Gerardo Moyá Noguera*.- Este terrible covid-19 ha afectado y afecta a todo el orbe, pero hoy Última Hora nos ha alegrado la vida con la siguiente noticia: "Los turistas llegan a Cuba tras dos años de parón pandémico" y todo este enorme esfuerzo ha sido a consecuencia de que Cuba tiene a casi toda su población vacunada gracias a sus propias vacunas. Los científicos y todo el personal sanitario han hecho un enorme y titánico esfuerzo para las vacunas sean auténticamente cubanas, como la Abdalá, Soberana 02 y otras más.


 

Y ahora ¿qué dice el imperio frente a esta solución médica?  (aquellos que siempre dan soporte al bloqueo junto al imperio). Nada, absolutamente nada, mereciendo el gobierno de Cuba todas  los parabienes y felicitaciones del mundo entero de hombres y mujeres de bien y que persiguen a toda costa la paz en esta tierra. Siempre es bueno recordar  que el presidente de Cuba Díaz-Canel y por supuesto Raúl Castro visitaban constantemente las provincias, o sea, estaban en la calle con los suyos y no en los calentitos despachos como suelo ocurrir aquí, en occidente. Mandatarios y pueblo juntos y unidos siempre frente a las consecuencias de la terrible pandemia. Casi seguro que el próximo año podremos los sindicalistas acudir, sin problemas, al 1º de mayo, Día Internacional de los Trabajadores/as, que dicho sea de paso, es un acontecimiento único en el mundo. Todos los que participan en el desfile llevan sus pancartas  hechas por sus propias manos, además de ensalzar las figuras de hombres y mujeres que físicamente ya no están entre nosotros, pero sí espiritualmente como por ejemplo:  Fidel, Che, Martí, Maceo, Céspedes, Maria Grajales y un largo y extenso de pancartas con la figura de los héroes, como son los Cinco y que afortunadamente siguen entre nosotros por un largo tiempo. Estando presentes en la tribuna, Raúl, Díaz-Canel, Ramiro Valdés (siempre con sus eternos prismáticos) y todos rodeados por una juventud extraordinaria que como escribió Granma en el 56 aniversario de la Revolución de Cuba: ¡tiembla la tierra cubana! Por otra parte queremos resaltar  que esta ¡fiesta! del 1º de Mayo se celebra en todas y cada una de las provincias cubanas. Todas sus plazas vibran de alegría y satisfacción por el Día Internacional de los Trabajadores/as. El 1º de Mayo es un día de todos y para todos. Los próceres cubanos están siempre presentes en la fiesta del 1º de Mayo, porque tanto Fidel como Che no caben en un periódico, son de aquellos hombres de los que habló y escribió el  dramaturgo alemán Bertolt Brecht, los  imprescindibles, o sea, los que luchan toda la vida, aun después de no estar entre nosotros físicamente, lo que muchos ni se imaginan. Por otra parte decir que en todos los actos que se celebran el 1º de mayo en la Plaza de la Revolución, están presentes también invitados altos gobernantes de otros países del Caribe y latinoamericanos, como ejemplo de ellos podemos decir que en épocas anteriores estuvieron en la tribuna de la dignidad,  Chávez,  expresidente de Venezuela; Ortega, presidente de Nicaragua; Di Celmo-padre en nombre del asesinado por los contras en el hotel Copacabana y un largo etc. ¡Viva el 1º de mayo! para terminar haré referencia a otra noticia,  "la junta militar (birmana) sentencia a morir a unos veinte activistas por haber atacado al ejército". Entre los condenados están personas que han sido acusadas de matar a dos altos cargos de la junta birmana. Sin comentarios.

Gerardo Moyá Noguera

*Presidente de la Casa de Amistad Baleares-Cuba

La Columna
Gerardo Moyá Noguera*.- Tanto Podemos, ERC y Bildu han solicitado en el congreso de los diputados español la creación de una comisión a fin de que estudie y condene los abusos sexuales ocurridos en la iglesia católi...
Gerardo Moyá Noguera*.- Sé que todos los periódicos del estado español no pueden publicar todas las noticias que en el mundo existen, por esta razón y muchas más, debemos escribir todo cuanto se publica en ot...
Gerardo Moyá Noguera*.- Dice hoy la última hora: "El consulado español en La Habana no acepta certificados en catalán". Una queja de un mallorquín-cubano residente en Palma de Mallorca. Vamos a ver se&ntil...
Lo último
La Columna
La Revista