desde fines de marzo, un fuerte conflicto ha estado involucrando a las fuerzas de seguridad venezolanas en el estado de Apure, uno de los 23 que integran la República Boliv...
Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Con respecto a la situación en Argentina, publicamos una entrevista a Jorge Luis Elizondo, abogado y profesor de Derecho Laboral y Seguridad Social de la Universidad Nacion...
Lo último
La Columna
La dictadura yanqui
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Aunque los Estados Unidos proclaman que son la “democracia perfecta”, realmente son una dictadura total que no permite ideas políticas diferentes, persiguen con ...
La Revista