Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad.- Aunque fuera en manera jocosa, a manera de broma, el gobierno revolucionario de Cuba debería mandar una delegación de economistas cubanos a España para aconsejar al gobierno español sobre la forma de reestructurar su economía.

Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad.- Cuentan que lo mejor que puede hacer alguien sitiado es tratar de crear algún tipo de maniobra desviacionista para poder escapar. Crear algún tipo de ruido por otro lugar que distraiga a los sitiadores, es la mejor opción que tiene el sitiado para poder huir del lugar. Es más o menos igual que tratar de descalificar al oponente en cualquier tipo de debate público en que uno se vea medio perdido. En el primer caso, se logra abrir una brecha por donde poder escapar mientras los enemigos miran para el otro lado y en el segundo, se logra ofuscar al contrario mientras este busca respuestas para defenderse.  El que más y el que menos ha utilizado alguna de esas tácticas cuando se ha encontrado en una situación similar.  En guerras irregulares se utiliza bastante la primera.  En debates políticos se utiliza con frecuencia la segunda.

Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce - Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad.- Recientemente, en la sala de espera de un médico cubanoamericano de Miami, una señora de mediana edad, se desplayaba en una serie de insultos contra Cuba y por ende, contra los cubanos que allí residen, ensartando, en tono medio solariego, una serie de sandeces y mentiras contra sus compatriotas de la isla. Según ella, los cubanos eran borrachos, ladrones y vagos, que, además, estaban pasando una tremenda hambre, ya que en Cuba no había comida en ninguna parte.

Por Lázaro Fariñas*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad.- En época de Navidad se gastan en Miami millones y millones de dólares en la compra de productos procedentes de España. Todo tipo de turrones, avellanas, nueces, jamones, vinos, etc., se venden en esta ciudad en increíbles cantidades.