¿Recuerdas que los habitantes de la casa Parlamento se encerraron para aplaudir, puestos en pie, al cómico preferido del imperio por ser nazi sionista?, les debía emocionar que llevase 8 años matando al pueblo de la República Popular de Donetsk y Lugansk. Lo suyo fue un acto de propaganda, no discutieron nada de lo que mandaba hacer, de lo que hacía y representaba su admirado monigote, aplaudiendo solo querían, en nombre del gestor Biden, el empleado de servicio del imperio y su grupo armado OTAN, anularte a ti la capacidad de pensar y llevarte por la nariz a imitarlos. En la primera parte de Yo si se quien es el enemigo había expuesto un par de fotografías, ¿las recuerdas?, ¿puedes recuperar la primera parte y volver a verlas? Vuelve a mirarlas te van a servir para la lectura siguiente.


El neonazi ucraniano no solo quiere que sus aliados le respalden de palabra y con aplausos públicamente, también pidió y le han enviado mercenarios, armamento pesado, tanques, lanzamisiles, y en su lista a apuntado aviones, (El expresidente de Rusia, Dmitri Medvedev, aseguró que si la OTAN envía aviones de combate a Ucrania, entrará en un enfrentamiento militar directo contra Rusia), y por último pide públicamente a sus empleadores que envíen la carne de cañón de sus países al frente, que se le termina la que tiene y ordena a su banda capturar y enviar a niños y a ancianos: atiende a este vídeo: https://www.youtube.com/watch?app=desktop&v=54tBussRh0c

Los gobiernos que le llevan el material bélico ¿enviarán a los ucranianos que se fueron? ¡Ciudadanías! ¡va por vosotras! El régimen de Zelenski no forma parte de la UE, es la UE y EEUU quienes forman el régimen de Zelenski, ¿sabéis lo que eso significa? Lee con atención la siguiente noticia: https://actualidad.rt.com/actualidad/459584-der-spiegel-ue-piensa-tiempos-guerra . Al régimen ucronazi se le acaban los hombres en edad militar, los que están en la reserva, los ancianos, las mujeres, para las que emitió una orden, hasta las que estén embarazadas, los últimos que recogen por las calles, las casas de familia, los centros escolares son los jóvenes desde 16 años, ... pues ahora toca a los hijos de la UE y los estadounidenses.

Ucrania ya ha pasado a manos del buitre Black Rock, el buitre hace lo que lo mismo que a la gente que no puede pagar la deuda de su casa, se la roba. Al mismo tiempo el complejo militar industrial imperialista anuncia su preparación para la contienda última: China; son palabras de la Secretaria del Ejército yanqui, Christine Wormuth. La Tercera Guerra Mundial la hacen global los globalistas, los planes de los imperialistas son más y más criminales, ¿se pronuncian sus seguidores?, ¿van a hacer que se les vea aplaudiendo para que tu mismo te pongas en fila y marches hasta el frente, o ya se esconden para frotarse las manos de alegría por el negocio que les significa la más grande y destructiva guerra mundial?

Lo que dice públicamente Zelenski tiene como objetivo el ciudadano común de los países que le han armado y dirigido, es el paso siguiente al envío de armas, si quieren mantener la guerra y hacer negocio tienen que poner delante carne de cañón, se acerca la hora. Ya hay parlamentos en los que hablan de llamar a filas con una ley. Dentro de poco se hará una “oferta de trabajo” a los jóvenes que quieran ir al a la guerra a defender el neonazismo. Ellos, la gran burguesía, sigue metiendo millones porque les resulta “una oportunidad de negocio”. A toda la clase trabajadora le hacen pagar los gastos de la guerra mediante la inflación, impuestos ocultos, y el sufrimiento que causa se advierte en el malestar que nace en cada familia, en cada padre, madre, hijo, hija, pues el presente es minuto a minuto peor, en él se cultiva un malestar, una desconfianza, un desapego que busca salida y lo que le ofrece la gran burguesía es que acaben con su vida en medio de la desesperación, o cojan la oferta que ya anuncia Zelenski. ¿Jóvenes!, ¡parados!, ¡mano de obra sobrante! se pone en marcha “el gran reinicio” del capitalismo. Crisis del capitalismo: resuelta, hasta la próxima. Necesitan crear el ambiente preciso, acabar de dar forma a una clase trabajadora sin conciencia de su fuerza, desmotivada, sin objetivo de lucha, es la más propicia para ser engañada y hundida en las trincheras desde las que defender, morir, a su propio enemigo, diciéndole que su enemigo es el desconocido del que no sabe nada ni nada le ha hecho. Todo responde a los intereses de EEUU y sus aliados. La juventud española, europea, estadounidense, no tiene referentes, debería conocer el poema que expuse en el capítulo segundo de Yo si se quien es el enemigo:

Contra la riqueza / el poder y los conocimientos / para unos pocos / os alzasteis en guerra / y caísteis con honor / para que la riqueza / el poder y el conocimiento / fueran / la suerte de todos; se encuentra en la novela corta titulada Tres chicos ante un portal, de la escritora soviética Vera Panova (1905 – 1973), ahí los jóvenes son llamados a conservar y desarrollar las tradiciones de sus padres, artífices de la revolución socialista. Se ha recogido en el libro De la tempestad surgieron … Relatos de la Revolución Rusa. Edición de homenaje a los 100 años de la Revolución. Editorial Hiru.

Empieza a crecer entre la gente la idea de que todos los que aplaudieron al nazi en lo que llaman el parlamento, lugar donde aprueban leyes a su gusto, son todos iguales, y empieza a discurrir la idea de no votar a ninguno. Los ocupantes del parlamento han sido avisados por sus agentes de calle y esos que vendieron la imagen de ser diferentes empiezan a mostrarse simulando estar escandalizados: todos siguieron las instrucciones militares sobre la Covid, todos persiguieron, insultaron, amenazaron y condenaron al ostracismo a quienes sostenían alguna duda y preguntaban, todos esos que aplaudían al nazismo representado por Zelenski, dieron sus bendiciones a las medidas para facilitar la más grande acumulación de capital de las multinacionales, destrozando salarios, facilitando despidos y hundiendo al pequeño comercio y empresario. Mientras la clase trabajadora les pagaba de sus magros ingresos los envíos millonarios para la guerra mediante el cobro chantagista de la inflación, el presupuesto militar lo habían subido un 20% en los 5 últimos años, y los aplausos han sido el contacto eléctrico que como rayos han fulminado el oxigeno de los desfavorecidos.

En el campo de eso que llaman la intelectualidad, hoy el comportamiento es el mismo que cuenta el gran escritor Stefan Zweig en su obra, que te recomiendo vivamente, titulada El mundo de ayer. Memorias de un europeo, en su capítulo La lucha por la fraternidad espiritual, relata las diferencias entre la guerra de 1914 y 1939 y en eso entra lo siguiente: Rolland me alentaba para que intentásemos invitar a los intelectuales más importantes de todas las naciones a una conferencia conjunta en Suiza, a fin de alcanzar una posición más digna y unitaria, y quizás incluso a lanzar una llamada solidaria al entendimiento mundial. Él, desde Suiza, se ocuparía de invitar a los intelectuales franceses y extranjeros, y yo, desde Austria, sondearía a los escritores patrios y alemanes que todavía no se hubiesen comprometido públicamente con la propaganda del odio. Me puse inmediatamente manos a la obra. … De modo, pues, que no había muchas esperanzas por parte alemana, y Rolland tampoco tuvo demasiado éxito en Francia. En 1914 y en 1915 era demasiado pronto todavía, y la guerra parecía demasiado lejana a los hombres de la retaguardia. Estábamos solos. … El servicial camarero me trajo un periódico vienés. Intenté leerlo, pero entonces me asaltó una sensación de asco en forma de auténtica ira. Estaban ahí todas las frases sobre la irreductible voluntad de victoria, sobre las pocas bajas de nuestras tropas y las muchas del enemigo. ¡Desde aquellas páginas me acometió, desnuda, enorme y devergonzada, la mentira de la guerra! No, los culpables no eran los paseantes, los indolentes y los despreocupados, sino única y exclusivamente aquellos que con sus palabras instigaban a la guerra. Pero también lo éramos nosotros, si no dirigíamos contra ellos las nuestras.

Trabajador, trabajadora, tu que lees, di lo que piensas en voz alta, sepárate del ideario de quienes han animado a la matanza, aléjate de quienes han prohibido y censurado la información, de esos que han prohibido y censurado emisoras, comunicación por redes sociales, de esos que han prohibido y censurado el conocimiento cultural, de esos que han aplaudido su romper con los lazos humanos que soportan la paz, denuncia en voz alta a quienes te arruinan el salario para invertirlo en su negocio, denuncia a esos han aplaudido su decisión armar al neonazismo y han planeado la guerra contemplando en ella, además, la posibilidad de deshacerse de la mano de obra sobrante para disponer su recuperación, lo que han llamado “el gran reinicio” del capitalismo. ¿Entiendes ahora?No al imperialismo. No a la OTAN. Yo si se quien es el enemigo.

 

Ramón Pedregal Casanova es miembro de la REDH.

 

* Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN.

 

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación.

La Columna
Obama, el premio nobel de la paz por matar más que nadie anterior a él, llamaba “torcer el brazo” a chantajear a un gobierno o a un personaje para que obedeciese su deseo, que era el de los cabecillas del complejo de la mata...
Mientras lo viejo va muriendo, el mundo que nace viene con la mañana puesta, la independencia, la soberanía, la justicia social, el antiimperialismo. El que nace tiene tres corazones jóvenes, formados en América Latina, ha...
1. En el 79 Aniversario de la Gran Victoria de la Unión Soviética sobre el nazismo alemán, Nicaragua recordó ese momento histórico en el Jardín de la Memoria y ante el Mural a las Ciudades Heroicas en la UNAN...
Lo último
Que nadie se quede atrás
Gabriela Orihuela - Revista Mujeres.- «En Cuba tenemos todos los derechos garantizados, ¿qué más piden?» La realidad contradice, en parte, tal afirmación. Si bien las leyes existen y las personas quedan protegi...
Ver / Leer más
La Revista