Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Estados Unidos, frustrado por no haber obtenido resultados el pasado 11 de julio, en sus planes de fomentar en Cuba un movimiento popular anti revolución, cuando prepararon una fuerte maquinaria propagandística por las redes sociales con la aspiración de repetir su experiencia en Ucrania.


Ante esa derrota, se dieron a la tarea de incrementar su gastada cruzada de la “falta de libertad” y las “violaciones de los derechos humanos” en la Isla, con el empleo de sus lacayos en el Parlamento Europeo.

Se conoce a quién responden algunos de los partidos que integran dicho parlamento, quiénes los dirigen y de dónde proviene el dinero para financiarlos. Por eso, cada vez que los yanquis hacen un llamado para condenar a Cuba o a Venezuela, ahí están los siervos prestos a cumplir las órdenes. Sin embargo, jamás condenan a países como Colombia donde la represión gubernamental es endémica, los asesinatos de líderes sociales es el pan diario y las detenciones arbitrarias y los desaparecidos son constantes.

Todas las acciones subversivas ideadas y desarrolladas por los yanquis y sus agencias de inteligencia, encaminadas a materializar un movimiento popular en Cuba han sido un fiasco, entre ellos el 11 de noviembre 2020 liderado por Tania Brugueras; el Movimiento San Isidro y el 11 de julio 2021 son vivos ejemplos, porque el verdadero pueblo cubano no son las redes sociales, está en cada calle y a pesar de las penurias provocadas por 62 años de guerra económica y financiera, continúa mayoritariamente apoyando a la Revolución socialista.

Cuba, pobre y bloqueada por Estados Unidos, no solo resiste estoicamente, sino que avanza y en medio de la pandemia de la Covid-19, que además de la salud afecta su economía, pero logró con sus científicos formados por la Revolución, crearan 5 candidatos vacunales y de ellos, tres ya certificados como vacunas, posibilitando que toda su población mayor de 3 años sea inmunizada, situación que el Parlamento Europeo omite.

No sabemos por qué los yanquis no pudieron incluir a Cuba en el reciente informe sobre Derechos Humanos, elaborado por la Alta Comisionada de la ONU y quizás sea parte del motivo de la fuerte presión sobre sus lacayos en el parlamento europeo, para su nueva resolución de condena a La Habana.

En dicha resolución, precedida por un complejo debate, conservadores, liberales y “socialistas”, cargados de odio, condenaron la supuesta y manipulada “violencia y represión” de las autoridades cubanas durante los disturbios del 11 de julio, hechos desmontados con suficientes pruebas expuestas en la TV nacional, donde se exhibió la agresividad de un grupo de esos manifestantes, contra los policías, el asalto a centros comerciales, el empleo de cocteles molotov y otros medios empleados para atacar a quienes salieron en defensa del orden interno.

Los yanquis nunca han podido demostrar en Cuba una represión policial como la que practican ellos contra su población negra, ni desaparecidos o asesinados, como sucede en Chile y Colombia, que sus equipos de propaganda no acusan ni sancionan.

El Parlamento Europeo es huérfano de moral y autoridad por actuar a favor de Estados Unidos, no condenar la guerra económica, comercial y financiera más larga de la historia moderna, de un país grande y poderoso contra uno pequeño que no afecta su seguridad nacional, ni denunciar los actos de terrorismo ejecutados por la CIA contra el pueblo cubano, que sí violan los derechos de once millones de personas.

¿Por qué ese mismo Parlamento Europeo no sancionó a Estados Unidos por las salvajes represiones contra el movimiento La vida de los negros importa, ni dijeron una sola palabra cuando la represión policial asesinó a George Floyd y a otros negros indefensos, niños incluidos?

¿Y las torturas de la CIA en sus cárceles secretas, entre ellas la ubicada en su base naval en Guantánamo, no preocupan a los parlamentarios que ahora le exigen a Cuba respeto para los manifestantes, reformas democráticas y apertura económica?

Mejor que sean honesto y expongan que lo único que quieren es desmontar el socialismo cubano, como sucedió en los países socialistas europeos, e imponer un gobierno servil a Washington al estilo de Jeanine Añez en Bolivia, mediante un golpe de Estado que tampoco causó preocupación en los señores parlamentarios de Europa, donde hubo una brutal represión, masacres a ciudadanos que se opusieron a esa maniobra apoyada por la OEA, detenciones y actos criminales vistos por la TV, sin que ninguna de esas violaciones a los Derechos Humanos motivara al eurodiputado Leopoldo López Gil, del Partido Popular y menos a la checa Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo, ambos conocidas marionetas de los yanquis.

El fin que desea Estados Unidos es anular el Acuerdo entre Bruselas y La Habana, porque permite el comercio y una mejoría económica para la Isla, situación a la que se opone rotundamente Estados Unidos, que solo aspira a asfixiar la economía cubana.

Unido a esto y en su plan aprobado para incrementar la matriz de opinión contra la Revolución cubana, en el mes de octubre llevarán a la agente CIA Tania Brugueras, al Foro de Libertad de Oslo, para que vomite su odio y frustración, junto al prófugo de la justicia venezolana, Leopoldo López, hijo del parlamentario europeo.

En esa misma cuerda, la revista TIME, que forma parte de la plantilla de la CIA para sus acciones subversivas, según consta en la desclasificada Operación Mockingbird, acaba de ponerse otro cubo de basura al denominar al delincuente Luis Manuel Otero Alcántara, entre las 100 personas más influyentes de América, junto a personalidades como el príncipe Harry del Reino Unido y su esposa.

Ya no saben que más hacer para empañar la imagen de la Revolución cubana, malgastan miles de millones y el pueblo continúa su apoyo irrestricto al socialismo, porque sabe lo que perdería si los yanquis regresaran a gobernar el país, situación alertada por José Martí, al escribir:

“Impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”.

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- A pesar de tantos fracasos sufridos en 62 años, la CIA y el gobierno de Estados Unidos insisten en derrocar el socialismo en Cuba y para eso repiten viejos planes, como si l...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Estados Unidos nunca aceptará que en Cuba exista una sociedad socialista con valores diferentes a los de ellos, donde el ser humano ocupa el lugar más alto y la ni&nt...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Estados Unidos, con su política criminal contra Cuba, ha causado sufrimiento y dolor al pueblo, ya no solo con la cruel guerra económica, comercial y financiera que, ...
Lo último
La Columna
No podrán
Gerardo Moyá Noguera*.- Muchos ciudadanos se preguntan cómo han podido resistir los cubanos a la terrible pandemia y que todavía está ahí, porque esta  epidemia ha venido, como todos sabemos, para quedarse como...
La Revista