Ariel Pazos -Cubasí.- Un grupo de personas apartadas de los intereses de la mayoría de los cubanos articuló una campaña estéril y en esta ocasión la diana fue una diplomática de la embajada de Cuba en Bélgica, Heidy Villuendas.


Tras sus recientes declaraciones al Parlamento Europeo se construyó, en pocas horas, una operación de descrédito contra ella que incluyó un ataque en las redes sociales. Pero, ¿cuál es la verdad tras este caso de difamación mediática? ¿De qué tácticas se han servido quienes en los últimos días han apostado por eclipsar su imagen?

En primer lugar revisemos el contexto. En las últimas semanas, específicos miembros del Parlamento Europeo, como José Ramón Bauzá, han promovido eventos y encuentros con determinados individuos a los que se les ha presentado como enviados de la sociedad civil cubana. Obviando las proyecciones políticas de esas personas respecto al gobierno, lo cierto es que no fueron escogidas por ningún sector social dentro de la Isla como sus representantes ante ese órgano europeo.

Para explicar que tales interlocutores por la parte cubana no eran legítimos, Heidy Villuendas se dirigió este 18 de febrero, en su condición de funcionaria de exteriores, al Parlamento Europeo. Menos de cuatro minutos le llevó aclarar polémicos asuntos como el bloqueo estadounidense, derechos humanos, sistema judicial, política migratoria y derechos de la mujer en Cuba, tópicos que en esa instancia, en los últimos tiempos, habían sido objeto de análisis escasamente objetivos y fiables.

Pocas horas después cayó sobre ella una avalancha de ofensas y mentiras que han perseguido la deslegitimación de su persona y, por consiguiente, restar credibilidad a sus palabras dirigidas al europarlamento. Cierto youtuber dedicado a difundir mentiras sobre Cuba ha dicho, incluso, que no es una profesional, ocultando que la joven es graduada del Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García”.

La red social Twitter también devino escenario para intentar la desacreditación de la mencionada diplomática. Las métricas de esta plataforma indican que se conjugó, una vez más, el empleo de automatizaciones de cuentas con la replicación indiscriminada de mensajes. El siguiente video proporciona detalles al respecto.

Los mensajes fueron la mayoría de las veces carentes de un verdadero contenido. En su conjunto, los textos de los tuits realizados en perjuicio de Heidy Villuendas consistieron fundamentalmente en dos cosas:

-menciones provocativas a perfiles de instituciones relacionadas con el gobierno y la cancillería cubanos,

-inclusión de frases ofensivas (en forma de etiquetas) contra la diplomática

Mientras la intención de denostar el trabajo de la diplomática se valía de usos poco éticos de Twitter, cientos de cubanos, entre ellos el presidente Miguel Díaz-Canel, transmitieron su apoyo a través de la misma plataforma.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

@DiazCanelB

Una joven diplomática cubana, @HeidyVilluendas, defendió con dignidad y firmeza nuestra soberanía y enfrentó valientemente a los que intentaron manipular y distorsionar la realidad cubana. Orgulloso me siento de nuestros jóvenes. #SomosCuba #SomosContinuidad https://twitter.com/PrensaLatina_cu/status/1229818501075959808 …

La gráfica muestra el flujo de seguidores en Twitter de la diplomática Heidy Villuendas tras el comienzo de la campaña en su contra. Las barras hacia abajo representan usuarios que dejaron de seguirla y las barras hacia arriba, usuarios que comenzaron a seguir su cuenta.

En resumen, a pesar del esfuerzo que despliegan, sus propias ineptitudes y fraudes lo demuestran: quienes despotrican contra Cuba están aislados.

 

Opinión
Gustavo Espinoza M. - Rebelión.- La extensión del Coronavirus, y los daños que infiere a la humanidad, exigen plantear temas del debate que interesan a millones. En todos los continentes y países la COVID 19 asoma como un ...
Daniela Ferrández - O Salto Galiza.- Hace muchos, muchos años, las cubanas se contagiaron con un virus barbudo cuyo foco se originó en Sierra Maestra, extendiéndose pronto por toda la isla. Un patógeno humano que se...
Abel Prieto Jiménez - Cubadebate.- Con este título, “La enormidad de Cuba”, Roberto Fernández Retamar escribió en 1995 un penetrante ensayo sobre el destino de nuestra nación. ¿Cómo es posi...
Lo último
Cuba, la otra cara de la medalla
Gustavo Espinoza M. - Rebelión.- La extensión del Coronavirus, y los daños que infiere a la humanidad, exigen plantear temas del debate que interesan a millones. En todos los continentes y países la COVID 19 asoma como un ...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista