RT.- Con el escrutinio casi completado, el demócrata está a apenas seis votos de los 270 que necesita en el Colegio Electoral para ser presidente. Trump, como anticipó durante la campaña, no acepta la derrota.


Biden acaricia la presidencia, pero Trump denuncia fraude y judicializa la elección

Alberto López Girondo, 4 de noviembre de 2020, Resumen Latinoamericano

Con el escrutinio casi completado, el demócrata está a apenas seis votos de los 270 que necesita en el Colegio Electoral para ser presidente. Trump, como anticipó durante la campaña, no acepta la derrota.

Parece una ironía, pero Donald Trump pidió observadores para el conteo de votos en Pensilvania y se queja de que no los dejaron entrar a los centros donde se realiza el escrutinio. Como que se había acostumbrado a usar a la OEA para maniobrar en el sur del continente y ahora extraña a la organización que comanda el uruguayo Luis Almagro. A medida que avanza el recuento de sufragios y el actual presidente ve como algunos triunfos se le van escurriendo de las manos, comenzó a denunciar fraude y amenazar con recurrir a la Corte, ahora totalmente inclinada hacia los republicanos. Desde el otro lado de la grieta, Joe Biden llamó a la calma, dijo que aún era prematuro para declararse ganador, pero deslizó que será el presidente de todos los estadounidenses, a los que recomendó mantenerse unidos.

En su principal medio de comunicación, la red Twitter, Trump denunció maniobras en su contra. «Nos hemos adjudicado, a los efectos del voto electoral, la comunidad de Pensilvania (que no permite el ingreso de observadores legales) el estado de Georgia, el de Carolina del Norte, en cada uno de los cuales hay una gran ventaja de Trump”.  Y agrega en un hilo que  “adicionalmente reclamamos el estado de Michigan, donde hubo un gran número de votos desechados en secreto como se ha informado».

El tercer hijo presidencial, Eric Trump, y el ex alcalda de Nueva York Rudy Giuliani, se sumaron a la protesta y en una conferencia de prensa en Filadelfia afirmaron que el actual mandatario no solo ganó el estado de Pensilvania, sino en el resto de los estados en disputa.

Eric Trump dijo que los demócratas están tratando de “hacer trampa” mediante fraude electoral masivo y prometió presentar una cautelar para detener el conteo en Pensilvania. A su turno, Giuliani -cercano al jefe de la cámara baja aragentina, Sergio Massa y abogado de Trump en causas judiciales- dijo que lo que está ocurriendo en esta ocasión «está más allá de todo lo que he visto antes», y planteó, enardecido a una mutitud: «¿Crees que somos estúpidos? ¿Crees que somos tontos? Sabes algo, los demócratas sí piensan que eres estúpido. Y creen que eres tonto».

Ante la avalancha de denuncias y la amenaza de incidentes con las bandas armadas que siguen a Trump, Biden tuvo que salir al ruedo. En un discurso de tono medido, el candidato demócrata dijo que la fórmula que encabeza con Kamala Harris estaba rompiendo el récord de voto popular en Estados Unidos. A esa altura ya tenía 71.112.367 votes sufragios, contra 68.200.446 de Trump. El anterior récord era de Barack Obama, en 2008, cuando sumó casi 69,5 millones de votos.

La estrategia de Trump de desconocer el resultado de los votos electorales había sido prevista, pero no por ellos deja de resultar efectiva a la hora de embarrar la cancha.

Para sustentar sus denuncias, Trump espera gestos de la Suprema Corte tras haber logrado nominar a Amy Coney Barrett, una camarista ultracatólica con la que los conservadores suman 6 bancas en el tribunal, contra 3 liberales.

Habrá que ver hasta dónde puede avanzar, habida cuenta de que muchos de sus correligionarios no están dispuestos a seguir en esa aventura que pone en riesgo la estabilidad del sistema político y hasta puede disparar graves incidentes con grupos fanáticos que siguen al presidente.

«Cuando finalice el conteo, creo que vamos a ser los ganadores», dijo Biden desde Wilmington, en Delaware, tratando de poner paños fríos a la situación. Se sabía que el escrutinio de los votos adelantados y por correo iba a demorar el resultado final en varios distritos. Para un sistema que garantiza el total de los votos electorales al que triunfe aunque sea por un voto, la puja es decisiva para llegar al Salón Oval.

 «Nosotros, el pueblo, no vamos a ser silenciados. Nosotros, el pueblo, no vamos a ser intimidados», indicó el aspirante demócrata, tras afirmar que sus palabras no debieran tomarse como si se declarara ganador, aunque, aclaró «está claro que los demócratas han ganado suficientes estados para alcanzar los 270 votos electorales para ganar la Presidencia».

En ese momento, se le computaban 264 votos contra 214 de Trump, pero todo era muy cambiante e inestable. Así lo será por algunos días, si se tiene en cuenta que en Carolina del Norte, por poner un ejemplo, hay plazo hasta el 12 de noviembre para computar los votos emitidos este martes antes del cierre del comicio.

 

Elecciones en EE.UU.: En busca de los votos perdidos del Correo Postal

teleSUR

El Servicio Postal admitió que unos 300.000 votos por correo se dieron por recibidos sin que se les diera salida.

El juez federal Emmet G. Sullivan, de Washington, ordenó este martes, en medio de las elecciones presidenciales, intervenir las oficinas postales de varios estados, para asegurar que todos los votos por correo sean enviados a tiempo.

La resolución se centra en los nueve estados considerados clave en estos comicios, donde los sondeos muestran un resultado ajustado o en los que la historia no da siempre la victoria al candidato de un mismo partido. Esos estados son La Florida, Pensilvania, Michigan, Carolina del Norte, Ohio, Wisconsin, Iowa, Arizona y Minnesota.

El detonante de la normativa contra el Servicio Postal es debido por las medidas de reducción de costos que ralentizaron la entrega por correo este año y plantearon preocupaciones de que las boletas por correo no se entregarían a tiempo.

La pandemia condujo al voto a través del correo postal

La medida de votar a través de los correos postales viene dado luego del recrudecimiento de la pandemia en los Estados Unidos (EE.UU). Un récord histórico de más de 100 millones de electores emitió su elección de forma anticipada, con un elevado empleo de la variante de correo para ejercer el derecho a sufragio.

Datos recientes muestran que la entrega de correo a tiempo en algunas partes del país ha caído a niveles más bajos que en julio, cuando millones de estadounidenses pasaron días, incluso semanas, sin correo.

Según la organización US Election Project, al menos 65 millones de estadounidenses votaron por correo en estas elecciones.

Detrás de los votos perdidos

El Servicio Postal de EE.UU admitió este martes que unos 300.000 votos por correo en todo el país se dieron por recibidos sin que se les diera salida. El extravío de esa cantidad de votos, equivalente a la mitad de la población de Wyoming, alarmó a las organizaciones defensoras de los derechos de voto.

El director general del Servicio Postal, Louis DeJoy, nombrado por el presidente Donald Trump, adoptó hace unos meses una serie de medidas que afectaron los tiempos de entrega del correo, algo que fue duramente criticado en vista de la proximidad de las elecciones.

Las últimas encuestas dan a Joe Biden una ventaja de 7.2 puntos sobre Donald Trump a nivel nacional. Sim embargo, en algunos de los estados más competidos su ventaja apenas supera el margen de error, por lo que la elección del Presidente dependerá de los resultados de un puñado de estados considerados como “bisagra”.

Respuesta del Servicio Postal estadounidense

El Servicio Postal anunció que no puede cumplir con la orden de un juez federal de revisar los centros de procesamiento en busca de votos con el argumento que hacerlo perturbaría sus operaciones durante la jornada electoral.

Además, la agencia indicó que ha realizado revisiones diarias en sus 220 instalaciones que manejan correo electoral y planeaban realizar búsquedas adicionales horas antes del cierre de los centros de votación el martes.

 

Protestas en Nueva York tras la jornada electoral en EE.UU.

RT

Este miércoles 4 de noviembre manifestantes salieron a las calles de Nueva York en medio de la incertidumbre por los resultados de las elecciones presidenciales luego de que los estadounidenses acudieran a las urnas el día de ayer.

Ccientos de personas se tomaron las principales avenidas de Manhattan apoyando la iniciativa 'Count Every Vote' ('Cuenten cada voto') y a manera de llamado a "la justicia, la equidad y la democracia".

Con estas premisas, la ciudadanía neoyorquina alza la voz en defensa del voto en medio de la tensión que rodea la delicada asignación de delegados en el Colegio Electoral, compuesto por 538 compromisarios en representación de todos los estados, quienes votarán el próximo 14 de diciembre para definir al ganador de la contienda presidencial, recoge la agencia EFE.

Otras manifestaciones multitudinarias también se registraron en la noche del martes y la madrugada de este miércoles en otras ciudades de Estados Unidos. En algunas urbes se produjeron enfrentamientos con la Policía y detenciones.

Mundo
Prensa Latina TV.- China confirmó hoy la reanudación de las relaciones diplomáticas con Nicaragua después de que el país centroamericano anunciara la ruptura de sus lazos con Taiwán, activos desde 1990, y rec...
Canal Caribe - Foto: OMS / OPS.- Mientras varios países cierran fronteras para impedir la entrada de la variante ÓMICRON, la iniciativa COVAX intenta entregar un mayor número de vacunas en una carrera contra reloj. Por su parte, ...
RT en Español.- Rusia acusa a Occidente de llevar a cabo una guerra de información al responsabilizar a Bielorrusia de agravar la crisis migratoria y ocultar los datos sobre otros flujos migratorios en Europa, así lo denunci&oacu...
Lo último
Unidad y unanimidad en Cuba
El ojo que TV.- Unidad, unanimidad... ¿Son la misma cosa? ¿Quiénes son parte de la unidad? ¿Hay fracturas? ¿Cuáles? ¿Qué pasa cuando mi proyecto individual no es compatible con el proyecto de pa...
Ver / Leer más
La Columna
¿Golpe Suave en desarrollo en EEUU?
Las memorias de Daniel.- ¿Hay un Golpe Suave en desarrollo en EE.UU.? Importantes analistas y figuras prominentes de la política de ese país piensan que si. Para 2025, la democracia estadounidense podría colapsar, causando...
La Revista