Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El pasado 11 de mayo de 2021 se cumplieron 40 años de la muerte del cantante jamaicano Bob Marley, de solo 36 años, y sus seguidores retomaron la información aparecida años atrás, de que la CIA fue quien acabó con su vida.


Según declaró en su lecho de muerte un viejo oficial de esa agencia de inteligencia, conocido por el nombre de Bill Oxley, aseguró ser el responsable de ejecutar el plan para introducirle células cancerígenas, que en 1981 llevaron a Marley a la muerte, como consecuencia de un cáncer de piel que padeció a partir de entonces, enfermedad muy rara en personas de raza negra.

El melanoma acral que sufrió el cantante, se describe en un artículo de Cáncer Research U.K., “como un cáncer raro y de rápido crecimiento, que habría sido difícil de tratar con la tecnología disponible en la década de 1980”.

Marley representaban una amenaza para los intereses de los Estados Unidos, a causa de su influencia política sobre las masas, emplear su dinero y fama en apoyo a causas justas, en países que estaban en conflicto con el sistema capitalista que los oprimía.

 

La CIA acumula una larga lista de asesinatos de líderes y activistas políticos, periodistas, dirigentes sindicales, científicos, artistas y cualquiera que afecte los intereses políticos del país de la llamada “democracia y libertad”.

Bill Oxley aseguró que, “antes de inocularle el cáncer, la CIA intentó asesinarlo en su residencia, enviándole a personas que le dispararon y lo dejaron mal herido, pero el jamaicano no entendió el mensaje y continuó su accionar, por tanto, firmó su sentencia de muerte”.

El nuevo plan ideado por la CIA consistió en enviar al oficial, bajo el nombre de Oxley, a visitarlo, con la fachada de ser un reconocido “fotógrafo” del diario New York Times, quien, en diciembre de 1976 antes de uno de sus conciertos, le obsequió unas zapatillas Converse All Stars, preparadas en sus laboratorios con un tipo de alfiler donde estaban las células cancerígenas, con el que se pinchó al ponérselo.

Cinco meses más tarde los médicos descubrieron el cáncer de Marley.

Por supuesto que la CIA niega este hecho y algunos diarios yanquis afirman que no hay evidencias ciertas, pero no es la primera ocasión en que la CIA utiliza ese método para asesinar a personas.

En los años 60 del siglo XX, a Fidel Castro intentaron eliminarlo pinchándolo con una fina aguja escondida dentro de un bolígrafo, acto que ejecutaría su agente AMLASH, seudónimo asignado al Comandante del ejército revolucionario Rolando Cubelas, reclutado por la CIA en marzo de 1961, en México.

Otras de las tentativas para asesinar a Fidel Castro, fue con un traje de buceo impregnado con una sustancia venenosa, que debía regalarle un periodista estadounidense. También planificaron introducir veneno en un puro habano de los que fumaba, y ponerle veneno a un helado, cuando fuese a una cafetería ubicada en el hotel Hilton de La Habana

Estos planes y otros similares, constan en un reporte oficial de la CIA, fechado el 23 de mayo de 1967, enviado a Richard Helms, Director General, por el entonces Inspector General, J.S. Earman.

 

En el año 2007, la CIA desclasificó casi 700 páginas de documentos con información sobre intentos de asesinato al líder cubano, entre los años 1953 y 1973. Sobre esto, el diario The Washington Post, afirmó que se incluían datos de “al menos 8 intentos de asesinato a Castro, entre 1960 y 1965”.

Informaciones oficiales de la Seguridad de Cuba, aseguran que existieron más de 600 operaciones de la CIA para matarlo, tanto en Cuba como en el exterior durante sus visitas internacionales, pero todas fallaron.

El cubano Antonio Carlos Veciana Blanch, agente CIA desde 1960, antes de fallecer en Miami, confesó que él organizó cuatro planes de asesinato a Castro, pero nunca fue juzgado ni condenado por esos delitos y vivió tranquilamente en los Estados Unidos.

No hay dudas de lo que son capaces los yanquis cuando existen personas que no se someten a sus órdenes.

Un informe oficial que recoge algunos planes deasesinato a líderes extranjeros, fue publicado en 1976 posterior a la investigación llevada a cabo sobre las acciones encubiertas de la CIA, por el Comité Selecto del Senado en 1975, dirigida por el senador Frank Church.

El informe conocido como el Comité Church, fue discutido en el Senado de Estados Unidos, pero no se tomaron medidas penales con los implicados en esas acciones criminales, prueba de que esos planes contaron con la aprobación del gobierno yanqui.

El primer complot de asesinato de la CIA contra los líderes de la Revolución cubana, se planificó contra el hoy General de Ejército Raúl Castro, en 1960 durante un viaje en avión a Praga, capital de Checoslovaquia, y consistía en que el piloto cubano, contactado por la CIA, debía provocar un accidente, y por eso recibiría de diez mil dólares como pago, según documentos TOP SECRET, publicados por el Archivo de Seguridad Nacional, el 16 de abril de 2021.

Para quienes se auto proclaman “campeones” de los Derechos Humanos, de la democracia y la libertad, no hay límites cuando se trata de eliminar físicamente a quienes se atraviesan en su camino. Sin embargo, nadie los condena por tantos crímenes acumulados.

 

Por eso, José Martí que los conoció profundamente afirmó:

“De esta tierra no espero nada para nosotros, más que males”

 

 

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El 16 de mayo de 2022, el gobierno de Joe Biden dio a conocer nuevas medidas hacia Cuba, que apuntan a la misma dirección histórica de subvertir el orden interno para...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Si existiera voluntad política en el gobierno de los Estados Unidos, pudieran existir relaciones respetuosas y beneficiosas con Cuba, así lo prueba la historia, pero ...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La verdad se abre camino en Mariupol, Donetsk y el mundo podrá conocer realmente lo que oculta Estados Unidos en Ucrania, en complicidad con la OTAN, a partir de la captura ...
Lo último
La Columna
La Revista