Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Preocupante la situación que al parecer afecta a la Agencia de Inteligencia Nacional de Estados Unidos e incluso a la Casa Blanca, pues ahora no pueden recordar lo que aseguraron el 8 de noviembre de 2002 durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, para que se aprobara por unanimidad la Resolución 1441, dándole a Iraq una última oportunidad de cumplir con sus obligaciones y desarmar o afrontar las duras consecuencias de no hacerlo, ante la falsa información de que poseían armas químicas y biológicas.


Ese argumento fabricado sirvió de pretexto para que Estados Unidos y el Reino Unido ejecutarán la llamada Operación Zorro del Desierto, con el fin de “impedir que el gobierno de Sadam Hussein, las empleara en contra de otras naciones y de su propia población”, porque representaba “una amenaza a la seguridad de los Estados Unidos, a la paz internacional y a la seguridad de la región”.

Ese pretexto dio pie a la invasión de Iraq el 20 de marzo de 2003, bajo la sombrilla de las resoluciones 660 y 678, del Consejo de Seguridad de la ONU, a pesar de no contar con el apoyo de la ONU, como afirmara en septiembre de 2004 Kofi Annan, Secretario general de la ONU, quien describió esa guerra como ilegal.

 

Ahora, 19 años más tarde, Avril Haines, directora de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, con total desfachatez declaró el 10 de marzo 2022 ante el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, que “en Ucrania funcionan más de 12 laboratorios biológicos para asegurar la biodefensa del país”, situación que representa una real amenaza para la seguridad de Rusia y Bielorrusia, la paz internacional y la seguridad de esa región.

Vuelven a mentir los yanquis pues al ser ellos los dueños de los laboratorios, esas armas “no resultan peligrosas” para la seguridad de los países vecinos.

Sin embargo, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, aseguró el 07 de marzo que en Ucrania existen más de 30 laboratorios biológicos relacionados al Departamento de Defensa yanqui y sufragados con un presupuesto de 200 millones de dólares, en los que se trabaja con patógenos biológicos.

Sobre el particular, el 6 de marzo, Ígor Konashénkov, vocero del Ministerio de Defensa ruso, informó que, “en laboratorios ucranianos situados cerca del territorio de Rusia, se desarrollan componentes de armas biológicas, actividades violatorias de las regulaciones internacionales de la Convención sobre armas biológicas, que han sido ocultadas a la opinión pública estadounidense y de Europa”.

La denuncia de Rusia y de China se basa en el trabajo secreto de los yanquis en Ucrania para la fabricación de armas biológicas, con patógenos peligrosos como la peste, ántrax, tularemia, cólera y otras enfermedades mortales, lo que demuestra el doble rasero de Estados Unidos, que se niega a sumarse al empeño internacional para poner fin a los experimentos biológicos, acusar a otros países de crear falsas amenazas biológicas y solapadamente las fabrican para usarlas contra aquellas naciones que consideran sus enemigos.

Ya se olvidaron que esa fue la justificación principal que emplearon para invadir a Iraq y más tarde a Siria, ante “la necesidad irrefutable de sustituir regímenes que desarrollan y usan armas de destrucción masiva”, argumento con la cual presionaron a sus aliados en el Consejo de Seguridad y las campañas de prensa para poner a su favor a la opinión pública.

 

Ahora acusan a Rusia que, si tiene frontera común con Ucrania, a la vez que ocultan la instalación de una veintena de laboratorios de armas biológicas en ese país.

Bajo mentiras invadieron a Iraq al costo de cientos de miles de muertos y mutilados, destruyeron la infraestructura, para después dejar que fuesen los inversionistas yanquis los que se apoderaran de todo, actuando como “salvadores del pueblo sufrido bajo el gobierno del eje del mal”.

La mentira se descubre.

Después de la invasión, un reporte del 3 de octubre de 2003 confeccionado por el Grupo de Investigaciones de Irak (GII), dirigido por el estadounidense David Kay, informó oficialmente que no habían encontrado armas de destrucción masiva.

Charles Duelfer, nuevo jefe del GII, afirmó en su discurso ante el Senado en enero de 2004:

Estuvimos por completo equivocados respecto al tema de que Irak tenía la existencia de armas de destrucción masiva”.

Nadie fue juzgado, Estados Unidos no recibió una sola sanción de la comunidad internacional ni los presidentes George W. Bush y el Primer Ministro del Reino Unido, Tony Blair, fueron acusados de asesinos por las muertes causadas, al falsificar conscientemente la supuesta evidencia de las armas biológicas para ejecutar esa guerra.

La estrategia imperialista es la mismo hacen ahora los yaquis y sus aliados con sus cruzadas mediáticas, como lo ejecutaron entre 1998 y 2003, cuando el periódico The New York Times y otros diarios influyentes de Estados Unidos, publicaban numerosos artículos respecto a los falsos programas de armas de destrucción masiva de Iraq.

Después se descubrió que todos aquellos artículos no eran reales, y la mayoría habían sido creados por encargo de la propia Administración de Bush, para apoyar la invasión, entre ellos los firmados por Ahmed Chalabi, un iraquí exiliado en Estados Unidos.

La historia se encargará de exponer la verdad de lo que sucede en Ucrania, igual que ya pasó con la guerra en Iraq, porque los pueblos no olvidan.

 

La Unión Europea cargará una vez más, con la mancha de apoyar a Estados Unidos en sus acciones de rapiña, a pesar de que ahora aparentemente padecen de Alzheimer.

Preciso fue José Martí al expresar:

“Es en vano pedir que la memoria arranque de si lo que la indigna”

La Columna
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Nada de lo que sucede en Miami puede extrañar y menos aún cuando se trata de la comunidad cubana emigrada autocalificada de “exilio”, grupo que nunca ha ce...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En Miami cunde el pánico ante presuntos recortes de financiamiento y personal en las llamadas Radio y TV Martí, ambas creadas para intentar subvertir el orden interno ...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En su más reciente mensaje, los Obispos Católicos de Cuba emiten criterios para que los cubanos y cubanas no voten a favor del nuevo Código de las Familias, sig...
Lo último
Cuba, el huracán y la palma
Iroel Sánchez - La Pupila Insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida...
Ver / Leer más
La Columna
Cuba, el huracán y la palma
Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida de a...
La Revista